ya, primera de las nueve llegadas en alto

La Vuelta del sube y baja arranca hoy

Nada más empezar, todos los corredores que participan en la Vuelta a España tienen ante sí el primer final en alto, uno de los nueve que tendrán de aquí a la etapa final en Madrid

Foto: Los tres grandes favoritos al triunfo: Quintana, Froome y Valverde (EFE).
Los tres grandes favoritos al triunfo: Quintana, Froome y Valverde (EFE).

Después del esperpento inicial en la Vuelta a España, todo tiene obligación de ir a mejor. La victoria del BMC no es más que un dulce que llevarse a la boca para el equipo estadounidense, pero poco más. No influye que Peter Velits vaya a salir este domingo de Alhaurín de la Torre vestido con el jersey rojo, porque gane quien gane esta segunda etapa se pondrá de colorado. En el momento que tomen la salida los corredores empezará por fin a correr el cronómetro de esta Vuelta de verdad, y no en este inicio en falso que hemos tenido que vivir. Esto empieza a mejorar, señoras y señores, y no lo digo yo, sino que el propio recorrido de la ronda española habla por sí solo: nada más empezar, ya tenemos un final en alto.

Uno de muchos. Son 21 etapas de aquí a la llegada a Madrid, y de todas esas, hasta trece tienen algún mínimo de montaña para machacar las piernas de los corredores y para poner a prueba, por supuesto, el nivel actual de todos los grandes favoritos al triunfo final. Todo empieza ya, en esta segunda jornada. Es una etapa similar a lo que pudimos vivir también en los primeros días del pasado Tour de Francia con la ascensión al Muro de Huy. Quizás el Caminito del Rey no tiene el carisma histórico de la cima belga, pero promete deparar emociones relativamente similares.

Como se aprecia en la imagen superior, es una etapa que no tiene nada de sencilla, lejos de las tradicionales etapas de transición de las primeras semanas de las grandes vueltas (lo cual cada vez se estila menos ante la necesidad de los organizadores de hacer atractivo el mayor número posible de etapas). Subir y bajar, subir y bajar. No hay ninguna cuesta especialmente complicada hasta llegar justo al final de la etapa. Dos puertos de tercera categoría que podrían generar las primeras diferencias entre los mejores, sin que estas deban ser demasiado grandes, claro. 

Se trata de una etapa propicia para especialistas en la media española. Es un día en el que si están espabilados, bien colocados y se sienten con buenas piernas, Alejandro Valverde y Joaquim 'Purito' Rodríguez pueden terminar la segunda etapa de la Vuelta subiendo a lo alto del podio y, además, vistiéndose el rojo. Hablamos de los dos españoles por ser grandes expertos, pero cualquiera de los favoritos podría sorprender.

Y después de esta buena etapa, el recorrido de la Vuelta se suavizará durante las siguientes tres jornadas, pero pronto volverá de nuevo la montaña para no irse hasta la undécima etapa, día en el que por primera vez se llegará a la alta montaña con una etapa reina verdaderamente impresionante entre Andorra La Vella y Cortals d´Encamp, con cuatro puertos de primera categoría, otro de categoría especial y otro de segunda. Y esta viene justo después de la primera jornada de descanso, lo cual ya sabemos que le suele venir de maravilla a Chris Froome. Su hachazo en el Tour fue precisamente en la primera etapa de alta montaña, que llegó tras parar durante un día.

Después de esa maravillosa etapa (si no se fastidia por un ataque tan bestia como el del británico), todavía quedará mucha montaña. Para ser exactos, cuatro etapas más de alta montaña y otras dos de media montaña. Sistemas béticos, Pirenaicos, Cantábrico y Central... En total, nueve llegadas en alto, trece con algún puerto importante. Una Vuelta de sube y baja, de un no parar constante. De emoción pura y dura con casi todos los grandes ciclistas del mundo. Ay, lo que daría Alberto Contador por estar entre el pelotón...

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios