UFC Vegas 33: ‘Tarzán’ Strickland sepulta las esperanzas de Uriah Hall de optar al título
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
pelea disputada en el peso medio

UFC Vegas 33: ‘Tarzán’ Strickland sepulta las esperanzas de Uriah Hall de optar al título

En UFC Vegas 33, se enfrentaban dos pesos medios asentados en una racha ascendente de victorias que buscaban continuar con su impulso ganador

placeholder Foto: UFC Vegas 33: Uriah Hall vs Sean Strickland (UFC Español).
UFC Vegas 33: Uriah Hall vs Sean Strickland (UFC Español).

Uriah Hall parecía tener todo el potencial para llegar a la cima de este deporte, pero nunca lo ha logrado capitalizar. Ya empieza a tener una edad avanzada y su derrota inexcusable ante ‘Tarzán’ Sean Strickland perjudica seriamente sus perspectivas de llegar alguna vez a ser un legítimo aspirante al título. Aunque Hall había mejorado mucho desde que empezó a entrenar con el equipo Fortis MMA en la actuación de hoy sólo ha tenido de meritorio el haber aguantado en pie los cinco asaltos. Ganó Strickland en la decisión unánime de los jueces por un rotundo (50–44, 50–45, 49–46). Este combate para Hall significaba aprovechar su última oportunidad de colocarse en la parte superior de la clasificación. Para Strickland, en cambio era una cuestión de si estaba listo para entrar en el top 10 de la división.

Y es que en UFC Vegas 33, se enfrentaban en el combate principal dos pesos medios asentados en una racha ascendente de victorias tras recuperarse de ciertas derrotas y un grave accidente que buscaban continuar con su impulso ganador para convertirse en contendientes importantes al título de la categoría.

A pesar de encadenar una mala racha de derrotas, perdió cuatro de cinco combates entre finales de 2015 y mediados de 2018, Uriah Hall se había recuperado con cuatro victorias consecutivas, tres de ellas por KO o TKO. Hall fue el rival al que se enfrentó Chris Weidman en UFC 261, cuando se rompió la pierna, justo antes de que expulsara a Anderson Silva de la UFC noqueándolo en el cuarto asalto.

Strickland también llegaba a esta pelea tras cuatro victorias consecutivas, pero estaba inmerso en una racha más ganadora ya que había vencido cinco de sus últimos seis peleas y ocho de sus últimas 10. Desde que regresó de un parón de dos años debido a un grave accidente de moto en 2018 por el que necesitó una cirugía de rodilla, Strickland había vencido por decisión sobre Jack Marshman, por TKO sobre Brendan Allen y por decisión sobre Krzysztof Jotko.

‘Tarzán’ Sean Strickland fue el dueño absoluto de un combate muy estratégico en el que el factor que evidenció su superioridad es que siempre estuvo muy cómodo. Nunca sintió estar en peligro ante un oponente que registra en su carrera nocauts impresionantes. Desde posiciones muy estáticas, fue dominante básicamente lanzando un mayor volumen de golpes aunque no fueron impresos con mucha potencia, mientras Hall buscaba encontrar su victoria con contras explosivas cargadas de poder. Además, Strickland controló la lucha de agarre prácticamente cuando decidió que el combate se desarrollara en ese terreno, a punto estuvo de terminar con su golpeo el pleito en el cuarto asalto, y con su presión constante desautorizó cualquier oportunidad de victoria su rival.

El defecto que ha obstaculizado la proyección de Hall durante la mayor parte de su carrera ha sido que si no se le presiona, está más que contento con mantener un combate desde la distancia con su oponente. Gracias a sus golpes espectaculares, Hall ha sido descrito como un luchador de videojuego, pero esa descripción cambia cuando acumula daños y sólo elige desatar su calidad una vez que está en peligro de perder el combate. La clave para que Hall sea agresivo ocurre si empieza a sentirse intimidado. Pero Strickland aplicó una presión perenne, lanzando mucho volumen de golpes y Hall no supo esta vez cómo reaccionar. ‘Tarzán’ se mostró como un luchador extremadamente vertical que a menudo buscaba esquivar la tímida ofensiva de su oponente respondiendo con ataques, en lugar de defenderse.

En el resto de la velada sucedieron las siguientes finalizaciones:

En la cartelera principal, Cheyanne Buys destruyó a Gloria de Paula tras golpearla, llevarla al suelo y desde allí descargar golpes hasta que el árbitro intervino para parar el pleito.

Jared Gooden noqueó a Niklas Stolze con una derecha demoledora en el primer asalto.

Melsik Baghdasaryan con una espectacular patada a la cabeza mandó a dormir a Collin Anglin en la segunda ronda.

Y en los preliminares, Phil Rowe noqueó a Orion Cosce en el segundo asalto con una ráfaga de golpes.

Las Vegas
El redactor recomienda