ross brawn, satisfecho con el gp de australia

La Fórmula 1 no tiene abuela... o por qué se echan tantas flores

Adelantar en la Fórmula 1 actual se ha vuelto complicado y a cuantos menos adelantamientos menos espectáculo. Para solucionarlo se cambió la reglamentación y parece que ha funcionado... o no

Foto: La Fórmula 1 sigue trabajando para buscar el máximo espectáculo. (Reuters)
La Fórmula 1 sigue trabajando para buscar el máximo espectáculo. (Reuters)

Adelantar en la Fórmula 1 actual se ha vuelto complicado y a cuantos menos adelantamientos menos espectáculo. Para solucionarlo se cambió la reglamentación y parece que ha funcionado... o no. Cuando un coche se pega a otro, si no hay una gran diferencia de prestaciones, la pérdida de carga de aerodinámica en los monoplazas hace que sea muy complicado adelantar. Todo esto llegó con el cambio de reglamentación de 2017. Las estadísticas de adelantamientos cayeron un 50% y ahora la F1 está luchando por recuperarse. El Gran Premio de Australia ha sido la primera prueba para ello pero no definitiva. Ross Brawn, director deportivo de la Fórmula 1, aprovechó esta primera cita para echar flores al gran circo por los cambios aerodinámicos. Pero Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, entre otros, se encargaron de cortar el tallo de esas flores en una competición que sigue con problemas.

Brawn dice que encontró que los datos iniciales de las nuevas regulaciones aerodinámicas de la Fórmula 1 son "alentadoras" tras un aumento en los adelantamientos en el Gran Premio de Australia. “A juzgar por el número de adelantamientos en la carrera; 14 este año (6 sin DRS) en comparación con los tres de 2018, las señales iniciales son alentadoras”. La F1 introdujo un conjunto de reglas de aerodinámica con alas delanteras y traseras simplificadas destinadas a mejorar el comportamiento de un monoplaza cuando sigue a otro y en el momento del adelantamiento.En la carrera de apertura de temporada se vio esa mejora en vista del director deportivo del gran circo.

Sin embargo, varios pilotos dijeron que los monoplazas se sentían de forma similar al año pasado cuando seguían a otros. Vettel y Hamilton confesaron que sintieron las mismas vibraciones en el coche cuando se acercaban a otro piloto. Un pequeño toque de atención a la F1 para que siga mejorando aunque Ross Brawn ya se ha escusado. "La pista australiana no es la prueba más precisa, por lo que preferiría esperar al menos otras tres carreras antes de sacar conclusiones. Sin embargo, este inicio es alentador".

Más problemas que lo aerodinámico

La dinámica de la Fórmula 1 estaba cuesta abajo y en Liberty Media tenían claro que debían mirar a los espectadores y crecer a base del espectáculo en la pista. La temporada pasada muchas de las carreras estuvieron marcadas por los neumáticos y el desgaste de los elementos del motor. Varios grandes premios se convirtieron en auténticas procesiones por el miedo a ese desgaste. Los equipos no se cansaron de pedir el pasado curso que Pirelli fabricara unos neumáticos más blandos, para que tuvieran mayor degradación, algo que a la postre siempre crea grandes y variadas estrategias y hace que las carreras puedan aumentar su interés. Mario Isola, el responsable de Pirelli, también anunció que los italianos esperan más movimiento en pista con su nuevo producto. Las próximas carreras dictarán sentencia.

El Gran Premio de la semana que viene será en Baréin. Una pista donde las altas temperaturas tendrán un papel fundamental en demostrar que, además de lo aerodinámico, también Pirelli ha dado un paso adelante. Por suerte, desde 2014 se realiza en horas nocturnas y bajan las temperaturas. El año pasado la alta humedad también favoreció a los motores y se pudo ver una carrera más atractiva. En Mónaco y Singapur, circuitos urbanos, la Fórmula 1 es donde tiene su mayor cuenta pendiente. En 2018 solo se vieron 11 adelantamientos entre las dos carreras, pero lo más preocupante de todo fue el ritmo excesivamente lento. En la prueba del Principado explotaron las críticas desde los aficionados hasta los propios pilotos. Desde “la carrera más aburrida de la historia” de Fernando Alonso a "La Fórmula 1 va por el camino equivocado” de Hamilton.

Uno de los aspectos donde más ha enfocado su variación el Mundial ha sido en los motores. Este 2019 solo se podrán utilizar tres durante todo el año por los cuatro de la temporada pasada algo que influye negativamente como se pudo comprobar. “El año que viene se pretende reducir aún más el límite de motores. No creo que nadie quiera ver un mundial que dependa de la fiabilidad. Una lucha así sería muy poco emocionante" decía enfadado el británico. "El año pasado los pilotos estábamos más pendientes de administrar el motor que de competir". Al británico no le falta razón, muchas de las carreras se convirtieron en una administración de los elementos del coche lo que provocó esa falta de ataques y velocidad. En eso el Gran Circo no ha puesto solución sino todo lo contrario.

La vuelta rápida. Todo sea por el espectáculo

La última regla que llegó en la víspera de la nueva campaña fue el regreso de un punto extra para la vuelta más rápida que se ofrece a los pilotos que se encuentran dentro de los diez primeros. Inicialmente el cambio se enfrentó a una opinión contraria por parte de los seguidores, pero la realidad es que añadió algo picante para el final de la carrera de este fin de semana, ya que varios pilotos lucharon por el punto adicional que se ofrece. Es una medida clara de la filosofía de Liberty. Buscar una emoción extra que se ha perdido con la escasez de pelea en la pista. Aunque por el momento todo lo que sea añadir espectáculo es positivo en los tiempos que corren.

El punto de bonificación se lo llevó Valtteri Bottas. El piloto de Mercedes cree que "los 21 puntos extra marcarán una gran diferencia en la pelea por el título", mientras que Max Verstappen de Red Bull dijo que puede ser "bastante poderoso". Brawn agregó que "en una carrera en la que las posiciones del podio parecían fijarse desde el principio, la lucha para reclamar ese punto extra, sabiendo que podría ser de vital importancia en las pruebas finales del campeonato, sin duda animará las vueltas finales de la carrera. Eso era exactamente lo que nosotros y la FIA teníamos en mente cuando se nos ocurrió la idea". 2021 es la fecha marcada en rojo para el gran cambio pero por el momento las soluciones irán cayendo a cuenta gotas pero mientras sean positivas bienvenidas sean.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios