Adrenalina hasta por las orejas en 'el nuevo circuito Tilke': Jeddah se queda
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Circuito con luces y sombras

Adrenalina hasta por las orejas en 'el nuevo circuito Tilke': Jeddah se queda

Es una pista espectacular a nivel televisivo y para el pilotaje, pero surgen dudas en cuanto a la reaparición de problemas vividos en el pasado

Foto: Circuito de Jeddah. (EFE)
Circuito de Jeddah. (EFE)

Nada menos que 19 circuitos han salido de Hermann Tilke, siempre conocido como 'el arquitecto de Bernie Ecclestone'. Con la creación del nuevo Gran Premio de Sepang en Malasia a comienzos del nuevo siglo casi todos los trazados nuevos incorporados al calendario llevan su sello. Sin Ecclestone al frente de la Fórmula 1, la Fórmula 1 sigue confiando en él. Incluso, imponiendo a Tilke como el responsable del diseño y la construcción de cada nuevo gran premio que se incorpora al campeonato.El circuito de Jeddah no ha sido una excepción.

Aunque sí lo es por sus espectaculares características, que han dejando a todos los pilotos sin respiración a tenor de sus reacciones tras descubrirlo el viernes. De todos los circuitos que Tilke haya construido, probablemente el de Jeddah haya sido el de mayor dificultad por el poco margen temporal concedido para su finalización y la particularidad del terreno donde está situado.

El fastuoso nuevo autódromo lleva también la firma del famoso estudio alemán, aunque en esta caso con una diferencia importante: se trata de la primera obra que tiene como responsable a Carsten, el hijo de Hermann Tilke, que ha sucedido a su padre en la gestión del negocio. A la vista del resultado, puede decirse que el vástago ha heredado muchas de las virtudes del progenitor, pero también algunos de sus defectos.

placeholder Hermann Tilke. (Reuters/Maxim Shemetov)
Hermann Tilke. (Reuters/Maxim Shemetov)

Excelentes trabajos, cuestionables diseños

Es innegable que, en cuanto a calidad, las obras de Tilke son una garantía de trabajo bien hecho. En general, todos sus circuitos envejecen bien y rara vez han presentado errores relevantes en su concepción. Los que han tenido problemas, como el caso de China o de Austin, se deben más a las características pantanosas del subsuelo donde están construidos que a fallos constructivos. Sin embargo, hay que destacar también que, junto algunos circuitos interesantes como Turquía o el propio Austin, de su tablero de dibujo han salido auténticos bodrios como los de Korea o Abu Dhabi. O, peor aún, ha destrozado en su reforma el carácter de pistas míticas como Hockenheim o Fuji.

"Hemos tenido que enfrentarnos a muchos desafíos en varios de los circuitos que hemos construido, pero quizá este se lleve la palma", explicaba Tilke en una reciente entrevista, "hemos tenido menos de un año para hacerlo, 50 semanas concretamente. La dificultad añadida estribaba en hacerlo en una estrecha franja de terreno junto al mar, en lugar de haberlo realizado en cualquier terreno a las afueras de la ciudad. Pero el resultado así es más bonito. El objetivo es que se pudiera ver la ciudad y que los ciudadanos también lo vivan. Y creo que lo hemos logrado".

placeholder Circuito de Jeddah. (EFE)
Circuito de Jeddah. (EFE)

Mucho serpenteo, poca visión

El mérito es enorme por haber finalizado una obra tan imponente en tan poco tiempo. Por lo que pudo verse en las sesiones de entrenamientos libres está bien acabada al no delatarse fallos constructivos. Sin embargo, también pudo comporbarse que va a ser muy difícil efectuar adelantamientos, pues hay un abuso exagerado del trazado serpenteante. De primeras, esto puede resultar muy vistoso ante las cámaras de televisión, incluso del agrado de los pilotos en cuanto a placer de conducción. Sin embargo,Tilke ya pudo comprobar en otro circuito de su manufactura, el de Valencia, los problemas que las rectas con vocación de slalom implican para los adelantamientos.

También parece que no va a ser buena idea, en lo que a seguridad respecta, la secuencia de las curvas 17,18 y 19. El motivo: se rozan los muros de lado a lado a alta velocidad con muy mala visión para el piloto. En caso de accidente, los comisarios de puesto deben ser muy rápidos para desplegar las banderas amarillas; fueron varios los pilotos los que alertaron sobre este posible problema. Así opinó Carlos Sainz sobre este tema: "Obviamente, como piloto, tratas de no pensar en ello, y confías en el trabajo de la FIA (Federación internacional de Automovilismo), que suelen ser muy buenos y precisos a la hora de evaluar estos riesgos. Lo único, -prosiguió el piloto español- es que si hay un choque frente a ti, tres segundos delante de ti, vamos a más de 250 km/h en cada curva, y no hay tiempo de reacción porque los muros nos impiden la visión".

El circuito Gilles Villeneuve de Canadá se enfrenta a una problemática parecida al de Jeddah. Tiene que desarrollar su trazado en una lengua de terreno muy estrecha, pero no tiene estos problemas de visión, aunque a menudo los muros estén también cerca de muchas curvas rápidas. Quizá se haya abusado del número de curvas (nada menos que 27, el que más del Mundial). Hubiera venido bien recordar a Tilke, que, a menudo, es mejor la calidad que la cantidad.

placeholder Gran Premio de Arabia Saudí. (Reuters/Hamad I Mohammed)
https://cms.elconfidencial.com/front/list/Gran%20Premio%20de%20Arabia%20Saud%C3%AD.%20(Reuters/Hamad%20I%20Mohammed)

Errores recurrentes

Tanto Hermann como Carsten Tilke son pilotos amateur y, por tanto, debería suponer una ventaja a la hora de desarrollar trazados. Pero no parece que esta cualidad les haya resultado de mucha ayuda, porque, por ejemplo, siguen repitiendo una y otra vez el error de colocar en los finales de recta una curva en S lenta. Es evidente que es el tipo de curva que con mayor facilidad va a permitir a los pilotos impedir los adelantamientos; basta proteger el interior y alargar la frenada para no dar opción al piloto perseguidor. El final de recta de Monza y el choque entre Verstappen y Hamilton es el ejemplo de lo desaconsejable de este tipo de curvas en frenadas después de largas rectas.

Los pilotos de momento, preocupaciones de seguridad aparte, están muy contentos con el resultado y reconocen que les gusta mucho el trazado. Sin embargo, hasta que veamos cómo se desarrolla la carrera, no habrá un verdicto del circutio. Lo que está claro es que, sea bajo el mando del padre o del hijo, en los 'tilkódromos' siguen a Julio Iglesias: 'La vida sigue igual'.

Fórmula 1
El redactor recomienda