el asturiano fue 25º y el catalán 6º

El preocupante bajón de Fernando Alonso mientras Álex Palou brilla en Indianápolis

Llegaron malas noticias para Fernando Alonso en el ‘Fast Friday’. El español acabó en una decepcionante 25º plaza y su monoplaza dejó muchas dudas. Quien sí causó sensación fue Álex Palou

Foto: Fernando Alonso durante el 'Fast Friday' de las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)
Fernando Alonso durante el 'Fast Friday' de las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)

Llegaron malas noticias para Fernando Alonso en el ‘Fast Friday’. El 'Fast Friday' es el tradicional día previo a la clasificación de Indianápolis. Una jornada donde se alcanzan las velocidades más altas porque los pilotos preparan la clasificación con cuatro vueltas lanzadas que hacen de forma individual. Unas vueltas en las que Alonso no mostró el nivel de los anteriores días. El español acabó en una decepcionante 25º plaza y su monoplaza dejó muchas dudas después de su accidente el día anterior. Nada parecía como los dos primeros días de entrenamiento. Quien sí causó sensación fue Álex Palou que firmó la sexta mejor marca y aspira al top nueve. "Vamos a por el Fast 9'" confesó el piloto catalán a El Confidencial.

2 horas hubo que esperar para que Fernando Alonso saliera a la pista y completara sus primeras cuatro vueltas lanzadas. El asturiano se colocó en su primer intento el 27º con una marca de 366,8 km/h. Una primera tanda de cuatro vueltas que fue discreta. Pero tampoco se esperaba en esta caso una puesta en acción fuera de lo normal como en los días anteriores, ya que en los primeros instantes lo más importante era conocer el estado del McLaren después de las reparaciones con el objetivo de escoger el mejor reglaje de cara a la clasificación.

Pero en la segunda parte de los entrenamientos la mejora esperada no llegó. El asturiano pudo completar, en cierta medida, el trabajo que tenían planeado para preparar las 500 Millas de Indianápolis, pero el ritmo no fue el esperado. En los últimos minutos de sesión pudo mejorar ligeramente su marca hasta alcanzar la 25º posición. El asturiano quedó lejos de los mejores cuando estaba llevando una semana de entrenamientos ilusionante siempre colocado en el top 10. Su accidente de este jueves pudo pesar en la puesta a punto del monoplaza para este viernes. El equipo debió perder permiso para trabajar por la noche y tener listo el coche del asturiano.

La otra explicación de la caída podrían haber sido los motores. Honda tuvo un dominio absoluto. 14 de las 15 vueltas más rápidas fueron protagonizadas por monoplazas con el motor japonés. Veremos si Chevrolet se ha podido guardar algo de cara a la clasificación. Aún así, con alguna duda se enfrentará Fernando Alonso a la qualy de este sábado. Principalmente en cuanto a rendimiento. Colarse entra los nueve mejores es uno de los objetivos, pero el asturiano ha dado un gran paso atrás en el día previo.

"Vamos a por el Fast 9"

Si Alonso ha sufrido este viernes, otro español era el que brillaba en Indianápolis y se postula para clasificarse en el top nueve del domingo. Álex Palou es una de las sensaciones de la temporada en la Indycar. Su nombre ya no pasa desapercibido para los americanos y muchos no lo sienten como un rookie.

El piloto catalán volvió a demostrar su talento este viernes en un día donde todo el mundo suele poner la carne en el asedor. Clasificó con la sexta mejor marca y ya se postula como uno de los grandes candidatos en pasar el corte en la clasificación de este sábado. Recordar que tan solo nueve pilotos pelearán por salir en la primera plaza este domingo en el llamado ‘Fast 9’. "Muy contento. El coche va muy bien, en las tres prácticas hemos estado en el top nueve y mañana vamos a por el 'Fast 9'. Tenemos un coche con el que podemos hacerlo", comentó Palou a El Confidencial. El propio confesó también como quedó impresionado con las altas velocidades en el trazado americano. "Las velocidades han sido bastante 'heavy'. Pasar de 225 millas a 232 que hemos hecho sin rebufo solo con quitar 'downforce' y de poner caballos ha sido una locura".

Como bien dice Palou, lo de este viernes no ha sido la única nota positiva en Indianápolis. Pese a esa falta de rodaje, el primer día se plantó octavo y ayer dio un paso adelante subiendo hasta el quinto puesto. El propio Palou reconocía que se encontraba mucho más cómodo sin tráfico, pero no sufría en exceso con monoplazas delante. “Me siento realmente bien en el coche desde el primer día, quizá algo menos en tráfico. Tengo que ir ganando confianza día a día”, comentó. “Donde el coche es realmente fuerte es en las tandas largas con combustible", analizó. El piloto español fue el más rápido de todos el jueves si hacemos la media de las 30 vueltas. Las esperanzas de Palou son muchas y ya nadie duda de que pueda hacer un gran papel en las 500 Millas de Indianápolis.

Más rápidos que el año pasado

La gran novedad es que este año se les permitió a pilotos y equipos usar una presión de sobrealimentación superior a la del año pasado. En 2019 se estimó que los motores podrían llegar en el 'Fast Friday' y la clasificación a la cota de los 650 caballos de potencia. Este año, con mayor presión, la potencia estaba por los 700 caballos de potencia. Un salto grande que sirvió para superar la marca del año pasado. Marco Andretti fijó la mejor marca del día en 375,7 km/h. Los motores Honda dominaron las posiciones de cabeza. Conor Daly salvó el día de Chevrolet. El estadounidense colocó a su Chevrolet en las primeras plazas con una marca de 373,9 km/h.

El sábado a partir de las 17:00 horas dará comienzo una clasificación que durará hasta las 22:50. Se determinarán las posiciones entre el 10º y el 33º clasificado, mientras que los nueve pilotos más rápidos accederán a la pelea por la Pole Position, el Fast 9, que se celebrará el domingo. Tanto Alonso como Palou buscarán estar en la sesión del domingo.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios