UN SEGUNDO PUESTO CON TRASFONDO

Cuando Raikkonen lanzó por la radio uno de los mejores mensajes de su vida

Kimi Raikkonen fue el más rápido de los dos Ferrari, pero Vettel logró una victoria crucial para sus aspiraciones gracias a la disciplinada y madura actuación del piloto finlandés

Foto: La foto parece decirlo todo: la alegría de Vettel y el consuelo justificado de Raikkonen. (EFE)
La foto parece decirlo todo: la alegría de Vettel y el consuelo justificado de Raikkonen. (EFE)

La Fórmula 1, en teoría, es un deporte donde siempre gana el piloto que rueda más rápido. Pero cualquiera que hubiera escuchado a Sebastian Vettel tras vencer este domingo en Hungría se hubiera liado al seguir el desarrollo de la prueba. “Raikkonen ha tenido un buen ritmo y ha ido más rápido que yo en la mayoría de la carrera”. ¿Por qué no ganó entonces el finlandés?

La respuesta está en la política de Ferrari, que tiene a Vettel como su candidato al título. En Maranello se sabe que únicamente apostando por el alemán podrán luchar por el título de 2017. Pero si en Mónaco fue evidente que se le arrebataba la victoria a Raikkonen, la estrategia de Hungría fue aún más clara. Pero el finlandés actuó en esta ocasión con extrema elegancia, que quedó reflejada en su mensaje por radio al equipo cuando los Mercedes se le echaban encima como lobos. Porque Raikkonen fue otro de los ganadores del Gran Premio de Hungría.

Cómo Raikkonen 'paró los pies' a su equipo

En la vuelta 25 de carrera, Vettel empezó a notar algo raro en el volante. Poco después, descubrió que se le inclinaba ligeramente hacia la izquierda en las rectas, al parecer derivado de un problema en la suspensión. Había sacado un buen colchón de tiempo a Raikkonen, pero empezó a perder tiempo y se le acabó pegando a pocas décimas. Kimi tenía ritmo (y probablemente ganas) de adelantarle, pero Ferrari le puso el dique pensando en sus intereses del campeonato. La jugada, eso sí, iba camino de salir mal.

Mientras Raikkonen perdía tiempo detrás de Vettel, los Mercedes llegaban medio segundo más rápidos. A Hamilton le faltaron pocas vueltas para pegarse a su estela, y saltaron las alarmas. Raikkonen ya no solo se veía sin la victoria, sino quizá fuera del podio. Y fue ahí cuando lanzó su inteligente mensaje al equipo. "Cualquier decisión que toméis, no me pongáis bajo presión y la amenaza de los Mercedes sin razón”. O lo que es lo mismo, "acataré las órdenes, pero no me dejéis en ridículo". Acostumbrado a los exabruptos de tantas ocasiones, el finlandés estuvo estratégicamente espléndido.

Al final, Hamilton también fue víctima de la dificultad para seguir a otro monoplaza en esta pista. El desarrollo de la carrera y su segunda posición confirmaron que ha interiorizado cuál es su sitio natural en Ferrari. Su misión es escoltar a Vettel o ayudar a sus victorias, sumando puntos para el Mundial de Constructores y restándoselos a Mercedes. Perdió una victoria, pero quizá se ha ganado otro año más en Ferrari.

¿Se ganó la renovación con este tanto?

Faltaba una hora para que comenzara la carrera, y Sergio Marchionne —presidente de Ferrari— se presentó en la puerta del 'motorhome' concediendo declaraciones a varias decenas de periodistas. “Hay un 50% de posibilidades de que ambos pilotos sigan en 2018”, contó Marchionne. Dos horas después, Raikkonen quizá las elevó al 100%, como ha anticipado ya Sky Italia, con el anuncio de la renovación de sus dos pilotos para el Gran Premio de Italia.

En Alemania han llegado a especular incluso con que renovarle es una de las condiciones que impone Vettel para seguir en 2018. En el mercado hay pilotos de valor como el joven Charles Lecrerc o hasta Max Verstappen. “Yo no corro para ser segundo, pero también importa el equipo. Lo más importante era el doblete”. “Si llego a hacer la pole, podría haber ganado”.

En Ferrari ya todos ganan

Para Ferrari, la victoria fue crucial, todos salieron ganando. El equipo arriesgó a mantener a Vettel en cabeza a pesar de sus problemas con la dirección. Raikkonen mantuvo la disciplina y ayudó al alemán y al equipo. Cuando más vulnerables parecían ante Mercedes., el piloto alemán aumentó su ventaja en la clasificación general. Ya había avisado Wolff que el rendimiento de Ferrari "era específico para esta pista". Pero en Maranello se van un poco más tranquilos de vacaciones.

Raikkonen, persiguiendo a Vettel durante la carrera. (EFE)
Raikkonen, persiguiendo a Vettel durante la carrera. (EFE)

[Lea aquí más artículos de Fórmula 1]

“No le he hecho ningún favor a Raikkonen”, decía Vettel al bajarse del coche. En realidad, puede que Raikkonen se lo hiciera a sí mismo, a su futuro, a Ferrari y hasta a Vettel. Porque, ayer, Kimi Raikkonen nunca fue un piloto derrotado y pocas veces un segundo puesto pudo saber mejor.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios