EL ESCENARIO DEL PROXIMO GP DE PORTUGAL

Portimao, el circuito que excitaba a Pedro de la Rosa: "¡Joder!¡ Adrenalina a tope!"

La F1 no había llevado grandes premios a Portimao, un trazado de singular naturaleza por su orografía. Pedro de la Rosa conoce la pista de primera mano y explica sus atractivos

Foto: Por primera vez en 25 años, la F1 vuelve a Portugal, al Autodromo Internacional do Algarve (EFE)
Por primera vez en 25 años, la F1 vuelve a Portugal, al Autodromo Internacional do Algarve (EFE)
  • ¿Un gran premio de Fórmula 1 en el Algarve, en la esquina oeste de Europa? Pues sí, pero no en un circuito cualquiera. Porque el escenario del próximo Gran Premio de Portugal puede dejar a pilotos, aficionados y espectadores con la boca abierta ante la singularidad que supondrá ver rodar a los monoplazas más veloces de la Fórmula 1 en un trazado de configuración única.

Pedro De la Rosa fue de los primeros pilotos en probar el trazado portugués en sus tiempos de McLaren, 2008 y 2009. “Es muy bonito, y le diferencia que tiene unos cambios de niveles espectaculares que dan al piloto una sensación de velocidad brutales. Es como las compresiones y los saltos estilo Eau Rouge, pero en varios puntos. No tan rápido, pero de ese estilo”, explica De la Rosa a El Confidencial a modo de anticipo para explicar un trazado que nunca ha albergado un gran premio de Fórmula 1. El catalán ofrece algunas pistas para el próximo fin de semana. "Es un circuito del que salías con la adrenalina a tope, de decir ¡joder macho!, porque te tirabas en un cambio de rasante, frenabas pasado, no veías la curva.... Creo que visualmente será bestial para el espectador, y para el piloto era como una montaña rusa”.

De la Rosa y Lewis Hamilton probaron con McLaren en Portimao 2n 2008 y 2009. El catalán explica a El Confidencial la pista lusa
De la Rosa y Lewis Hamilton probaron con McLaren en Portimao 2n 2008 y 2009. El catalán explica a El Confidencial la pista lusa

Veinticinco años después

Portugal ya albergó 16 carreras del Campeonato del Mundo desde 1984 a 1996, pero en Estoril. Veinticinco años más tarde, el país vecino recupera la Fórmula 1, aunque por circunstancias excepcionales. El Autodromo Internacional do Algarve recibió la licencia de Grado 2 cuando la Fórmula 1 utilizó sus instalaciones para la pretemporada 2008, pero no fue hasta octubre del pasado año cuando recibió el Grado 1 que habilita la celebración de grandes premios. Quienes descubran el trazado portugués en los próximos días quizás se sorprendan de no haya albergado antes a la Fórmula 1 en competición.

La relativamente benigna situación de Portugal -las cifras de positivos en el Algarve han sido muy bajas- y las actividades comerciales que mantienen sus organizadores en la pista permitieron poner en marcha planes para segregar diferentes actividades desde el punto de vista organizativo. Su paddock de 72.000 metros cuadrados permitirá mantener los protocolos imprescindibles en estos tiempos de Covid-19. Además de la Fórmula 1, Portimao ha albergado seis competiciones automovilísticas diferentes durante estos pasados meses.

La F1 llegó a Portimao en 2008, y el récord todavía está en manos de Sebastian Buemi (EFE)
La F1 llegó a Portimao en 2008, y el récord todavía está en manos de Sebastian Buemi (EFE)

"En medio de la curva, ¡zas!"

“No sé que tal quedará visualmente por la tele, pero para los pilotos es muy agradecido”. La “montaña” rusa de la que hablaba De la Rosa se adapta a un escenario natural con oscilaciones y numerosos cambios de altitud, orografía que propicia curvas ciegas y cambios de rasante. "Cuando estuve allí el asfalto era tremendamente deslizante, era tan baja la adherencia que si llovía se encharcaba porque no había porosidad, era como el asfalto de un parking”. Pero el circuito ha sido reasfaltado recientemente y sus famosos baches han desaparecido, lo que permitirá mayor fluidez y velocidad si cabe.

La plasticidad en las evoluciones de los monoplazas en un trazado de esta naturaleza será uno de sus grandes atractivos para el espectador, y visualmente se espera una extraordinaria sensación de velocidad. El récord actual está en 01:27,987, logrado por Sebastien Buemi con un Red Bull en enero de 2009. Las simulaciones con los actuales monoplazas apuntan a tiempos en torno al 1.14, una barbaridad para un trazado sinuoso y oscilante de 4.684 metros (en su versión de F1).

El trazado de Portimao está repleto de curvas ciegas y cambios de rasante, recogiendo la naturaleza del terreno
El trazado de Portimao está repleto de curvas ciegas y cambios de rasante, recogiendo la naturaleza del terreno

"No será fácil adelantar

“A nivel de reglajes no va a ser nada especial, hay mucha frenada y curva media. Lo que pasa es que hay muchas curvas ciegas que son en desniveles, con cambios de rasante en los que te has de tirar sin ver el vértice, frenas, y en medio de la frenada ¡zas! estás en un cambio de apoyo porque estás en un salto…”, sigue explicando De la Rosa ,“curvas rápidas difíciles hay pocas, porque con la Fórmula 1 actual muchas de las curvas rápidas de Portimao se harán a fondo. La única, la de entrada de recta que será de ‘uy uy uy’”, pero con los monoplazas actuales a lo mejor es a fondo ya”.

Con semejantes variaciones orográficas y tipo de curvas ¿Habrá más lugares propicios para el adelantamiento? “Adelantar creo que será difícil, muy difícil, porque el único punto va a ser el de final de recta. Si la curva de entrada en recta es a fondo sin problemas facilitará el adelantamiento en la curva 1. Si i es de ‘uy uy uy’, olvídate ya. Pero no va a ser un circuito de adelantamiento fácil, la parte interior va a ser difícil, porque las frenadas no son muy largas. El cambio de rasante también lo hará difícil”.

"Un soplo de aire fresco"

Otro de las particularidades de Portimao es su climatología, lo que podría dar más alicientes si cabe a un trazado tan singular. “A mí me granizó, y hice algún trompo inhumano, parecía que estaba en sobre una capa de nieve, a duras penas pude entrar en boxes. Así que puedo decir que he conducido bajo lluvia, una tormenta de arena en Bahrein. y el granizo de Portimao. Siempre que he ido a esta pista ha llovido, y parece que el tiempo no va ser bueno”.

Sin embargo, para De la Rosa, la experiencia de la actual temporada con los condicionantes del Covid-19 está propiciando algunas sorpresas bienvenidas, y Portimao puede ser una de ellas: “Me gustan los cambios, lo que hemos aprendido este año es que estos circuitos, como Nurburgring, que parecía que se quedaban desfasados, son positivos, son un soplo de aire fresco. Por ejemplo, Mugello, que era de curvas rápidas y no iría bien para adelantar… Se ha descubierto que los peraltes de la curva una y dos de Mugello permitían muchas trazadas, y adelantamientos. Hemos aprendido lecciones de que la teoría decía una cosa, pero se ha equivocado. Al final, en los circuitos de la vieja guardia ha habido más adelantamientos que en los de nueva creación estilo Tilke”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios