Es noticia
Menú
Lewis Hamilton vs Max Verstappen: ¿habrá cambio de guardia histórico en la Fórmula 1?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL DUELO EN SU PUNTO ÁLGIDO

Lewis Hamilton vs Max Verstappen: ¿habrá cambio de guardia histórico en la Fórmula 1?

La historia de la Fórmula 1 tiene siempre puntos álgidos, temporadas míticas en las que se produce el gran choque entre el veterano y el aspirante. El 2021 es el mejor ejemplo

Foto: Lewis Hamilton y Max Verstappen
Lewis Hamilton y Max Verstappen

Es ley de vida. Por genio y dominante que sea en su categoría, cualquier piloto tendrá que enfrentarse a ese aspirante que le iguala en talento y le supera por juventud u otras cualidades desconocidas hasta ese momento. Dependerá del tiempo que transcurre hasta que el aspirante afila esas nuevas armas o adquiere la experiencia suficiente como para que la veteranía ya no marque diferencias.

Es una historia vista una y otra vez, duelos legendarios que encumbran al olimpo de la Fórmula 1 a sus protagonistas. Así fue desde que Juan Manuel Fangio cediera el testigo a Stirling Moss, Niki Lauda a Alain Prost, Ayrton Senna al propio Prost o Michael Schumacher a Fernando Alonso. Con la tremenda igualdad de monoplazas entre RedBull y Mercedes este año, está en juego algo más que un simple título mundial: la corona que puede marcar ese cambio de guardia generacional y el triunfo de una de esas batallas míticas que marcan con letras de oro la historia de la especialidad.

placeholder Muchos describen a Tazio Nuvolari como el mejor de la historia y ni siquiera corrió en Fórmula 1. Distintas épocas son incomparables
Muchos describen a Tazio Nuvolari como el mejor de la historia y ni siquiera corrió en Fórmula 1. Distintas épocas son incomparables

No existe el mejor piloto

Lewis Hamilton ha dominado estos últimos años como nadie lo hiciera con anterioridad. Aunque sus números eclipsan a cualquier piloto que haya competido en Fórmula 1, es absurdo comparar si es mejor que Max Verstappen o cualquier otro piloto de la historia. Comparar épocas diferentes es comparar peras con manzanas. Hoy día se corre en un año casi el triple de carreras que en los años cincuenta. Hoy día también las trayectorias deportivas son muchísimo más longevas porque, afortunadamente, los accidentes rara vez tienen consecuencias fatales.

Lo apropiado sería quizá denominar qué piloto es el mejor de su época. Pero quién es el más grande de su época es un ejercicio subjetivo, porque no hay que olvidar que la grandeza siempre se mide por el poderío del rival. Son los duelos entre colosos los que otorgan la verdadera grandeza, y más si el choque se produce entre dos fueras de serie en su plenitud, marca también un cambio de paradigma o el cambio generacional. La historia del tenis no se entendería sin esos duelos entre Borg y McEnroe, el golf entre Nicklaus y Ballesteros, las motos entre Agostini y Roberts, el ciclismo entre Delgado e Indurain

A menudo el cambio de guardia no es una simple cuestión de edad, sino de cambios de paradigma en la técnica, en el uso de los materiales, la preparación física y mental, etc. Aunque Lewis Hamilton tenga 12 años más que Max Verstappen, el posible cambio de guardia no se produciría por un declive de facultades del piloto británico, sino quizá en esta ocasión podría ser, por ejemplo, a través de la fortaleza mental. Con solo 25 años Verstappen sólo piensa en conducir, a diferencia de su rival que tiene en mente cada vez más cuestiones extradeportivas. Pero repasemos algo de historia para encontrar situaciones similares en el pasado.

placeholder El 'Chueco' supo después después de su mejor carrera, que jamás volvería a asumir los mismos riesgos y cedió el testigo a la nueva generación. (foto maserati)
El 'Chueco' supo después después de su mejor carrera, que jamás volvería a asumir los mismos riesgos y cedió el testigo a la nueva generación. (foto maserati)

Duelos legendarios

Tras su mítica victoria en el GP de Alemania de 1957, Juan Manuel Fangio asumió que jamás volvería a tomar los riesgos casi temerarios de aquella carrera, y después de lograr cinco títulos mundiales decidió ceder el testigo a los Stirling Moss, Wolfgang von Trips o Peter Collins, etc. Una ilustre lista de pilotos que sufrieron después graves accidentes que les retiraron de las pistas o directamente les costó la vida. Razones de peso para que el astro argentino cediera el testigo en su momento.

Niki Lauda marcó su época porque, además de ser endiabladamente rápido, era muy meticuloso en la puesta a punto y los planteamientos de carrera. Sin embargo, toda su magia acabó cuando se encontró en su mismo equipo con la horma de su zapato, con el 'profesor' Alain Prost, que además de tener sus cualidades, trajo a la Fórmula 1 la preparación física como un elemento diferenciador clave en el rendimiento de un piloto.

El francés parecía el piloto pluscuamperfecto hasta que apareció Ayrton Senna, que gracias a su formación en el karting y la Fórmula Ford en Inglaterra pilotaba en otra dimensión bajo el agua y en circuitos donde se necesitara precisión milimétrica en las trazadas. El brasileño aportó además una combatividad en el cuerpo a cuerpo poco habitual en la época. Su instinto de ‘killer’ en la pista empezó a distanciarle definitivamente del resto, hasta que apareció otra horma de su zapato tanto en su talento como en ambición sin límites: Michael Schumacher.

Schumacher, otro nivel

Schumacher pilotaba con una dureza que desconcertó hasta el más duro de la época como era Ayrton. Los avances en medidas de seguridad, redoblados después del fallecimiento del mito brasileño, agudizaron aquel estilo rayano en la antideportividad del piloto alemán. Pero sería injusto simplificar con Schumacher. Aparte de elevar aún más los niveles de preparación física, fue el primero en crear el concepto del equipo total girando alrededor de su figura.

Con ‘Schumi’, por primera vez los neumáticos, la entrega de potencia del motor, las características del chasis, etc. todo estaba específicamente construido a la medida de un piloto. Propició que nadie le hiciera sombra por mucho tiempo hasta que allá por 2005 apareciera un chaval asturiano, de nombre Fernando Alonso , que en el circuito de Suzuka demostró que estaba dispuesto a jugarse la vida en la temible curva 130R.

placeholder Ayrton Senna, eclipsó al piloto mas perfecto de la historia hasta ese momento: Alain Prost.
Ayrton Senna, eclipsó al piloto mas perfecto de la historia hasta ese momento: Alain Prost.

La generación del simulador

Alonso no solo tenía las cualidades de Schumacher, el plus de asimilar más riesgos. El piloto español también aportó su cambio de paradigma al ser el primer campeón que ya su entrenaba y planificaba obsesivamente las carreras con el uso del simulador. Cuando Schumacher regresó a la competición mantenía el talento y la forma física, pero sus carencias frente a la generación que comenzó a usar los simuladores quedaron al descubierto.

Lewis Hamilton y Max Verstappen son un compendio de las virtudes de todos los mitos del automovilismo que les han precedido. Nos quedan dos carreras para descubrir si estamos ante un simple cambio de guardia generacional o Verstappen aportará algún paradigma nuevo que a estas alturas de su carrera le resulte ya inalcanzable a Hamilton. En cualquier caso, queda claro es que esta maravillosa temporada 2021 encumbrará sin duda a ambos como ‘los mejores de su época’.

Es ley de vida. Por genio y dominante que sea en su categoría, cualquier piloto tendrá que enfrentarse a ese aspirante que le iguala en talento y le supera por juventud u otras cualidades desconocidas hasta ese momento. Dependerá del tiempo que transcurre hasta que el aspirante afila esas nuevas armas o adquiere la experiencia suficiente como para que la veteranía ya no marque diferencias.

Max Verstappen Lewis Hamilton Fórmula 1
El redactor recomienda