Carlos sainz entró en los puntos, fue 9º

Victoria divertida y magistral de Ricciardo y Red Bull; Alonso séptimo

Un coche de seguridad puso patas arriba el Gran Premio de China y Red Bull lo aprovechó mejor que nadie. El espectador pudo volver a disfrutar de adelantamientos y estrategias

Sorprendente victoria de Daniel Ricciardo en el GP de China de Fórmula 1. No fue un Ferrari ni un Mercedes. Un coche de seguridad, la estrategia de Red Bull, un error de Verstappen y, por supuesto, las manos del australiano le dieron la victoria. Los dos finlandeses, Valtteri Bottas (2º) y Kimi Raikkonen (3º) completaron el podio de Shanghái. Fernando Alonso terminó séptimo tras adelantar a Sebastian Vettel en la penúltima vuelta.

Max Verstappen había chocado ligeramente pocas vueltas antes al con el alemán, lo que supuso la pérdida de posiciones de Vettel (y un daño en su monoplaza que aprovechó Alonso) y una sanción para el holandés, que finalmente terminó sexto, por delante de Alonso y el piloto de Ferrari. Carlos Sainz acabó noveno, pegado a Vettel, quien por cierto sigue siendo líder del mundial, aunque Lewis Hamilton, cuarto en China, está a solo nueve puntos.

Los Toro Rosso se tocaron y todo cambió

La carrera fue muy tranquila hasta que un ‘safety car' provocado por un toque entre los dos Toro Rosso puso patas arriba la tercera cita del mundial y provocó un baile de adelantamientos y estrategias. Alonso acababa de entrar a boxes, por lo que se vio perjudicado, y Red Bull mandó a sus dos pilotos a cambiar neumáticos. Por entonces Verstappen estaba por delante de Ricciardo, pero el holandés se precipitó al intentar adelantar a Hamilton. No lo hizo el australiano, que adelantó uno a uno a Hamilton, Vettel, Raikkonen y, por último, Bottas. Ningún error y magistral victoria. Montar gomas nuevas mientras estaba en pista el coche de seguridad fue la clave. Red Bull también acertó en sus movimientos.

Otro piloto que también estuvo a la altura de la carrera fue Nico Hulkenberg. El alemán fue sexto y el primero de la mitad de la parrilla durante toda la carrera. Renault fue claramente el cuarto equipo en China y solo se metió entre medias Alonso, quien junto a McLaren también estuvo acertado, a pesar de sufrir en cada recta. Aún está por delante de la escudería francés en la clasificación del mundial por equipos. El último punto se lo llevó Kevin Magnussen.

Esteban Ocon y Sergio Pérez finalizaron 11º y 12º, a solo cinco segundos del décimo puesto. Force India dio un paso adelante en China y volvió a ser competitivo, pero no pudo culminar el domingo en los puntos. Stoffel Vandoorne fue 13º, muy lejos de Alonso y justo por delante de los Williams de Lance Stroll y Sergey Sirotkin. Toro Rosso no fue ni la sombra de lo que demostró en Bahréin. Sin embargo, también tuvo su toque protagonista porque el toque entre sus pilotos fue el que desencadenó la carrera.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios