Liberty media propone cambios PARA 2021

Las nuevas reglas de la Fórmula 1: adiós a los motores tal y como hoy los conocemos

Llegaron las primeras propuestas oficiales de Liberty Media para la nueva normativa de motores que la Fórmula 1 estrenará en 2021, con una sim

Foto: Mercedes ha sido, con Hamilton y Rosberg, la única campeona de la actual era turbo de la F1. (Reuters)
Mercedes ha sido, con Hamilton y Rosberg, la única campeona de la actual era turbo de la F1. (Reuters)

Desde hace meses se especula sobre los detalles de la nueva normativa de motores que entrará en vigor en 2021 para reemplazar a los actuales híbridos turbo que se han usado desde 2014. En 2020 disputarán por lo tanto su séptima temporada, marcando el fin de una de las normativas técnicas de más corta duración de la categoría reina, aunque en ningún caso está en el primera posición en la lista de ese dudoso honor. Liberty Media ha publicado ya sus decisiones sobre los nuevos motores a usar en 2021 y aunque que los detalles aún tendrán que publicarse a finales de este año y certificarse del todo en 2018, ya hay algunas conclusiones en firme. Por lo pronto, más ruido y menos complicaciones para la Fórmula 1.

Cambios profundos en los motores de F1

Lo primero y quizás más importante es clarificar que a pesar de los importantes cambios en los motores de F1, hay una cosa que sí se mantendrá igual: su arquitectura. En resumen, los motores seguirán siendo V6 turbo —uno solo, finalmente y no dos como parecía en principio— híbridos de 1.600 centímetros cúbicos. Se trata de propulsores relevantes en el mundo de la automoción y es una buena forma de dar validez al trabajo de I+D que los fabricantes actuales han destinado a los motores que se usan desde 2014. Pero ahí es donde terminan los cambios, puesto que prácticamente todo lo demás será totalmente nuevo. El principal objetivo es aumentar el sonido, hacer que los motores sean más espectaculares de oir, así como también más baratos de construir y mantener.

El primer punto, se espera que se alcance al aumentar las revoluciones por minuto máximas de los motores, que actualmente están en 15.000 y pasarán a estar en 18.000. Eso hará que el rugido de las unidades de potencia sea más visceral, más placentero al oído... y registren más decibelios, claro. Lo bueno de esta medida es el hecho de no usar un elemento artificial para mejorar el sonido, algo que debería convencer tanto a los puristas como a los más nuevos en esto. Aún así, la mayor parte de los cambios se encontrará en la parte eléctrica y electrónica. Liberty Media ya avisa que habrá varios elementos del motor que seguirán una normativa estricta para reducir gastos de desarrollo, aunque tiene el punto negativo de eliminar un aspecto para la creatividad de los constructores.

McLaren y Honda (por separado) podrían estar entre los grandes beneficiados de las normativas de motor de 2021. (EFE)
McLaren y Honda (por separado) podrían estar entre los grandes beneficiados de las normativas de motor de 2021. (EFE)

El sistema de recuperación de energía —ERS— será estandarizado junto con la centralita a partir de 2021, lo que obligará a los fabricantes de motor a trabajar más en otras áreas. Una de estas áreas donde no podrán trabajar será el MGU-H, puesto que dejará de utilizarse en los motores de F1. Este sistema cumplía entre otras cosas la función de mantener las revoluciones por minuto del motor a un régimen elevado para eliminar el retraso en su respuesta. Sí se mantendrá el MGU-K, que recuperará energía cinética como hasta ahora pero con mayor potencia para compensar la ausencia del MGU-H. El piloto tendrá control manual sobre el despliegue de potencia, pudiendo ahorrar energía en un momento y ser más agresivo en otro. Finalmente, se espera una normativa más estricta que permita cambiar de chasis, motor y transmisión de forma mucho más sencilla.

Una nueva oportunidad de triunfar

La llegada de una nueva normativa de motores implica dos posibles situaciones, ambas buenas para la Fórmula 1. La primera es la posibilidad de que haya un cambio en el orden de carrera. Un fabricante que hoy en día ha acertado con el diseño podría equivocarse y al revés. Se trata de un elemento que añadiría una cierta incertidumbre a la temporada 2021 y las que la siguieran de forma inmediata. Otro punto a tener en cuenta es la posibilidad de que otros fabricantes de motor decidan que los propulsores son relevantes para sus intereses y suficientemente asequibles como para entrar en la Fórmula 1. ¿Porsche? ¿Aston Martin? Estas son 'solo' dos de las opciones, pero podría haber alguna más... incluso algún fabricante independiente, según lo que Liberty anuncie a finales de este año y en 2018.

Claro que no todo es tan bonito como suena. Toto Wolff avisa sobre como hay un problema esencial: el concepto es demasiado parecido al actual pero demasiado distinto como para no requerir una inversión en desarrollo. Por lo tanto, los costes volverían a subir... en teoría. Claro que también hay que recordar que Wolff cuenta con el mejor motor de la parrilla en sus coches, así que naturalmente debería ser reacio al cambio. Como añadido a las normativas técnicas, Liberty también ha clarificado que se estudiarán formas de diseñar normativas de uso de combustible más estrictas, además de imponer límites en su uso para evitar situaciones como la de la famosa quema de aceite junto al combustible esta temporada.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios