nadie ganó en españa tras ganar en francia

Froome inicia sobre el peligro del albero la lucha por un doblete histórico

La mejor Vuelta de la historia no puede empezar peor, con un inusual albero en malas condiciones. Pero tenemos la posibilidad de ver, si Froome lo logra, el primer doblete moderno Tour-Vuelta

Foto: Froome fue muy superior durante el Tour de Francia (Cordon Press).
Froome fue muy superior durante el Tour de Francia (Cordon Press).

Hay una tendencia a recuperar ciertas polémicas que un día se comentaron, pero que no llegaron entonces a mayores, y después parecen generar un cisma bíblico cuando se acerca el momento decisivo. El recorrido de la Vuelta Ciclista a España 2015 se sabía desde hacía meses. Unos ocho meses, para ser exactos. Sabíamos que daría comienzo en la Costa del Sol y que regresaría a su clásico final por las calles de Madrid. Y ese inicio sobre diferentes pavimentos se conocía, y aunque algunos pusieron el grito en el cielo, no pasó a mayores. Ahora, de repente, se ha llegado a poner en cuestión el inicio de la que se prevé (crucemos los dedos, no pase como en el Tour) como la mejor Vuelta de la historia.

Sí, no resulta exagerada la anterior y contundente afirmación. Nunca antes el ganador del Tour había decidido apuntarse a la Vuelta a España. Nunca lo hizo Indurain, ni Armstrong, ni siquiera Contador. Lo va a hacer Chris Froome, rompiendo una barrera que en cierto modo reducía el valor internacional de la ronda española. Y al apuntarse el británico, ¿cómo no iban a ir detrás todos los que le persiguieron sin éxito en tierras francesas? Cayeron como si fuera un dominó los Quintana, Valverde, Nibali, Van Garderen... Todos, menos Contador, que no quiso hacer el triplete Giro-Tour-Vuelta.

Y como nadie en la historia ha ganado el Tour y luego ha decidido tomar la salida en la Vuelta a España, nadie, por tanto, ha realizado jamás el doblete. No, no lo hicieron Jacques Anquetil ni Bernard Hinault. Bueno, sí, pero no. Me explico: los dos ganaron en un mismo año natural el Tour y la Vuelta, pero ésta última la consiguieron cuando se disputaba en primavera, durante los meses de abril y mayo, antes incluso del Giro. Es decir, que en el formato actual con la Vuelta al final del verano, ningún corredor que hubiese llegado vestido de jaune a París lo ha hecho de amarillo, oro o rojo a Madrid.

Ese es el reto que se pone por delante Christopher Froome. Después de tanto rumor sin confirmar sobre un supuesto dopaje en el Tour, el líder de Sky quiere seguir demostrando al mundo cómo se puede ser el mejor ciclista del momento estando limpio. El reto es enorme, porque el nivel de exigencia de esta Vuelta a España será verdaderamente alto y sus piernas (como las de sus principales competidores) están verdaderamente cansadas por el duro Tour que tuvo que soportar (y ganar). Y encima lo hace con esos adversarios más hambrientos aún, si cabe. Quintana se quedó con la miel en los labios, Valverde se demostró tremendamente fuerte, Nibali acabó bien el Tour, Van Garderen llega algo más fresco por haberse perdido las últimas etapas de la grande boucle...

Sin tiempos individuales en Marbella

Estado del albero por el que rodarán los ciclistas en una imagen de Rory Sutherland, de Movistar.
Estado del albero por el que rodarán los ciclistas en una imagen de Rory Sutherland, de Movistar.

Todos ellos se acercan a nuestro país en busca del rojo, ese color con el que parece que por fin se identifica a la Vuelta, pero no se podía dar la salida de peor manera a la ronda. Esa polémica por rodar sobre el albero (superficie típica de las plazas de toros, para que nos hagamos una idea de qué se trata), que según varios corredores y expertos no se encontraba en buenas condiciones, ha llevado a la organización de la Vuelta a tomar la decisión de que la primera etapa, una contrarreloj por equipos de 7'4 kilómetros no contabilice para la clasificación general individual, sino sólo para la de equipos. 

Una decisión trascendente, histórica y extraña. Es empezar mal directamente. Una salida en falso, un ridículo internacional. El recorrido se dio a conocer el pasado mes de enero y todo el mundo tuvo oportunidad de valorar entonces, de criticar en su momento la decisión de Unipublic de empezar la carrera sobre diferentes superficies. Es decir, los que ahora protestan tuvieron su ocasión para hacerlo bien. Pero por otro lado, la organización de la Vuelta también lleva ocho meses con la posibilidad de haber otorgado a los ciclistas unas superficies en perfectas condiciones, no con altibajos, con una arena del albero mal prensada. A pesar de todo, se correrá sobre ella, ya que según comunican en Málaga, se trabajará de nuevo sobre la arena para dejarla ideal. Habrá que ver si es así. A partir de ahora, la Vuelta sólo puede ir a mejor.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios