El día que un piloto chino cumplió su sueño en el coche de su ídolo, Fernando Alonso
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Guanyu Zhou ocupó el puesto del español

El día que un piloto chino cumplió su sueño en el coche de su ídolo, Fernando Alonso

Alpine subió al monoplaza de Alonso al único piloto chino con opciones de competir en la Fórmula 1. La jornada se dedicó a conocer el comportamiento del A521 con neumáticos más blandos que la pasada semana

Foto: Guanyu Zhou animaba a Fernando Alonso de pequeño en China. Ayer rodó por primera vez en un fin de semana de Gran Premio con su monoplaza
Guanyu Zhou animaba a Fernando Alonso de pequeño en China. Ayer rodó por primera vez en un fin de semana de Gran Premio con su monoplaza

Un segundo fin de semana en el mismo circuito no provoca grandes expectativas en el terreno deportivo. De aquí que Alpine aprovechara la ocasión. No siempre se baja -aunque sea por una hora- a un piloto del calibre de Fernando Alonso, y más excepcional si cabe que sea para ceder su monoplaza a un piloto chino. Quién se lo iba a decir al propio Guanyu Zhou, quien recordaba tras su debut cómo había cerrado el círculo. De pequeño animaba a Fernando Alonso con su bandera en el GP de China. Ayer rodaba con su monoplaza en el Red Bull Ring.

Alpine (antes la Renault Academy) está nutriendo a un joven grupo de talentos entre los que se encuentra Guanyu Zhou, el único piloto chino con opciones de llegar algún día a la Fórmula 1. El mercado más grande del mundo aún no ha tenido un representante de nivel para ello. El escaparate y cobertura en China que ha supuesto el tiempo en pista de Zhou posiblemente haya rentabilizado una parte de la inversión realizada estos últimos años en su carrera.

Alonso abrazó a Zhou y le felicitó al final de la sesión. "Desde que empezó la semana había mucha presión sobre mis hombros", declaraba el chino antes de salir a la pista, "en China todo el mundo está pendiente, más que en los grandes premios. Tengo que hacerlo bien y sin errores, cuidar el coche de Alonso, llevándome al límite, y no solo disfrutando". Pero Zhou debutó con un más que digno papel. Efectivamente, un incidente con el monoplaza del español habría condicionado el resto de la jornada.

El español retomaría el turno en la segunda sesión de libres como si nada. De nuevo terminó entre los diez primeros, por delante de Esteban Ocon. Salvo la lluvia o una carrera aleatoria y movida, nada indica que el equipo francés vaya a escaparse de la franja de rendimiento de la pasada semana. Para Fernando Alonso rascar puntos será de nuevo un éxito.

"Lo hizo a la perfección"

De aquí que Alpine se permitiera el lujo de aprovechar la primera sesión para hacer debutar en gran premio a Guanyu Zhou. China solo ha tenido hasta el momento un representante en la Fórmula 1, Ma Quing Hua, quien rodó en algunas sesiones de libres con el equipo español HRT y Caterham. Pero ningún piloto chino ha tomado parte oficialmente en una carrera de Fórmula 1. En su caso, Zhou ya había acompañado a Alonso en el test de jóvenes pilotos de Abu Dabhi a finales del año pasado. En el Red Bull Ring, sin embargo, terminó la sesión en una digna decimocuarta posición, sin cometer errores, con buen ritmo desde los primeros minutos, y dejando una grata impresión. “No esperaba tener la velocidad tan pronto, y hubo un buen ritmo con los medios”, declaraba al terminar su debut. “Me sentí bien, y ganando confianza en cada vuelta. Espero que todo el mundo haya estado orgulloso, y tener más momentos como este más adelante en mi carrera”. Fernando Alonso reafirmó el sentir del equipo: "Hizo los libres a la perfección, cogiendo ritmo poco a poco, nada estresado en una sesión que no fue fácil porque había mucho tráfico, con la simulación de salidas al final. Lo hizo muy bien"

Durante su trayectoria Zhou no ha roto moldes en categorías inferiores, pero desde la Fórmula 3 ha rodado en los grupos de cabeza, y en la actualidad lidera la Fórmula 2. Es el único piloto chino con formación y experiencia para dar el salto a la Fórmula 1. Su debut en el Red Bull Ring contribuyó a mejorar su imagen para el futuro y si, lograra el título y un buen apoyo económico en su país, sin duda Stefano Domenicali y Liberty apoyarán su candidatura para lograr un asiento el próximo año. Un piloto chino representaría uno de los grandes logros comerciales de la Fórmula 1 en los últimos años. Pero en un equipo diferente a Alpine, que tiene la puerta cerrada para algunos años por Esteban Ocon y Fernando Alonso.

placeholder Alonso rodó en la segunda sesión de libres del GP de Austria, pero no tuvo problema para terminar entre los diez primeros
Alonso rodó en la segunda sesión de libres del GP de Austria, pero no tuvo problema para terminar entre los diez primeros

"Aún tenemos que afinar"

En la segunda sesión todo volvió a la normalidad para Alonso. La variable principal para el GP de Austria es la diferencia de compuestos de Pirelli, un escalón más blandos que la semana anterior. Montar un compuesto blando y a continuación uno medio en el mismo monoplaza ya supone cambios de comportamiento, con diferente grado según la personalidad del monoplaza. De aquí que el fabricante italiano -como en Silverstone el pasado año- haya rebajado la dureza de los compuestos frente a la pasada semana. Para los equipos, las dos sesiones de libres tuvieron como objetivo contrastar los cambios. En definitiva, se trataba de conocer el ritmo a una vuelta y en tandas largas con los nuevos compuestos, aunque con temperaturas más suaves. Alguno podría llevarse el domingo una sorpresa si no lloviera, pronóstico que sigue todavía abierto.

¿Pistas por parte de Alpine y sus pilotos? Pocas. Alonso ya prevenía de ello el jueves en caso de ausencia de lluvia. “Fue bueno estar en la pista de nuevo esta tarde, especialmente con el compuesto C5 (el más blando de todos), que no tuvimos la pasada semana”, explicaba el español al terminar la jornada, “probamos algunas vueltas con él tanto en tandas largas como en cortas. Creo que aún tenemos que afinar la puesta a punto del coche, con este compuesto quizás tengamos un equilibrio diferente. Fue una buena sesión para nosotros, y todavía hay más por extrar mañana”. Ocon, por su parte, explicaba que las tandas largas “estuvieron en línea con lo que esperábamos, y necesitamos más trabajo de análisis por la noche”. Un día rutinario en la oficina. Menos para un emocionado Guanyu Zhou, a bordo del monoplaza de su ídolo de la infancia.

Fernando Alonso Fórmula 1
El redactor recomienda