UNA MEDIA DE 27 AÑOS, PERO CON GRAN TALENTO

La Fórmula 1 que viene: la parrilla se llena de jóvenes imberbes

El mercado de 2018 ha supuesto toda una revolución en los equipos. Alexander Albon ha sido el último en llegar y cierra así una terna de pilotos donde el talento se ha impuesto al dinero

Foto: Lando Norris, de trayectoria fulgurante hacia la F1, será el compañero y rival de Sainz en McLaren
Lando Norris, de trayectoria fulgurante hacia la F1, será el compañero y rival de Sainz en McLaren

El mercado de 2018 ha supuesto toda una revolución en los equipos. La última pieza del puzzle que formaba la parrilla de la Fórmula 1 ha sido colocada. Toro Rosso se ha decantado por Alexander Albon y cierra así una terna de pilotos donde el talento se ha impuesto al dinero para 2019. Un grupo de pilotos que llegan de categorías inferiores con un atrevimiento y un saber estar dignos de personas con más experiencia. Decía Flavio Briatore, tras la salida de Fernando Alonso, que la parrilla se quedaba “llena de niños que si no llevan el mono del equipo puesto, nadie sabe quiénes son”. Pero hay que decir que el carisma se puede ganar con el tiempo y que el talento ya lo tienen con todo lo que han demostrado en categorías inferiores. El propio Fernando Alonso ya reconoció que 2019 tendrá mucho nivel.

Lando Norris, George Russell y Albon son las tres grandes promesas que dan el salto el próximo año. El tailandés quizá es el menos laureado en comparación con los otros dos pero no está exento de calidad para competir en el gran circo. Mientras, Norris y Russell han firmado un ascenso meteórico en sus carreras. Dos pilotos británicos que han aplastado a sus rivales por donde han pasado y han conseguido su plaza en la F1 por todas las de la ley. A ellos se han unido, Antonio Giovinazzi (Sauber), piloto de desarrollo de Ferrari, y Robert Kubica (Williams) quien si ha llegado con algo de dinero bajo el brazo cerrando la puerta a otro de los grandes talentos, Esteban Ocon. El francés estará como piloto reserva de Mercedes esperando su oportunidad para 2020.

Han dado prioridad al talento

La entrada del polaco ha elevado un poco la media de edad de la parrilla. Pero esa media ha ido decreciendo con el paso del tiempo. En 2019 ya bajara de los 27 años y todo esto ha sido gracias principalmente a las escuderías. Han apostado por la gente de sus programas de desarrollo de jóvenes pilotos por encima de otras apuestas seguras o dejarse llevar por el dinero en el caso de los equipos más necesitados. Ferrari ha sido el caso más extremo. Un equipo famoso por ser bastante conservador en sus elecciones ha dado toda la confianza a Charles Leclerc, un piloto de tan solo 21 años.

Este año se han caído cuatro de los últimos cinco clasificados en el 2018 (Vandoorne, Ericsson, Hartley, Sirotkin) para dar la entrada a jóvenes. Los equipos han dado más prioridad al talento que al dinero y es por eso que el campeonato de 2019 puede contener grandes rivalidades en cada escudería y una igualdad mayor tanto en la zona alta como en el resto de la parrilla.

La parrilla más joven de la historia

La parrilla de Fórmula 1 se llena de talento por explotar para hacer olvidar la figura de Alonso. Y es que no solo la gente que llega este año de la GP2 son grandes promesas de este deporte. Pilotos como Max Verstappen (21 años) y Charles Leclerc (21 años) ya son realidades. Incluso en 2019 podrían estar luchando por el título mundial, algo impensable hace unos años. El monegasco está llamado a convertirse en la próxima gran estrella de la Scuderia y acabar con un Sebastian Vettel que este 2018 le ha pasado factura.

Tampoco hay que olvidar a gente como Pierre Gasly, que ha dado el salto a Red Bull, o el propio Carlos Sainz que no son precisamente unos ancianos. El madrileño, ante tanta juventud, sus 24 años ya le conceden el estatus de veterano pero la realidad es que tiene una edad perfecta para seguir creciendo. Mención especial merece Lance Stroll. Papá Stroll compró Force India y dará ese asiento a su hijo. Es cierto que sin ese apoyo posiblemente no hubiese llegado nunca pero tiene tan solo 20 años. Aunque no parezca tener un futuro tan prometedor como el de sus compañeros y haya llegado a la F1 de aquella manera, también tiene mérito competir como lo ha hecho e incluso lograr un podio en su corta carrera. De esta manera, la temporada de 2019 que viene es muy ilusionante. Es la más joven de la historia pero puede ser la de mayor talento (a pesar de la salida de Alonso) de los últimos años.

Los jóvenes vienen pisando fuerte. (EFE)
Los jóvenes vienen pisando fuerte. (EFE)

La dupla de McLaren rejuvenecida

El equipo McLaren es el nuevo hogar de Carlos Sainz, que aterriza en Woking con un contrato por dos años y en calidad de agente libre. Ya no está sujeto a un contrato con Red Bull. Llega como primer espada procedente de Renault, que optó por Daniel Ricciardo. A su lado tendrá al debutante Lando Norris, uno de los grandes talentos del momento. La formación se embarca en un proceso de reconstrucción con savia nueva con el que tendrán que lidiar y la difícil misión de sobrellevar la retirada de Fernando Alonso, que dejará el deporte al final de la presente temporada.

Una dupla tan joven es una apuesta arriesgada de un equipo que busca reinar en la Fórmula 1. Pasas de tener a todo un bicampeón del mundo de 37 años, por una promesa de tan solo 19 años y un Sainz que todavía tiene que adquirir más experiencia en el gran circo. El propio Zak Brown, en pleno movimiento de mercado este verano, reconocía que no era buena idea juntar a dos pilotos tan jóvenes en una escudería con tantos problemas con su monoplaza pero las circunstancias han llevado a esta situación. La dupla más joven de la historia de McLaren con la misión de devolver a un histórico de vuelta a lo más alto.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios