MUCHO TERRENO por detrás de sus RIVALES

¿Y si Vettel y Red Bull hubieran perdido ya el título en 2014?

Renault mejoró en Bahrein, aunque su retraso es evidente frente a Mercedes y Ferrari. Pero el equipo también suma sus propios flancos débiles.

Foto: Daniel Ricciardo en esta pretemporada en la que poco ha podido explorar el RB10.
Daniel Ricciardo en esta pretemporada en la que poco ha podido explorar el RB10.

​“Yo ni siquiera conseguí dar cinco vueltas seguidas en Imola… ¿Cómo c…lo has conseguido tú?”, le preguntaba Gerhard Berger a su compañero de equipo, Nigel Mansell. Ferrari estrenaba en 1989 el cambio semiautomático, una innovación revolucionaria para la Fórmula 1. El piloto británico sufría idéntica falta de fiabilidad durante los entrenamientos del Gran Premio de Brasil, prueba que abría aquella temporada. Incluso Mansell había sacado un billete de vuelta anticipado, seguro de no terminar la carrera. Contra todo pronóstico, ganó. Tras los últimos entrenamientos de Bahrein pocos imaginarán que Red Bull y Vettel, los actuales campeones del los cuatro últimos años, lograrán algo parecido.

Si la genética y el pasado de la Fórmula 1 cuentan en el pronóstico, cabe pensar que Red Bull podría estar corriendo un serio riesgo de perder el tren de este campeonato antes de que este deje la estación. Mercedes, 3.062 kilométros acumulados hasta el momento. Red Bull, 705. Si el el retraso de esta pretemporada es definitivo o no se verá, pero de momento se antoja letal para el equipo austríaco. Porque, para empezar, en la temporada 2014  ya no depende de sí mismo como en la época de los V8. 

Problemas estructurales sin fácil solución en breve

El italiano Gian Carlo Minardi se atrevió  a insinuar en Singapur 2013  la posibilidad de un control de tracción singular en el RB9. Le cayeron chuzos de punta desde Red Bull. Muy seguro debía estar el antiguo propietario del actual Toro Rosso para su diagnostico de la pasada semana sobre los problemas de Renault y del equipo austríaco.

“Red Bull y Toro Rosso se han empeñado en trasmitir tranquilidad y serenidad en sus comunicados y entrevisas, y de la información que circula parece que la situación es más complicada de lo previsto y no de fácil resolución”. Tras este primer disparo, llegó la ráfaga: Red Bull explora un cambio de motores para 2015, y Renault busca técnicos en otros ‘mercados’ ( con respuesta negativa), “cosa que no había ocurrido nunca, ya que siempre ha buscado defender su propia tecnología”. Y el tiro de gracia remataba que Renault podría sufrir “problemas estructurales del propulsor que no tiene fácil solución en breve". Rumores, sí, pero no olvidemos sus contactos en el seno de su antiguo equipo.

“Obviamente, espero ser desmentido en Bahrein, segundo test de pretemporada, y podremos ver la mejora en equipos y motoristas” terminaba el antiguo propietario de Minard. Pues bien, incluso la última la jornada de Toro Rosso  en Bahrein se abortaba  por causa de un “problema importante de motor”, según reconoció  Jean Eric Vergne quien, lógicamente, no quiso echar más sal a la herida. Ello, al margen de lo vivido los días anteriores por todos los equipos de Renault.

¿Hasta qué punto se ha errado o no con el RB10?

“Sufrimos problemas de hardware y, en consecuencia, de software”, explicaba la pasada semana Remi Taffin, responsables de operaciones en pista del fabricante galo. "Vamos algunas semanas detrás de donde queríamos estar y reconocemos que tomará tiempo lograr el pleno rendimiento de la planta motriz”, reconocía tras los entrenamientos de Bahrein el máximo responsable técnico de Renault Sport, Rob White. Y con la homologación oficial de motores  a la vuelta de la esquina, el próximo 28 de febrero…Pero quedaba otro tema, “los problemas de integración con nuestros clientes”, como los denominaba Taffin. En este sentido, Red Bull parece aportar su particular toque al guiso.

El RB10 ha girado 137 vueltas en ocho días de pretemporada.  Seis segundos le separaban del  mejor tiempo con Mercedes, una diferencia importante no tanto por el abismo que parece reflejar, sino por los problemas que todavía surgirán a medida que se aumente el ritmo del monoplaza azul. El propio Adrian Newey reconoce cómo ha tensado la cuerda aerodinámicamente con el RB10 con  una sistema motriz cuyas necesidades de refrigeración doblan las del V8. En Bahrein surgían problemas nuevos imputables al chasis y no a los motores, pero Lotus y Caterham han acumulado más kilómetros que Red Bull y Toro Rosso…

Cómo recuperar el terreno frente a los rivales

Quedan cuatro días en Bahrein para recortar terreno ¿En qué condiciones de competitividad homologará Renault su motor el próximo día 28? ¿Cuando  podrá ofrecer un planta motriz totalmente fiable en relación a sus rivales, considerando las restricciones a cualquier modificación a partir de esa fecha? ¿Qué margen de maniobra tiene Adrian Newey con el diseño y distribución interna del RB10? ¿Podrá el equipo austríaco recuperar terreno durante el escaso tiempo disponible en los entrenamientos de los primeros grandes premios de la temporada? Nunca mejor dicho, con Red Bull hasta el rabo todo es toro, pero este año comienza la temporada con algo más que unos pitones afeitados. Sobre todo, mirando hacia Mercedes.

En definitiva,  la primera sesión de Bahrein  no parece haber desmentido a Gian Carlo Minardi. Que Vettel y Red Bull puedan imitar la fortuna de Mansell y Ferrari en 1989, hoy, se antoja un espejismo en el desierto. El piloto alemán criticó duramente la doble puntuación que regirá para la última carrera de la temporada 2014. Estos días, Bernie Ecclestone quiere proponer que se amplíe a las tres pruebas finales. Quien sabe, quizás Sebastian Vettel esté ahora rezando porque así sea.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios