Los coches no son el único problema

El 'timo de la estampita', la nueva moda para robar bicicletas de lujo en Cataluña

Los Mossos d'Esquadra alertan sobre esta práctica que afecta, principalmente, a cicloturistas que salen a entrenar solos. Se han sustraído 15 bicis por un valor cercano a los 100.000 euros

Foto: Bicicletas de alta gama del conjunto Deceuninck-Quickstep. (@deceuninck_qst)
Bicicletas de alta gama del conjunto Deceuninck-Quickstep. (@deceuninck_qst)

Las ciclistas catalanes se están enfrentado a un nuevo problema en sus carreteras. No basta con salir y ser precavido respecto a los coches, ahora también hay que estar alerta con los cacos, que han encontrado un nuevo nicho, vulnerable y poco protegido, donde actuar. Desde 2018 los Mossos d'Esquadra, la policía de la Generalitat, han detectado una nueva tipología de hurtos. Los hacen llamar 'el timo de la estampita en bici'. El modus operandi empleado por los ladrones es bastante sencillo y, obviamente, el fin es sustraerle al ciclista su bici, que ha de ser siempre de alta gama.

El timo se inicia cuando un individuo, también en bici, se acerca al ciclista. Tras esto, inicia una conversación con el fin de ganarse su confianza. Una vez cumplimientado este paso con éxito, el sujeto se hace pasar por un médico, entrenador o mecánico y, con cualquier excusa, le propone desviarse un momento de la ruta antes de continuar. Cuando el ciclista acepta, aparece en escena una segunda persona que simula ser un amigo o familiar. Este le pide a la vícima probar su bici un momento y es ahí, con los dos subidos, cuando arrancan a golpe de pedal para huir del lugar de los hechos y dejar a la víctima plantada y sin capacidad de respuesta. Según los Mossos, se han llegado a dar situaciones en las que los cacos se han servido de un arma blanca para intimidar a la persona afectada. Por supuesto, la violencia también entra en sus planes.

5.334 denuncias por robos

Los Mossos mantienen una investigación abierta para identificar y detener a los presuntos autores, después de constatar como en diferentes poblaciones de Cataluña se han producido al menos una quincena de sustracciones de bicicletas que suman un importe cercano a los 100.000 euros. Este cuerpo de seguridad recuerda a los ciclistas que extremen las preucaciones y no caigan en situaciones que les puedan generar desconfianza. Cabe señalar que los ciclistas más frágiles son los que entrenan solos.

Cataluña tiene un serio problema con el hurto de bicicletas que no es para nada nuevo. El año pasado se tramitaron 5.334 denuncias por robos, la mayoría relacionadas con el ciclismo urbano, solo un 3,72% menos en comparación con el 2017. De las bicicletas sustraídas, la policía autonómica recuperó 311. Los Mossos disponen de un buscador online en el que el propietario puede comprobar con el número del bastidor o registro de la bicicleta si ha sido denunciada como robada y si está en el depósito. En el resto de España, cerca del 16% de ciclistas han sufrido el robo de su bici en los últimos cinco años, según el último barómetro de la Bicicleta en España. Sin ir más lejos, el pasado mes febrero, en plena Vuelta a Andalucía, el equipo profesional del Vital Concep vio como desaparecieron doce de sus bicicletas Orbea, valoradas en más de 100.000 euros, del autobús.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios