Jo ramirez, una leyenda de la fórmula 1

"El problema con Fernando Alonso es que no se integró en McLaren como Hamilton"

El mexicano Jo Ramírez es una de las figuras más queridas y legendarias en la Fórmula 1 por su larga experiencia y personalidad. El Confidencial habló con él en Montmeló

Foto: Fernando Alonso y Lewis Hamilton, hoy, tan amigos. (EFE)
Fernando Alonso y Lewis Hamilton, hoy, tan amigos. (EFE)

Charlábamos con Jo Ramirez en el paddock de Montmeló e hicimos un breve alto en el paseo. A los pocos instantes llegaron unos aficionados, luego otros. Selfies, autógrafos. Y más aficionados. Un matrimonio británico traía un líbro en las manos para que lo firmase, todo un clásico de la Fórmula 1 escrito por el propio Ramirez ("Mi vida en la Fórmula 1). Porque la vida de este mexicano que vive su retiro en España justificaba con creces ese libro, uno de los más populares del género. Una auténtica enciclopedia de vivencias y experiencias que recorre casi toda la historia de este deporte. Le hacemos notar el caso del matrimonio. “No sabían que estuvieras aquí, pero llevaban tu libro encima…”. “Es bonito ver a gente que ha cargado con el libro todos los días, pero esperan por si acaso que te encuentran”, comenta agradecido.

Amable, cálido y entrañable, su personalidad explica que fuera capaz de mantener su amistad personal incluso en los momentos más duros del duelo entre Alain Prost y Ayrton Senna. Pero su trayectoria, vinculada a McLaren desde 1983 a 2001, se remonta a 1960 cuando llegó a Europa siguiendo a su amigo y compatriota Ricardo Rodríguez. Cuarenta años de carreras y vivencias. El Confidencial intenta la tarea imposible de recoger algo de ese jugo tan especial.

"Lo de Honda fue una locura"

Buscando coger algo de perspectiva para empezar, le preguntamos por los cambios que percibe en la Fórmula 1 actual frente a su época. "Se ha engrandecido muchísimo en los medios. Mercedes, por ejemplo, necesita dieciséis camiones solo para transportar su ‘motorhome', con módulos muy bien diseñados. Es increíble lo que cuesta la Fórmula 1 hoy". Y recuerda algunos detalles que el propio Ramírez para explicar la transformacióm que Ron Dennis impulsó en este aspecto: "Fue el primero en mucho. Fuimos los primeros que empezamos a pintar el suelo, luego las luces. Luego se montó un taller en cada circuito como el que teníamos en la fábrica. Los chicos no sabían en qué circuito estaba porque era igual. Ese ambiente le gustó mucho al resto de los equipos y nos copiaron. A los patrocinadores les encantaba ver su nombre dentro de un taller, que parecen ahora más un hospital. Fue McLaren el primero en hacerlo, pusieron la Fórmula 1 un nivel más alto".

Ramirez trabajo con varios equipos (por ejemplo, el Copersucar de Emerson Fittipaldi), pero su entrada en McLaren coincidió con el arranque de la etapa más gloriosa del equipo. Lógico centrarnos en ella. La primera pregunta es obvia. ¿Por qué McLaren ha llegado hasta aquí? “Lo de McLaren es una pena muy grande. Cuando se involucraron en que Honda volviera y con Alonso también de vuelta, nadie, pero nadie, se iba a imaginar lo que pasó. Sí, se aceptaba un año de transición y desarrollo era normal. Pero que hayan tardado tanto tiempo… Fue una locura. No fue tanto Ron Dennis, sino Honda, no se imaginaban que el desafío iba a ser tan grande y tan difícil. La Formula 1 hibrída fue impulsada por Mercedes. Habían empezado a trabajar ya en 2010 y cuando llegó en 2014 estaban ya preparadísimos. Llega Honda, totalmente novato, y no pudieron. Quizás McLaren dejó a Honda demasiado temprano, pero después de cuatro años las relaciones se deterioraron mucho, y con Fernando, un pilotazo que se estaba desperdiciando. Él mismo veía cómo se perdían sus mejores años. No se podía esperar más. Si Honda hace bien ahora el motor, Red Bull va a tener el benefició de lo que McLaren perdió".

"Alonso creyó que se apoyaba más a Hamilton"

El tema de Senna y Prost quema en las preguntas, y se entremezcla con Fernando Alonso (con el que no convivió Ramírez) y Lewis Hamilton. Le preguntamos qué piensa de la historia de 2007. “El duelo de Senna y Prost fue colosal, eran dos titanes del automovilismo. La rivalidad de Alonso y Hamilton era un juego de niños comparado con el de Senna y Prost. Yo ya no estaba en el equipo en 2007 pero, con los años, creo que Ron no tenía ya el mismo empuje y ganas de poner a Alonso y Hamilton en línea… Creo que Alonso no hubiera dejado McLaren. A mí me hubiera encantado estar en McLaren con él, cuando estuvo allí. El problema con Fernando es que nunca se integró en el equipo, nunca se integró con McLaren como Hamilton. Que si era inglés, el niño de oro de Ron Dennis, se decía que ayudaba más a Hamilton que a Alonso, pero era imposible. A Alonso le pagábamos millones y a Hamilton trescientas mil libras (Ramirez sigue hablando en plural todavía, tal es su vinculación al equipo). Alonso se creyó, su entorno, que ayudábamos más a uno que a otro. Pero en McLaren los coches siempre fueron dos gotas de agua, igual que para Senna y Prost, esto nunca ha cambiado".

Aquel duelo polarizó a quienes lo vivieron. Incluso dentro de McLaren. Pero no a Jo Ramírez. "Yo nunca tomé partido con ninguno. A Prost le conocía mucho, y tenía mucha amistad de tiempo con él. Luego llego Ayrton. El día que le conocí, yo estaba con Emerson Fittipaldi, me lo presentó, y luego me dijo. "a este chico le tienes que seguir, porque va a ser uno de los más grandes en la historia del deporte". No pudo decir palabras más acertadas. Luego, empezamos a vernos más, nos saludábamos y empecé una amistad con él. Viéndole lo que hacía con otros coches me moría de ganas de verlo con McLaren. Dennis ya estaba detrás de él. No pudimos conseguirle antes porque estaba en Lotus. "No tenemos a Ayrton este año, pero como ha tenido que pagar tanto para conservarle (Peter Warr, de Lotus), no van a tener dinero para el desarrollo del coche", decía Dennis (risas). Después, cuando entró con Prost ya sabíamos que íbamos a tener a los dos mejores del mundo, con Honda. Y llegó lo que tenía que llegar entre dos grandes de la historia, con el mejor monoplaza y motor".

Duelo de titanes

“Eran muy parecidos”, explica el mexicano, “parecía que no se esforzaban cuando iban tan rápido, pero tenían ese talento de ir rápido en un coche de carreras sin esfuerzo. Ninguno sudaba. La diferencia básica es que le dabas a Prost un coche cien por cien a su gusto, y nadie le podía batir. Nadie. Pero, ¿cuántas veces tienes un coche al cien por cien? Senna, si no tenía un coche al cien por cien, cambiaba su pilotaje para adpatarse al coche e improvisaba más. Como piloto de pruebas, Prost era más eficiente. Al final, si no le gustaba, Senna ponía el coche como el de Prost”.

Ayrton Senna y Alain Prost charlando.
Ayrton Senna y Alain Prost charlando.

Al igual que en la época de Alonso y Hamilton, como en todos los grandes duelos, la paranoia deportiva también era protagonista entre ambos. "Senna también se creyó que a veces le dábamos mejores cosas que a Prost. Si se rompía su motor pensaba que el de Prost era mejor. Recuerdo que en Silverstone un año, habíamos cambiado algunas cosas en el motor, Había problemas con el aceite y se rompía. Probamos infinidad de depósitos de aceite. Y al final pusimos el que mejor funcionaba. Durante dos días trabajamos como locos. Y se rompió el suyo, no el de Prost. Se enfadó. Y ni siquiera nosotros sabíamos cuál era el mejor, o si había uno que era el mejor. Habíamos probado todo lo posible… era muy duro".

Ramírez explica su versión de un episodio muy conocido del duelo que les enfrentaba cada fín de semana. "Era muy entretenido el tema. En Paul Ricard, en Francia, te daba más adrenalina si eras un piloto francés. En aquella época, si ibas bien en entrenamientos, Goodyear te daba cuatro juegos de gomas para clasificar, muy blandas, solo para una vuelta cada set. Empezó la clasificaciòn, Prost da la primera vuelta, se pone primero, se baja del coche y se viste. Senna lo ve, "Alain qué haces, te quedan tres juegos…", le decíamos. "Esa fue una vuelta perfecta" contestó. "si Ayrton la hace mejor, se merece la pole, yo no puedo hacer más". Y Senna lo ve vestido con los vaqueros y camiseta… No hizo la pole, fue de Prost con aquella vuelta".

Ya en un plano más personal, le preguntamos por esa personalidad tan singular de Senna, también enigmática hacia el exterior. "Era una persona muy buena, muy buen amigo. Era muy bonito cenar o comer con él. Hablábamos de carreras, de mujeres, de política, del mundo… Era una persona muy humana. Pero dentro de las carreras, con el equipo era duro, muy duro. Por mi parte yo no tenía esos problemas, era Ron el que se peleaba con él. Yo tenía una relación más de amistad que de trabajo. Y nunca me puse de ninguna parte cuando la cosa estaba más dura entre los dos".

Fernando Alonso y Lewis Hamilton después de la última carrera de 2018. (Reuters)
Fernando Alonso y Lewis Hamilton después de la última carrera de 2018. (Reuters)

"Si necesitaban solo una décima, la sacaban"

A lo largo de su dilatada trayectoria, Jo Ramirez ha visto y conocido de cerca a prácticamente a todos los mejores de la historia. ¿Qué rasgo define a los grandes entre los grandes?. “Cuando hablamos de Prost y Senna, lo que más me impresionaba es que si Rosberg o Mansell hacían un tiempo, 1.18.5, por ejemplo. Prost salía y hacía 18.2. Si necesitaban bajar solo una décima, lo hacían. Si hacían otra más, también ellos la bajaban otra vez”. Le recordamos aquel famoso episodio de Ayrton Senna en Jerez, cuando el brasileño fue testigo en directo en la pista al ver a Martin Donnelly totalmente quebrado en el suelo. Poco después Senna logró una proeza que dejó anonadados a todos. “Senna ya tenía la pole y no necesitaba volver a la pista. “Quiero hacer otra vuelta”, le dijo a Dennis. “No lo necesitas, te vas a arriesgar tú, el coche, no lo hagas…”. "Déjame hacerlo" Y bajó un segundo. Un segundo. Luego dijo: "Si Martin muere, lo habré hecho por él". Además, los pilotos deben sentir mucho, cuando ven un accidente como aquel, nunca piensan que les va a pasar a ellos. Y para superar esos momentos, necesitan subir al coche otra vez para demostrarse así mismo que no les ha afectado.

¿Le gustaría volver a ver a Hamilton y Alonso, ahora ambos en su madurez, enfrentados de nuevo? “Como todo el mundo que estamos aquí, nos encantaría verlos en el mismo coche. La verdad, y no porque esté hablando contigo o estemos en España, y tampoco he trabajado tanto con él…Pero creo que en un pique con estos actuales, en un pique con Vettel, el primero que hubiera levantado el pie habría sido Vettel. Pero nunca lo vamos a saber. Y lo que me gusta de Alonso es que dice “para ser un piloto completo debo correr en otras categorías…" Y está demostrando que lo puede hacer, tiene éxito en cualquier coche".

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios