red bull amenaza con su marcha de la F1

Vettel a Rosberg: "Sé honesto, ¿esperas estar más cerca? ¿Esperas ir más despacio?"

Los dos pilotos alemanes tuvieron una conversación animosa sobre la superioridad de Mercedes. Ferrari además, sigue convencido de poder hacer frente en alguna carrera a Hamilton y Rosberg.

Foto: Nico Rosberg fue segundo en el GP de Australia, tercero su compatriota Sebastian Vettel (Reuters).
Nico Rosberg fue segundo en el GP de Australia, tercero su compatriota Sebastian Vettel (Reuters).

“Espero que podamos tener una buena pelea. Eso sería increíble. Creo que las próximas dos carreras vamos a liderarlas, y vamos a tratar de que siga siendo así, pero sabemos que sería bueno si pudieran estar más cerca, siempre y cuando no lo estén demasiado…”, dice Nico Rosberg en la rueda de prensa. Sebastian Vettel responde: “Sé honesto, ¿de verdad esperas eso? ¿En serio? Terminaste treinta segundos por delante de nosotros y, ¿esperas estar más cerca? ¿Esperas ir más despacio? ¿Eso es lo que estás diciendo?”, remataba el alemán con una sonrisa.

Aunque Vettel bromeaba, no le faltaba nada de razón, Mercedes volvió a aplastar a sus rivales en el GP de Australia y no parece que la situación vaya a cambiar por el momento. Su ventaja es incluso mayor con respecto a la temporada pasada. “Espero que puedas plantar un reto, porque es importante para el deporte y los aficionados. La mitad de mí, o una parte de mí, piensa en el espectáculo porque quiero ofrecer a la gente un buen rato en su casa o en la pista. Si puedes estar un poco más cerca sería increíble para todo el mundo”, dice Rosberg. ¡Qué más quisiera Vettel! Que incluso le ‘pide ayuda’: “Primera sugerencia, si no te importa, tu garaje podría mostrarse para el público y todo el mundo podría echar un vistazo. ¿No?”.  Fue una conversación que resumió el panorama actual de la Fórmula 1.

Nico Rosberg durante el GP de Australia (EFE)
Nico Rosberg durante el GP de Australia (EFE)

Arrivabene no se conforma: "Tenemos que empezar a apuntar más alto"

 Mercedes ha creado un monoplaza  “absolutamente impresionante” o “simplemente increíble”, en palabras de  Rosberg y Hamilton respectivamente. Treinta y cuatro segundos después de que entrara a meta Hamilton lo hizo Vettel. El único espectáculo  por la victoria lo protagonizan solo ambos  pilotos. Por detrás, para el podio, Ferrari ganó la primera batalla a Williams, incluso con el abandono de Kimi Raikkonen  cuando intentaba dar caza a Massa.

“Si el segundo coche de Williams hubiera participado hoy, nos habría dado una mejor idea de dónde estamos. Nos hemos dado cuenta de que podemos hacerlo bien, tenemos que empezar a dejar de pensar en ser segundos y empezar a apuntar más alto”, dice Maurizio Arrivabene. Ferrari ha recuperado terreno y Vettel terminó muy satisfecho con su carrera.

A pesar de la superioridad de Mercedes, en la Scudería se confía en lograr el objetivo de las dos victorias: “Ahora debemos confirmar nuestro rendimiento en las próximas carreras y después intentar alcanzar a Mercedes. La brecha es aún mayor, pero de todos los equipos, creo que el nuestro es el que más ha mejorado durante el invierno. Tenemos un gran coche, no sólo para la calificación, sino también para la carrera. Esperemos que podamos subir al podio otra vez y quizás incluso conseguir un par de victorias”, aseguraba Vettel.

Daniel Ricciardo por delante de Kimi Raikkonen (Reuters)
Daniel Ricciardo por delante de Kimi Raikkonen (Reuters)

"No desmerezco a Mercedes, pero esto debería ser una competición"

 Red Bull, sin embargo, ha desaparecido dramáticamente del mapa. Han saltado definitivamente todas las alarmas. Ricciardo ni siquiera pudo con el Sauber de Nasr, y solo logró ser sexto, mientras que Kvyat y Verstappen tuvieron problema en su motor: “Es frustrante ver que estamos aún más atrás de lo que estábamos en Abu Dabi,  en cuanto a potencia y manejabilidad del coche. Mientras que Ferrari ha dado un buen paso adelante, Renault, por ahora, parece haberlo dado  hacia atrás”, reconocía Christian Horner.

Tal fue la hecatombe, que tanto Helmut Marko como Horner salieron en tromba tras la carrera: “Cuando ganábamos nunca teníamos tanta ventaja. Se nos cortaban las alas constantemente con prohibiciones”, ha señalado Horner. "No desmerezco a Mercedes, han hecho un gran trabajo, pero esto debería ser una competición. El problema es la brecha tan grande que hay. Se termina con carreras de tres niveles y creo que eso no es sano para la Fórmula 1", añade el jefe de equipo de Red Bull, que parece haber declarado la guerra política ya en la primera carrera de 2015.

Christian Horner hablando con Bernie Ecclestone (EFE)
Christian Horner hablando con Bernie Ecclestone (EFE)

"Consideraremos la posiblidad de marcharnos"

Marko llegó incluso a amenazar con el adiós al ‘Gran Circo’: "No estamos satisfechos con la dirección de la Fórmula 1. Consideraremos la posibilidad de marcharnos si la relación coste/valor no está bien", declaraba Helmut Marko para Auto Motor und Sport. "Remontar es imposible. Mercedes será muy superior mientras los motores sean estos. En Red Bull creemos que esta normativa está mal. Antes pagábamos entre ocho y diez millones por motor, ahora pagamos el doble”, explicaba Marko. 

La desazón ante una temporada semejante es evidente en todos los cuarteles, excepto en el de Mercedes. Si en la pista no parece haber rivales para Mercedes, fuera de ella parece que empiezan a surgir según ha caído la primera bandera a cuadros de la temporada.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios