dio 88 vueltas este miércoles

Sainz y Renault esconden sus cartas: "No puedo decir públicamente los puntos fuertes"

Carlos Sainz se encuentra cada vez más cómodo en un monoplaza más competitivo que en 2017, aunque pendiente todavía de la incorporación de un nuevo alerón delantero del Renault

Foto: Carlos Sainz, al volante del Renault en el Circuit de Catalunya. (EFE)
Carlos Sainz, al volante del Renault en el Circuit de Catalunya. (EFE)

A Carlos Sainz le preguntaron este martes por el partido del Real Madrid. "Vi el partido con una sonrisa. Hoy he tenido un buen día, un poco como el Madrid contra el PSG. El coche va bien y podemos estar contentos". Veinte minutos de declaraciones después, aquella analogía aparentemente inconexa con el Real Madrid acabaría cobrando cierto sentido.

Acérrimo madridista, ya relató en El Confidencial cómo su llegada a la marca francesa le había cambiado sustancialmente fuera de la pista. Estos test de Montmeló empiezan a sugerir que también lo hará dentro de ella. Porque las primeras sensaciones apuntan a que Renault puede tener un coche competitivo este año. Hasta qué punto es aún la incógnita, pero Sainz entonaba este martes un discurso que dejaba muy buen sabor de boca.

La necesidad de sacarse la espinita

Sainz se hizo una maratón muy sólida de 88 vueltas este martes por la mañana. "Hasta hoy todavía nos faltaba algo, y ya tenemos el camino correcto". El madrileño acabó contento bajo unas condiciones ya representativas respecto a lo que se encontrará en Australia. Alguien le preguntó qué nota se ponía del 1 al 10. "Un 700", respondió sarcástico.

"Muy contento, nada que reprochar al equipo. Buenos números, buen 'feeling', entendiendo todo mejor y el coche tiene una buena base". Pero no confesó nada más.​ Sainz mide todas sus palabras, sin entrar en grandes valoraciones y repitiendo un mismo mensaje sobre el que parece sentirse seguro al 100%. "Claro que el coche tiene puntos fuertes y puntos débiles, pero tampoco los puedo decir públicamente", dijo Sainz. Sobre el motor tampoco dio detalles: "No puedo decir cuánta potencia vamos a liberar hasta el viernes".

Qué se juegan Sainz y Renault estos dos días

"Ahora debemos entender el coche... y mejorarlo desde mañana", avisó Sainz. "Cuando montemos los neumáticos más blandos para simular clasificación hay que asegurarse de que las nuevas piezas que lleguen funcionen bien y las entendamos. Hay que hacer que vaya cada vez más rápido y bajar los tiempos", apuntó. Porque se espera que Renault pruebe en estos dos próximos días un nuevo alerón delantero, pieza sustancial para exprimir toda la aerodinámica. "Ahora será tiempo de buscar vueltas representativas", dijo, en referencia a neumáticos, simulación de clasificación, de carrera... Un terreno al que aún no ha llegado McLaren, 'a priori' rival de Renault este año, y donde Force India adolece de falta de mejoras en estos test. ¿Terreno despejado, por tanto, para ser el cuarto mejor equipo?

"Ser cuartos es el objetivo real, sí, pero no es fácil", decía Sainz, de nuevo con la cautela. "Luego a Australia llegan Williams o Force India y acaban las carreras y hacen puntos. Haas también puede dar la campanada... Hay que tener paciencia, también porque el coche va a ir mejorando mucho durante el año". Pero nadie quiere decir una palabra de más, a propósito y por cautela.

Sainz, uno de los reyes de la zona media de la Fórmula 1, empieza a tener pequeños 'tics' más propios de un grande que un pequeño. En ese buen día que tuvo, "como el Real Madrid", dejaba entrever cosas más importantes para esta temporada.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios