Alonso y su adiós a la Fórmula 1: ¿juego florentino o carga de profundidad?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL GP DE HUNGRÍA HA SIDO UN PEQUEÑO BALÓN DE OXÍGENO

Alonso y su adiós a la Fórmula 1: ¿juego florentino o carga de profundidad?

Justo antes de protagonizar el mejor gran premio de la temporada, Alonso insinuaba la posibilidad de cambiar de escenario en su carrera deportiva. ¿Podría decir adiós al proyecto de Honda en 2016?

Foto: Fernando Alonso entra en meta en el GP de Hungría. (Imago)
Fernando Alonso entra en meta en el GP de Hungría. (Imago)

"Bueno, esto es todo lo que el mundo comenta desde enero prácticamente. En agosto se siguen sorprendiendo, así que a ver si en septiembre ya no es una sorpresa". A Fernando Alonso le preguntaban el viernes por esa actitud tan positiva contra viento y marea durante la dura temporada que está viviendo con McLaren. De repente, este sábadodejaba caer una pequeña cargade profundidad: “La tentación de otras categorías…”. ¿Se refería a la posibilidad de decir adiós a la Fórmula 1?

El Gran Premio de Hungría ha proporcionado unpequeño balón de oxígeno para el equipo británico. Perosería prudenteacogerse a esa golondrina queno hace verano para confirmar que el panorama comienza a cambiar. Intrigaba más si cabe que Alonso enseñara inesperadamente lapatita horasdespués de la singular remolcada de su MP4-30 hasta los boxes, el sábado¿Qué nos quería transmitir el piloto español con sus palabras?

Mejor esperar que lanzar las campanas al vuelo

“Hubo muchas salidas de pista y drive throughs, lo que nos ayudó un poco, pero es bueno lograr algunos puntosy que lo hayamos hecholos dos pilotos”. A pesar de la humildad de Jenson Button,elritmo de carrera de Alonso y del MP4-30 fue genuino, constanteysimilar al de monoplazas mejor clasificados durante buena parte de la carrera.

“Era un circuito favorable al no tener demasiadas rectas. Eso nos iba a ayudar. En carrera, la capacidad de tener ERS no es tan importante. En Mónaco, un circuito parecido, estuvimos a punto de puntuar con los dos coches, y hoy lo hemos conseguido”, apuntaba tras la prueba elespañol, quereconocía las mejoras,"sobre todo aerodinámicamente. Hemos entendido un poco mejor lafilosofía del monoplaza,con el morro corto hemos cambiado la dirección del coche, pero entendiendo lo que hacíamos. En cuanto a la unidad de potencia también hemos tenido mejoras, aunque algo más pequeñas. Así que esperamos seguir mejorando en la segunda parte de la temporada". Ojalá.

Un Fernando Alonso distinto

Mientras tanto, volvamos a ese sábado tan particular. En febrero, durante la pretemporada, parece que en sus primeros compases el MP4-30 rateaba al salir de boxes.Ron Dennis y Eric Bouiller pidieron a Honda que solucionara elproblema por lapésima imagen que producía. Qué no sería entonces para elbossver a Alonso esforzarse para llevarsudesmayado cochehacia boxes.El británico debía consumirse por dentro.

Perofue admirable ver el gesto de supiloto,intentandoempujar la rueda izquierda con una mano para moverel monoplaza solo unos centímetros cada vez, en solitario, sin pedir ayuda a los comisarios.Undoble campeón del mundo se arremangabaparaaprovechar los escasos minutos que faltaban en la sesión. Cuestión de resiliencia, de motivación pura y dura. Si las imágenes ofrecíanuna buenametáfora de la situación de McLaren, también lo erandel profundo cambio que exterioriza Fernando Alonso como piloto y como persona. Sin embargo, esta es otra historia.

"Sin entrenamientos, con estos neumáticos, estas limitaciones..."

¿Fuecasual entonces que horas después de tansingular escena elespañolsoltara aquellas palabras? “La Fórmula 1 no es tan excitante como lo eraen el pasado, al menos para mí”. Tras reconocer la “motivación del fantástico proyecto con Honda”, terminabaquitando la anilla a esagranada de mano:"Sin entrenamientos, con estos neumáticos, con estas limitaciones, con el calendario del próximo año... Hay una tentación de otras categorías, es cierto…”. Cuando un piloto disfruta de un contrato multimillonario, en un hipotético gran proyecto, y nos habla así...

¿Era sólo una insinuación en voz alta sin mayores pretensiones? Sin duda, el piloto español conocealcance de la menor de sus palabras. Puede que simplementereflejaransu decepciónante la Fórmula 1 actual y la búsqueda de otras satisfacciones personales. Perouna hipotéticamarcha a otros lares deportivosno seríabaladí para terceros. Así que dejemos caer algunas hipótesis.

El golpe de un campeón que se marcha a por otros estímulos

Porque Alonso no habló de irse a casa.Que el asturianoemigre a las 24 Horas de Le Mans y el Mundial de Resistencia con Porsche, por poner unejemplo, golpearía en elriñón de la Fórmula 1 actual. Que uno de sus grandes campeones buscaraestímulos en otra parte debería hacer que Ecclestone levante la ceja. Están en marcha grandes cambios en este deporte, pero no parecen inmediatos.

Alonso también denunciaba un esquema compartidopor la mayoría sus rivales, menos Mercedes. Ahora “pones en pista el coche en Jerez y Barcelona durante los tests y si es competitivo, tienes una buena temporada, si no, tendrás una mal campeonato”. Con sólo dos sesiones de pretemporada el año que viene yla restricción reglamentaria para evolucionar motores, ¿teme Alonso que si Honda sigue renqueantese repita la historiaen marzo del 2016? Eseesquema político y reglamentario de la Fórmula 1 se llevaba también un buen viaje por parte de español. De nuevo.

"Estoy aprendiendo a trabajar con la cultura japonesa"

Perocabe tambiénespecular –repetimos, especular–que Alonso insinuara aHonda un escenario sin supiloto estrella, aburridoante ellento proceso de evolución del fabricante japonés. Recientemente, tanto Dennis comoBouiller revelabancómo están metiendo cañaa Honda para que acelere su progresión y plazos. Quizás Alonso aportaba su granito de arenaa la labor de losresponsables del equipo británico.

Porque decir adiós a la Fórmula 1 en 2016 supondríauna dura bofetada para la imagen,prestigioy honor –de Japón hablamos–del fabricante japonés. “No ha sido un año demasiado bueno, pero también estoy aprendiendo a trabajar con Honda, con la cultura japonesa", explicaba tras la carrera. Quizás también los japoneses tengan que aprender de la cultura occidental…

¿Seguiráo no Alonso en McLaren el próximo año?Resulta difícil imaginar que renunciea un lucrativo contrato y se baje a mitad de camino de su nuevo proyecto. Pero de momento, sin señalar a nadie en particular ypersonalizando en sí mismo, el español aprovechaba para lanzaren Hungaroring una carga de profundidad. El que quiera, que escuche. Y recordemos que, a estos niveles, nada suele ocurrirpor casualidad en la Fórmula 1.

Fórmula 1 Fernando Alonso McLaren Ron Dennis
El redactor recomienda