Yuki Tsunoda, la gran joya japonesa de la F1 que no para de decir tacos por la radio
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
PRIMEROS PUNTOS EN SU DEBUT

Yuki Tsunoda, la gran joya japonesa de la F1 que no para de decir tacos por la radio

El piloto de AlphaTauri, de tan solo veinte años, sigue confirmando su singular talento y fue uno de los destacados en el GP de Bahrein. Para Helmut Marko, puede ser el primer campeón del mundo nipón

Foto: Yuki Tsunoda sigue impresionando en la Fórmula 1 cada vez que sale a la pista. Solo tiene 20 años
Yuki Tsunoda sigue impresionando en la Fórmula 1 cada vez que sale a la pista. Solo tiene 20 años

“¡Vamos, me he encontrado con jod….. tráfico!”. Debutante, solo veinte años de edad y en cuatro a la Fórmula 1. Pero el japones Yuki Tsunoda no se mostró precisamente acomplejado en su primera carrera con AlphaTauri. “Siempre intento estar más calmado en cada sesión, porque este es mi punto débil. También de la mentalidad, el año pasado decía muchos tacos y perdía la concentración, así que estoy intentando no decir tantos”. Tsunoda no se disculpaba precisamente por errores de principiante, sino por su florido temperamento debajo del casco. Como se anticipaba ya desde la pretemporada, se convirtió en uno de los grandes protagonistas del GP de Bahrein.

En Japón la afición por la Fórmula 1 es extraordinaria, pero nunca disfrutó de un piloto a la altura de sus entregadas expectativas. Ahora los aficionados nipones ya vibran con la mejor promesa que ha surgido en un país endogámico, automovilísticamente hablando. Tsunoda derrocha su extraordinario desparpajo personal también en la pista y rompe los estereotipos del piloto nipón medio. Tiene toque de pelota al volante y carisma. A Helmut Marko ya se le hace la boca agua con una joya nacida en uno de los mejores mercados del mundo, tanto económico como para la Fórmula 1. Y con un motor Honda a la espalda. “En la segunda sesión no dije tacos, así que fue un buen avance respecto a la primera”. Terminó puntuando en su debut, y adelantando en carrera a uno de sus ídolos de la infancia, un tal Fernando Alonso.

El sueño de adelantar a Alonso

Tsunoda ya destacó en la pretemporada, donde logró el segundo mejor tiempo absoluto, aunque con algún truco (activando el DRS antes de tiempo) Para un piloto de tal juventud y corta experiencia en competición, su progresión es asombrosa. Ayudado además por el sensacional arranque de AlphaTauri (y el cañón del nuevo propulsor de Honda). Solo cierta bisoñez impidió que entrara en el Q3 (con los neumáticos medios) tras haberse colocado segundo en el Q1. Pero su sensacional ritmo fue recompensado al puntuar en su primera carrera. 65 pilotos lo han logrado en la Fórmula 1. Pero no cualquier debutante puede presumir de haber superado a Fernando Alonso mientras perdía la virginidad deportiva en un gran premio.

El asturiano rodaba con un monoplaza ya en las últimas, pero Tsunoda se dio un gran lujo personal. “Me emocioné un poco cuando pasé a Fernando”, explicó al final de la prueba, “mi padre es un gran seguidor de Fernando, especialmente de su estilo de pilotaje, a mi padre le encanta cómo pilota. Creo que la primera vez que le vio fue en Suzuka, y decía que en la última curva, en la aceleración, era el mejor de la parrilla”.

Tsunoda explicaba el adelantamiento a Alonso. “En la primera curva confié en su habilidad y me lancé como un cohete. Lo siento, porque venía de lejos, pero fue muy emocionante. Por supuesto, no era el mismo coche (por nivel de rendimiento), pero me hizo muy feliz”. Y luego, las lecciones. “Estuve detrás durante algunas vueltas y aprendí de él cómo gestionar los neumáticos, como pilota en cada curva, y después de pasarle intenté copiarle y durante un par de curvas también era bueno para mi coche”. Su desenfado también vistió el lance en la pista. “Espero no tener que pelear la próxima vez con él, porque quiero estar más adelante en la salida. ¡No quiero decir que Fernando sea malo, pero los coches son diferentes!”. Tsunoda había arrancando cuatro puestos por detrás del español. Incluso en la parrilla se equivocó al colocarse en el cajón de salida que no le correspondía.

"Pronto será una estrella"

Con 1.59 de altura y 61 kilos (Gasly mide casi 20 cm más), el equipo se las vio y deseó para poder adaptar los pedales a sus medidas en el AT02, asiento incluido. En la ceremonia previa a la carrera parecía un niño entre adultos. Nada más lejos de la realidad. Pronto se ha metido a los miembros de su equipo el bolsillo por ese candor y desenfado tan lejano a la introversión del piloto japonés medio que ha llegado a la Fórmula 1 desde los 70, ninguno con un potencial tan extraordinario como el de Tsunoda, En 2018 ganó la Fórmula 4 japonesa. A finales de 2020 ya se subía en un Fórmula 1 tras competir en la Fórmula Europen, Fórmula 3 y Fórmula 2 en los tres últimos años. Nunca un piloto japonés ha causado semejante impresión en la historia de este deporte. Solo tiene veinte años y es un cachondo mental. En su menudo cuerpo tiene arrobas suficientes para convertirse en un 'crack'.

El coronel de ‘boinas verdes’ que es Helmut Marko a la hora de exigir y exprimir a sus pilotos sabe de qué va el tema. “Pronto será una gran estrella en la Fórmula 1”, sentenciaba el austríaco tras la carrera, en la misma línea de pensamiento en su día aplicada también a Max Verstappen. Avaro para el elogio y pródigo en el estacazo, Marko está enamorado de Tsunoda. “En el equipo le quieren, es encantador, y tiene un gran sentido del humor”. Solo había que escucharle el pasado fin de semana ante los medios. Y por la radio de su monoplaza. “¿Puede ser el primer japonés campeón del mundo?”, le preguntaban a Marko: “¡Absolutamente!”.

En la primera vuelta perdió varias posiciones. Adelantó a Alonso, Vettel y Stroll. En la última robó el noveno puesto a Lance Stroll con otro lejano lanzamiento a la piscina. “Me tiré en la última oportunidad, pero decidí que si no le adelantaba, ¡no iba a poder dormir en toda la noche!. Hubiera podido estar más adelante, los primeros puntos están bien, pero hay mucho espacio para mejorar en Imola”. Los aficionados nipones aún no se creen la estrella en ciernes que tienen con con Yuki Tsunoda. El próximo Gran Premio de Japón será una locura.

Helmut Marko Fórmula 1 Fernando Alonso
El redactor recomienda