Acaba con problemas la primera semana de test

La gran preocupación de Ferrari y el doloroso contraste con Mercedes

El tercer día de pretemporada suele ser pronto para sacar conclusiones, pero muy mal lo ha tenido que ver Mattia Binotto, jefe de Ferrari, para sentirse tan inferior respecto a Mercedes

Foto: Ferrari se ha sentido inferior a Mercedes en esta primera semana de pretemporada. (EFE)
Ferrari se ha sentido inferior a Mercedes en esta primera semana de pretemporada. (EFE)

“No soy tan optimista como en la pretemporada del año pasado. Eso significa que los otros son más rápidos que nosotros en estos momentos, aunque es difícil juzgar cuánto. Lo analizaremos, pero no pienso seamos tan rápidos como ellos”. Esta pretemporada se está convirtiendo en constantes toques de atención a Ferrari. Si este jueves, el innovador sistema de Mercedes era la sensación, ver como al día siguiente tu coche se queda parado en la pista es sin duda preocupante. El tercer día de pretemporada suele ser pronto para sacar conclusiones, pero muy mal lo ha tenido que ver Mattia Binotto, jefe de Ferrari, para sentirse tan inferior.

El cambio drástico que Binotto prometió y remarcó en el discurso durante la presentación del coche hace unas semanas en Maranello no se ha visto reflejado este 2020. Después de un 2019 repleto de fallos, tanto de sus pilotos, como de todo el equipo, no hay soluciones. Y por si fuera poco el mal momento actual, sus máximos rivales siguen dando muestras de porque no han tenido rival en esta era híbrida. “Claro que estamos preocupados cuando no eres tan rápido como tú querrías. Pero es demasiado pronto para entenderlo. Estos días han sido importantes, hemos recabado información importante y más importante aún será desarrollar el coche en la buena dirección”, confesó Binotto.

Aferrados al desarrollo

“Creo que Ferrari puede ser un rival de Mercedes si tenemos en cuenta toda la temporada. Quizá en Australia no. He visto que Mercedes y Red Bull han sido muy rápidos en estos primeros días. Nosotros buscaremos rendimiento la semana que viene y en Australia, y ése será el rendimiento de inicio, pero en 22 carreras todo puede cambiar”. Ferrari se aferra al desarrollo durante todo el año para darle la vuelta a un escenario que pinta plateado. La temporada es larga, pero si tiras el comienzo, cuando quieras darte cuenta el Mundial se te ha escapado de las manos y el recuerdo de ello lo tienen bien reciente.

“Nosotros hemos visto los tiempos objetivo. Nunca sabes las cargas de combustible o los mapas motor, de modo que te fijas en los resultados. Creo que no somos tan rápidos como ellos. Es difícil de decir, porque aún no hemos buscado rendimiento ni optimizado el coche con los reglajes adecuados, de modo que la semana que viene lo sabremos mejor”, remarcó Binotto.

Tanto Vettel como Leclerc no han firmado cronos muy competitivos estos días y las palabras de alemán este jueves tampoco desprendían demasiada ilusión. Lejos queda ese “cercano a la perfección” que confesaba la pretemporada pasada. “Hay una evolución, pero ya veremos si es suficiente. Hay un paso adelante respecto al año pasado. Ya tenemos unas cuantas respuestas, pero ahora seguiremos buscando más y daremos más vueltas para explorar el coche y saber que hace lo que le pedimos. Hay mucho trabajo para estar seguro de que estamos perfectos en eso. En el pasado no lo hemos estado”, comentó Vettel. “Tenemos un plan claro de lo que queremos conseguir este año con el coche y creo que va en esa dirección, pero ahora tenemos que explorar el coche por todos lados y ver cómo responde en la pista”, terminó.

La realidad es que si comparamos la pretemporada del año pasado con esta, hay un abismo de diferencia. En 2019 la Scuderia enseñó todas sus cartas desde el primer día, batían los récords de tiempo y todo el mundo alucinaba con el paso por curva del Ferrari. Ahora todo ha cambiado y Binotto ha reconocido que querían hacer las cosas diferentes este año. “Estos tres días nos hemos centrado en entender el coche sin optimizar los reglajes. El año pasado éramos más optimistas a estas alturas porque el tiempo salía fácil. Este año parece un poco más difícil, aunque es verdad que no nos hemos centrado en rendimiento. Parecen muy fuertes, pero no conviene olvidar lo del año pasado”, comentó. “Lo que intentamos estos días es ir a los extremos de los reglajes y trazar la correlación de datos con nuestras simulaciones para así estar preparados y tener una idea clara del coche, entender si hay cosas mal solucionarlas de cara al futuro”.

Vettel sufre y su rival impresiona

Por otro lado, su piloto de referencia tampoco ha empezado con muy buen pie. Aparece enfermo, se pierde el primer día de test, prueba el jueves por primera vez el monoplaza por la tarde y no se encuentra a gusto, y este viernes ve como su flamante Ferrari SF1000 se le quedaba parado tras una hora y media de sesión matinal por un problema en el motor que en la Scuderia han sido incapaces de descifrar.

Y es que mientras Ferrari se lamenta, Mercedes trabaja ya en el set up de su coche y se convierte en la sensación de la pretemporada gracias a un revolucionario sistema en su volante. No hay relajaciones a pesar de su dominio y siguen dejando pruebas de porque han sido los mejores durante tanto tiempo.

El equipo que más kilómetros hace, innovaciones revolucionarias (DAS), siempre al límite del reglamento y baten el récord del circuito en el tercer día. Los de la estrella firmaron un espectacular segundo día de sesión superando los 180 giros y el tercero han enseñado los dientes y metido el miedo en el cuerpo a toda la parrilla con una vuelta estratosférica de Valtteri Bottas. Es cierto que todavía es pronto para sacar conclusiones y en la segunda semana todo puede cambiar, pero de lo vivido esta primera semana de pretemporada, Ferrari tiene poco donde rascar y dejará muchos quebraderos de cabeza en Maranello.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios