Gran resultado, pero superado por Norris

El punto negro de Carlos Sainz en el resultado perfecto e inesperado de McLaren

Tanto Norris como Sainz entraron en la Q3 con holgura y colocaron a los dos monoplazas por detrás de las tres escuderías grandes en un circuito donde todo el equipo esperaba sufrir

Foto: Carlos Sainz durante la clasificación del Gran Premio de Hungría. (EFE)
Carlos Sainz durante la clasificación del Gran Premio de Hungría. (EFE)

"El resultado es perfecto para el equipo. Séptimo y octavo es una gran noticia". Carlos Sainz tiene claro que McLaren no ha podido hacer mejor su trabajo este sábado en la clasificación del Gran Premio de Hungría de Fórmula 1. Tanto Lando Norris como el piloto español entraron en la Q3 con holgura y colocaron a los dos monoplazas por detrás de las tres escuderías grandes (Mercedes, Red Bull y Ferrari) en un circuito donde todo el equipo esperaba sufrir. El madrileño se quedó con el pequeño resquemor de acabar por detrás de su compañero de equipo. Partirá desde la octava plaza.

"Sobre todo en un circuito como este, de curvas lentas, en el que el viernes pensábamos que íbamos a ir mal. Hicimos un cambio en los reglajes y hemos acertado", explicó. Hungaroring era una cita que dejaba malas sensaciones en Woking. El mayor déficit del MCL34 es el paso por las curvas lentas y este fin de semana llegó con unas cuantas mejoras para combatir ese oproblema. Al final parece que todo salió a la perfección en una clasificación que, como dijo Sainz, es una de las más importantes de la temporada por la imposibilidad de adelantar. "Aquí es muy importante el puesto en parrilla. Sin embargo no hemos hecho largas tandas por la avería de los Libres 1. Vamos a intentar hacer una buena carrera, aunque vamos un poco a ciegas", comentó

"Hemos empezado con un poco de problemas de equilibrio en el coche. Luego tuvimos trafico en la Q1. Pero poco a poco hemos ido mejorando", dijo en Movistar F1 sobre la sesión de clasificación. "Quizás ha faltado un poco de ritmo para hacer una vuelta perfecta. Pero hacer un 1:15.8 cuando tocaba no está mal", agregó Sainz. El madrileño se quedó con ese crono a menos de una décima de Norris. El británico lleva entonado durante todo el fin de semana y Sainz no ha podido superarle.

"Una buena clasificación", confesó el piloto británico. "En comparación con Hockenheim la semana pasada, fue una buena mejora y es bueno estar de vuelta en la Q3. No fue fácil, pero me sentí en el monoplaza todo el fin de semana y siempre estuve feliz. Gracias al equipo en la pista y a todos en la fábrica. Ahora solo necesitamos convertir nuestro gran resultado en la carrera".

McLaren no para de crecer

A pesar del punto negro de Carlos Sainz este sábado, lo conseguido en clasificación es otro paso más en la buena dirección que está tomando el equipo esta temporada, sobre todo desde la llegada de Andreas Seidl. Hungría es el segundo gran premio esta temporada en que ambos monoplazas acaban entre los ocho primeros en clasificación, lo que se traduce en una oportunidad de oro para seguir ampliando su ventaja por el cuarto puesto en el mundial de constructores.

"Bien hecho a todo el equipo por otra sesión de calificación bien ejecutada", dijo Seidl, director de McLaren. "Es solo la segunda vez este año que logramos llevar a ambos monoplazas al 'top 8'. Carlos y Lando hicieron un excelente trabajo, mejorando progresivamente a través de las sesiones, pero este fue un verdadero esfuerzo de equipo. Colectivamente, el equipo está trabajando increíblemente duro para identificar las limitaciones del monoplaza e idear soluciones. Mejoramos todo el tiempo con actualizaciones del departamento aerodinámico que agregan rendimiento constantemente".

Carlos Sainz seguido de Lando Norris en la clasificación del Gran Premio de Hungría. (EFE)
Carlos Sainz seguido de Lando Norris en la clasificación del Gran Premio de Hungría. (EFE)

La escudería británica tiene en su mano consolidarse aún más en su objetivo. Este sábado se ha sentido la más fuerte de la zona media después del pequeño paso atrás en cuanto a rendimiento en Silverstone y Hockenheim. Ha visto cómo los máximos rivales por esa cuarta plaza se volvían a hundir. Renault vio a Daniel Ricciardo quedarse en la Q1 y a Nico Hulkenberg no entrar en la Q3. Toro Rosso, quinta fuerza en estos momentos, no tuvo el ritmo necesario: sus dos pilotos cayeron en la Q2 y volvieron a la realidad después del sorprendente podio de Daniil Kvyat en Hockenheim.

"Éramos claramente el cuarto equipo más rápido hoy en una pista que, en el papel, no parecía ser particularmente fuerte para nosotros. Por supuesto, nadie gana puntos el sábado, así que tenemos que bajar la cabeza ahora y trabajar duro en la preparación de la carrera. Tenemos un muy buen escenario desde el cual ofrecer un resultado sólido mañana", deseó Seidl. La mayor preocupación en el equipo este fin de semana fue el fallo de sus unidades de potencia en los entrenamientos libres del viernes. Ni Lando Norris ni Carlos Sainz se libraron de esos problemas, y todo ese tiempo perdido podría pasar factura en una carrera en la que tienen en su mano sumar un buen botín de puntos.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios