Dio una lección de gestión de neumáticos

Cómo la gran virtud de Carlos Sainz se convirtió en su perdición en Estados Unidos

Un toque con Albon en la salida lo complicó todo para el español y la gestión de los neumáticos se convirtió en una clave que manejó a la perfección, pero sin premio final

Foto: Carlos Sainz tuvo un duro Gran Premio de Estados Unidos. (Carlos Sainz)
Carlos Sainz tuvo un duro Gran Premio de Estados Unidos. (Carlos Sainz)

"Ha habido que trabajar mucho". El Gran Premio número 100 en la Fórmula 1 de Carlos Sainz se convirtió en una carrera dura y rocosa. Un toque con el piloto de Red Bull Albon en la salida lo complicó todo y la gestión de los neumáticos se convirtió en una clave que el español manejó a la perfección, pero que acabó convirtiéndose en su perdición. McLaren optimizó al máximo la gestión de una prueba en la que ya no fue un holgado cuarto equipo de parrilla. Carlos Sainz tuvo que conformarse con la octava plaza en Estados Unidos por detrás del Renault de Ricciardo y de su compañero de equipo, Lando Norris.

"Ha habido que trabajar por culpa de una salida en la que me he quedado sin espacio. Me ha tocado Albon y he perdido todas las opciones de terminar sexto o séptimo. Las salidas son así, a veces pasan estas cosas y hoy me ha tocado a mí". Porque en la primera curva, uno de los mayores perjudicados fue el español. Buscó otra de sus grandes salidas pero esta vez, la elección de ir por fuera salió mal. En paralelo con Albon y Charles Leclerc, se quedó sin sitio en la pista y fue desplazado fuera de pista por el Red Bull. Un toque que le hizo caer a la novena plaza y, a partir de ahí, gestionar la carrera acorde a las nuevas circunstancias. "Hay días que sale y días en los que no. Cuando en las salidas se arriesga, hay veces que sale bien y otras que no", señaló. McLaren ganó en Austin casi dos segundos y medio respecto al pasado año. Una progresión enorme que se manifestó en los entrenamientos, pero no tanto en el ritmo de carrera.

La obra maestra de Sainz

La carrera se puso cuesta arriba detras de Pierre Gasly, al que ganó la posición con un undercut'. Pero ya quedó descolgado. "El primer stint, detrás de Gasly, ha sido regular. Hemos tenido que parar pronto para intentar adelantarle en boxes”. A partir de ese momento, se trataba de cuidar el neumático para hacer valer la estrategia de una parada. Muy delicada y con grandes riesgos. De hecho, con Lando Norris, el equipo tuvo que cambiarla, porque había desgastado sus neumáticos más que Sainz. A la postre, una bendición para el británico.

Tom Stalllard le iba animando por la radio ante su tacto con la goma. Pero el español pidió a McLaren ir a dos paradas para intentar mejorar su posición, pero los de Woking decidieron optar por esa estrategia con el británico, quien rodaba por delante. “Después de la primera parada he conseguido tener una buena degradación. Me apetecía ir a las dos paradas, pero el equipo ha preferido darle a Lando esa oportunidad cuando estaba justo tras él. Yo sabía que las dos paradas era más rápido y lo he pedido”, confesó. “Con las duras, sabía que era un final muy largo, pero el equipo ha hecho bien en partir las estrategias". El español firmó una obra maestra por como mantuvo hasta el final las gomas duras. Algo que no pudo decir Norris.

Renault fue más fuerte

McLaren acertó con su estrategia, dadas sus circunstancias y ritmo de carrera. “Probamos las dos paradas y nos quedamos a menos de un segundo, eso fue un poco más frustrante. Pero aparte de eso estoy contento", confesó Norris. Aun así, McLaren salió reforzado de un fin de semana clave para la lucha en el mundial de constructores, en un domingo donde Renault y Toro Rosso estiuvieron más cerca. Algo que sorprendió al español, sobre todo por las diferencias que tenían el sábado. "Toro Rosso está yendo muy rápido este final de temporada. Renault también va muy bien en carrera, no sabemos por qué, pero en carrera no les metemos ese medio segundo que les metemos en los clasificatorios. Hay que seguir aprendiendo y ver qué podemos seguir haciendo con eso", expresó Sainz para terminar.

"Su ritmo fue mejor que el nuestro hoy", confesó Norris. "Obviamente ayer éramos el equipo más rápido, pero en el ritmo de carrera ya esperábamos que fueran más fuertes que nosotros, especialmente con las condiciones del viento y demás. Así que no me sorprendió que Ricciardo fuera capaz de superarme. En algún momento lo estaba esperando". Por el momento, McLaren mantiene una holgada ventaja de 38 puntos sobre la escudería francesa a falta de dos carreras.

Sainz, por su parte, afronta un intenso final de temporada para la clasificación final. Albon está ahora a cuatro puntos con un Red Bull inalcanzable. Gasly sigue pegado por detrás. El objetivo más realista del español será aguantar esa la séptima posición que ahora ocupa frente a Gasly, y consolidar a McLaren como el cuarto mejor equipo de la parrilla. Un gran éxito, considerando de donde venían el pasado año a estas alturas.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios