gran rendimiento del MP4-31 en Monza

Alonso, como en los tiempos de Ferrari, aunque McLaren huela a Q3

¿Los dos McLaren entre los diez primeros, y en Monza? A pesar de tan prometedor y sorprendente comienzo, Alonso prefería echar agua al fuego de las expectativas de McLaren

Foto: Fernando Alonso, este viernes en el GP de Italia.
Fernando Alonso, este viernes en el GP de Italia.

Fue una de sus obsesiones en la época de Ferrari: evitar crear expectativas que luego no se cumplieran, como cuando el equipo italiano anunciaba a bombo y platillo nuevos ‘paquetes’ aerodinámicos que terminaban en el fondo del camión. La posición de McLaren es radicalmente distinta. Pero Fernando Alonso tampoco quiere lanzar las campanas al vuelo en Monza tras los prometedor e inesperado viernes del GP de Italia.

[Verstappen se pasa de frenada: "Villeneuve mató a alguien"]

“Creo que no esperábamos estar entre los diez primeros, pero tenemos que tener los pies en el suelo porque en los entrenamientos clasificatorios siempre perdemos algo de terreno. Podemos estar cerca, pero si entramos en el Q3 será una sorpresa, porque no lo esperamos”, avisaba ayer el piloto español. A pesar de haber firmado una de las mejores sesiones de libres de 2016 –a medio segundo de Red Bull- en el peor circuito de la temporada con Spa. Por ello McLaren huele a Q3. Button así lo cree.

[Hamilton responde a Rosberg y Alonso es séptimo]

Un difícil ajuste fino

“Será interesantes desde la octava a la decimosexta posición, que están muy apretadas, somos uno de esos coches en este grupo, y podemos pasar de ser octavos a quedarnos en el Q1 fácilmente” recordaba Alonso el jueves. Al margen de los datos técnicos de su monoplaza en la mano, Alonso también tiene la mosca en la oreja ante la gran igualdad en la clase media de la Fórmula 1 actual. Porque aunque la primera jornada fue una buena referencia para McLaren, la singularidad de Monza puede cambiar el panorama de un día para otro.

“El circuito siempre es un reto aquí porque como es muy único con velocidades muy altas, con muy poca carga aerodinámica”, explicaba Alonso. Los equipos intentan una primera aproximación para lograr ese difícil equilibrio aerodinámico que tantean el viernes, para corregir con ajuste fino y mayor precisión para el sábado con los datos obtenidos ayer. El paso y las derrapadas de los monoplazas ayer en la Parabólica lo confirmaban una y otra vez. 

[Ferrari pisa los talones a Mercedes: dispara sus últimas balas para una fiesta en casa]

Y McLaren, además, llevó a cabo su particular programa. “La puesta a punto, no ha sido fácil, esta ha sido nuestra mayor dificultad, porque hay muchas partes que son prototipos en el coche para las próximas carreras, y valorar esto no ha sido fácil, pero todo ha ido mejor de lo que esperábamos a nivel de rendimiento”. McLaren sigue en 2016 con su particular “pretemporada” para 2017.

Alonso y Button, sorprendidos

Y a pesar de ello, el rendimiento ayer sorprendió a los dos pilotos del equipo. "De competitividad, un poco mejor de lo que pensábamos… Ha sido un buen día porque el coche respondía”, reconocía Alonso a pesar de su cautela, "el día ha sido bastante productivo, de cara a mañana total tranquilidad, quizá un poco mejor de lo que esperábamos, así que ojala tengamos un mejor día de lo esperado".

[En McLaren ya se habla en otro lenguaje]

“Ahora tendremos que poner las cartas sobre la mesa y escoger lo que queremos llevar mañana”, explicaba Alonso. Porque ese rendimiento relativamente sorprendente del MP4-31 en Monza tiene todavía margen de progresión, según Button. “Es el circuito más duro para nosotros, con Spa, y sin embargo el ritmo hoy no ha sido malo. Aun queda margen de mejora para una vuelta, y en las tandas largas hace falta algo más de trabajo que a una vuelta, pero quedan muchos datos (por analizar), con los neumáticos. Posiblemente tengamos bastante poca carga, hay muchas opciones u posibilidades para mañana, aunque como los demás, veremos mañana (por hoy)”.

Una foto publicada por Jenson Button (@jensonbutton_22) el

¿Quién acertará? ¿Alonso, o Button?

Por otro lado, Alonso sufrió ayer dos problemas mecánicos que no le impidieron rodar en ambas sesiones, y desveló que los de Spa tuvieron un origen rocambolesco. “Estamos teniendo problemas realmente de mala suerte, incluso hemos descubierto algún problema del motor de Spa, del primero del viernes, y fue un pequeño golpe que llevaría la MGU-H durante el viaje. Por tanto, no son cosas tan graves o que haya que cambiar el diseño del coche, son pequeños infortunios”.

Que Alonso recordara ayer al piloto de los tiempos de Ferrari podría considerarse, hasta cierto punto, una buena señal sobre la progresión de McLaren. Porque si sus dos monoplazas entran en el Q3 en Monza representaría el mayor éxito de en términos de rendimiento puro desde que McLaren y Honda volvieron a juntar sus destino. 

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Será un fin de semana difícil y la Q3 sería una sorpresa si entramos en ella e incluso no sabemos si es beneficioso o no, depende cómo los superblandos como se comporten el domingo”, repetía Alonso ¿Y qué pensaba un siempre más optimista Button? “Sí, es posible, hoy no hemos hecho nada diferente de lo que hacemos un viernes, sí es posible, el coche va razonablemente bien”. Veremos quién acierta de los dos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios