Es noticia
Menú
Cuando un coche rápido no puede evitar que se le escape algo: ¿está Ferrari escondido?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Un test completo de los italianos

Cuando un coche rápido no puede evitar que se le escape algo: ¿está Ferrari escondido?

A pesar de los tiempos finales de Mercedes y Red Bull, el equipo italiano ha cumplido sus objetivos con un buen rendimiento en diferentes parámetros la primera semana

Foto: Carlos Sainz, durante los entrenamientos de pretemporada. (EFE/Alejandro García)
Carlos Sainz, durante los entrenamientos de pretemporada. (EFE/Alejandro García)

Mercedes prepara una gran evolución aerodinámica en Baréin muy diferente a la vista en Montmeló. Red Bull gusta con Adrian Newey de esperar hasta el último minuto antes de saltar al campo, y se espera otro tanto con la última versión del RB18. Sainz confirmó el último día que Ferrari no ha exprimido su nuevo motor. Con cautela todavía, Alpine ha vivido una semana discreta y renqueante. En todo caso, como para aventurar pronósticos.

Pero ¿que Mercedes ha terminado con doblete por delante de Red Bull y la vida sigue igual? Puede, aunque quizás no tanto. Muchas incógnitas como siempre en una primera semana de pretemporada, más si cabe todavía en la presente. No obstante, algunos indicios apuntarían a un equipo que podría estar emboscado. Tiene a un piloto español en sus filas…

Una nueva generación de monoplazas

Mapas de motor, batería, combustible, tipo de neumático usado para el mejor crono… La letanía habitual se amplifica con esta nueva generación de monoplazas, cada uno de su padre y de su madre en términos aerodinámicos para interpretar el reglamento. Máquinas que primero contrastan en pista su rendimiento, algo que solo conocido en el mundo virtual. A continuación se perfila fiabilidad y prestaciones. Sin olvidar que los más potentes pueden tener varias líneas de desarrollo a probar hasta el GP de Baréin.

Sin las herramientas internas de análisis que permiten auscultar a los rivales resulta arriesgado anticipar esas respuestas rápidas que buscan todos. Los tiempos de la tabla de una primera sesión de pretemporada dan alguna pista, pero no fijan esa foto buscada. Ni siquiera se conoce todavía el techo de esta nueva raza de coches, y quién —o quiénes— lo definirá. Ni el límite a una vuelta o las tandas largas de cada monoplaza (aunque Sainz se marcaba una más que decente la última tarde).

George Russell se atrevió a un primer análisis de urgencia al terminar la segunda jornada, aunque más parecía un ejercicio de balones fuera. "Estamos viendo algunas cosas interesantes y para esto están los entrenamientos. Algunos equipos parecen bastante rápidos, uno rojo (Ferrari) y uno naranja (McLaren), en particular, parecen muy, muy competitivos", explicó el piloto de Mercedes. A fin de cuentas, Norris había encabezado la primera jornada superando a quien la había liderado prácticamente toda (Leclerc, con Sainz detrás). El monegasco lideraba la segunda. "Veremos qué podemos hacer entre este test y Baréin". Casualmente, Hamilton terminaba por delante de Russell el último día, aunque con un neumático más blando que el utilizado durante toda la semana por Ferrari.

placeholder El piloto británico Lewis Hamilton. (Reuters/Albert Gea)
El piloto británico Lewis Hamilton. (Reuters/Albert Gea)

Ferrari, a lo suyo

"No estamos por delante en comparación a estos dos equipos", remató Russell. "Parece que tienen las cosas bajo control, están dominando todo y parecen fuertes, con cargas bajas y altas de combustible. Y con la gestión del neumático". Mucha información parecía tener el británico para opinar así. Al menos, hasta donde ha podido conocer este medio, Ferrari no ha rodado precisamente ligero de combustible ni ha tirado del compuesto más blando para mejorar los cronos finales, como sí hicieron McLaren y Mercedes. Superó las 400 vueltas holgadamente con sus dos pilotos, y nadie se acercó a sus 430 vueltas. En el asfalto mojado, Sainz rodó más que bien el viernes. Que el equipo italiano quiera emboscarse en estas fechas no es descartable. Aunque un coche naturalmente rápido no puede evitar que se le escape algo. Pero la prudencia y la experiencia del pasado siempre obliga a tirar de freno de mano. O a seguir su propio programa al margen del resto.

Porque al margen de otros factores de rendimiento, los equipos se han encontrado con un problema inherente a los 'wing car' del pasado, el 'porpoising', o más castizamente hablando, ese rebote del monoplaza en zonas rápidas a medida que se acentúa el efecto ventosa y hace tope cuanto más se acerca al suelo, para elevar de nuevo el fondo del monoplaza. Solucionable, pero requerirá tiempo. Y quien mejor lo solvente en pretemporada, más opciones dispondrá desde la primera carrera. Parece que, en este sentido, McLaren no andaba mal al respecto.

placeholder El español Carlos Sainz. (Reuters/Albert Gea)
El español Carlos Sainz. (Reuters/Albert Gea)

Tropezón de Alpine

¿Y Alpine? El equipo francés también suscita grandes expectativas, sobre todo entre los aficionados españoles, como es lógico. Pero la primera semana ha dejado en suspenso cualquier tipo de pronóstico. Entre Ocon y Alonso acumularon 254 vueltas durante los dos primeros días. Pero con tiempos y ritmo modestos en ambos casos. Alpine introduce una nueva unidad de potencia de estructura muy diferente a la usada desde 2014, con un esquema ya desarrollado por sus rivales desde hace años.

En Montmeló el motor parecía la prioridad de trabajo, con la homologación de unidades de potencia (en materia de rendimiento último) a cerrarse el próximo 1 de marzo. Si el equipo francés rodó con el motor 'capado' a un cierto límite de seguridad, acumuló datos e información. Pero si el viernes elevó ese techo de rendimiento, el monoplaza duró 12 vueltas. De tres días de pretemporada, uno perdido. Y si el motor no fue exprimido, poco cabe saber de momento sobre el potencial del chasis. Quizá en Baréin el panorama sea diferente. Hará falta.

Mercedes prepara una gran evolución aerodinámica en Baréin muy diferente a la vista en Montmeló. Red Bull gusta con Adrian Newey de esperar hasta el último minuto antes de saltar al campo, y se espera otro tanto con la última versión del RB18. Sainz confirmó el último día que Ferrari no ha exprimido su nuevo motor. Con cautela todavía, Alpine ha vivido una semana discreta y renqueante. En todo caso, como para aventurar pronósticos.

Fórmula 1 Montmeló McLaren Red Bull
El redactor recomienda