¿Quién es Jorge Kahwagi? El empresario con vida de ‘reality show’ que quiso ser boxeador
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
Boxeo y polémica

¿Quién es Jorge Kahwagi? El empresario con vida de ‘reality show’ que quiso ser boxeador

Empresario, político y boxeador, la trayectoria y la vida de Jorge Kahwagi Macari están marcadas por la polémica y por decisiones que no dejaron a nadie indiferente

placeholder Foto: Jorge Kahwagi Macari. (Captura YouTube)
Jorge Kahwagi Macari. (Captura YouTube)

Son muchos los casos en los que vemos como personajes públicos se dedican a diferentes disciplinas que, en principio, cuando saltaron al panorama mediático no se podría haber imaginado. Algunos de ellos consiguen tener un gran éxito en sus aventuras y otros simplemente pasan sin pena ni gloria por ellas. En ocasiones, las personas se lanzan a estos retos personales o profesionales en busca de realizar los sueños que tenían cuando eran niños o simplemente como una forma de reinventar sus vidas.

Sin duda, hay muchos ejemplos que se nos pueden venir a la cabeza y que han tenido cierto reconocimiento, sin embargo, hay otros que han generado mucha polémica e incluso han sido acusados de ser intrusos o de haberse beneficiado de su posición para conseguir un lugar privilegiado. Este fue el caso del conocido empresario mexicano Jorge Kahwagi Macari, el cual se aventuró a ponerse unos guantes y empezar a competir como boxeador.

Foto: José Antonio López Bueno con el cinturón de campeón del mundo

¿Quién es Jorge Kahwagi?

Jorge Kahwagi es un personaje muy conocido en México. Aunque en los últimos años ha desaparecido significativamente del foco mediático, hasta hace algo más de una década era una de las personalidades más reconocidas en el país americano. Hijo del empresario Jorge Kahwagi Gastine, es Licenciado en Derecho y en Administración de Empresas. Entre otros exitosos proyectos empresariales, junto a su progenitor, preside el Grupo Editorial Crónica y dirige el diario que lleva el mismo nombre.

Además, cuenta con una nada desdeñable carrera política en México, donde ha ejercido como diputado federal del Partido Verde Ecologista en el Congreso de la Unión de México, siendo también coordinador de su grupo parlamentario. Después de dejar su puesto en dicho grupo político, pasaría a ser secretario general, y más tarde presidente, del Partido Nueva Alianza. Si bien, su figura ha sido altamente polémica en todos los ámbitos en los que se ha embarcado, y es que desde su incursión en el entorno político los comentarios de cómo había llegado a ocupar esos puestos hacían sobrevolar la duda sobre él.

Grandes figuras han forjado la historia de amor entre el boxeo y México, aunque entre esos elegidos no estaría Kahwagi

La relación entre el deporte del boxeo y México es un idilio que ha dejado innumerables figuras, campeonatos mundiales y noches de gloria para el país y los fanáticos de todo el mundo. Nombres como Julio César Chávez, Salvador Sánchez o, más actualmente, Saúl ‘Canelo’ Álvarez, entre muchos otros, han forjado a lo largo de los años una historia de amor entre este deporte y el país americano digna de las mejores películas románticas de Hollywood, aunque entre esos elegidos, y a pesar de su fama, no cabría incluir a Kahwagi.

placeholder El considerado como mejor boxeador mexicano de la historia, Julio César Chávez, en su pelea contra Robinson. (REUTERS)
El considerado como mejor boxeador mexicano de la historia, Julio César Chávez, en su pelea contra Robinson. (REUTERS)

Desde que se aventurara a enfundarse los guantes de manera profesional, ya pasada la treintena de edad, Jorge Kahwagi ha ido justificando su pasión por el boxeo con historias de cuando era niño y una carrera ‘amateur’ que, si bien ha asegurado estar formada por más de 40 peleas, la gran mayoría ganadas por nocaut, según los medios especializados y los expertos no hay constancia estadística de ninguna de esas afirmaciones.

Su debut profesional, en noviembre de 2001 ante Perry Williams, inició una carrera corta y muy polémica, con la sombra de la duda en cada uno de sus combates y con el mundo del boxeo entonando la disconformidad sobre cómo se produjo su trayectoria y el tratamiento hacia su figura por parte de algunos organismos oficiales. Con tan solo dos peleas profesionales disputó el campeonato mexicano del peso crucero ante José López, un boxeador con un balance de cuatro peleas, todas ellas perdidas. Ganó por la vía rápida y, apenas unos meses después de su debut, ya era campeón.

El controvertido empresario, político y boxeador realizó dos peleas en Madrid, las cuales también ganó por nocaut, como todas las que figuran en su récord profesional (12-0), y, después de ellas, se coronó campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Casi un año de carrera y ya contaba con varios cinturones, de los considerados "menores", pero títulos al fin y al cabo para un boxeador en el que todos los ojos se posaron, y no precisamente por sus logros.

La sombra de la duda

Muchas son las voces que no han dudado en tildar a Kahwagi como un “fraude”, y es que, de sus 12 peleas, ocho terminaron en el primer asalto. Además, el púgil contra el que debutó, el mencionado Perry Williams, meses más tarde de aquel combate fue investigado por la Comisión Atlética de California por considerar que había indicios de que había amañado otras peleas.

Sus detractores hablan de que ha enfrentado a rivales desconocidos, con récords profesionales sospechosos y, algunos de ellos, con un historial cuestionable. Y si sus primeras peleas fueron controvertidas, las dos últimas son casi de ‘Expediente X’. Su penúltima contienda estuvo marcada por la duda más extrema, ya que su contrincante, el brasileño Roberto Coelho, tras un inicial asalto en el que pasó por encima del mexicano, inexplicablemente dejó de lanzar golpes y terminó sucumbiendo ante Kahwagi, que se hizo con su undécima victoria por KO.

Eso fue en julio de 2005, y ya no se volvería a subir a un ring hasta casi 10 años después. Su regreso fue en un combate esperpéntico ante Ramón Olivas en el que el empresario acudió con un aspecto físico cuanto menos llamativo. Kahwagi se presentó a la cita, en Filipinas, con una apariencia que fue muy discutida, llegando incluso a haber rumores de que se había sometido a varias cirugías estéticas, especulándose con que llevaba implantes en los pectorales y en los hombros, argumentando la comparación entre su aparente falta de forma física con sus marcados músculos en esas zonas de su cuerpo. La pelea no tuvo demasiada historia, el empresario y político mexicano acabó con Olivas en menos de un minuto y, más tarde, daría por terminada su carrera boxística.

Jorge Kahwagi vs Ramon Olivas (Boxing Observer)
placeholder Jorge Kahwagi en su última pelea. (Captura YouTube)
Jorge Kahwagi en su última pelea. (Captura YouTube)

Una vida de ‘reality’

Entre su penúltima y última pelea fue cuando inició su carrera política, con polémica también. Durante su periodo como diputado en el Congreso de la Unión de México, Kahwagi Macari pidió una licencia para poder ausentarse de sus obligaciones políticas para entrar a concursar al programa de telerrealidad ‘Gran Hermano’ (llamado 'Big Brother' en México). Su decisión la sustentó en que quería mejorar la desgastada imagen de los políticos y que los mexicanos los vieran de una manera más personal.

Si solo con esto no fuera suficiente polémica, al poco tiempo de entrar al ‘reality show’ se filtró que Jorge Kahwagi había cobrado su sueldo de diputado por adelantado, cuando antes de su participación se había informado de que no percibiría su salario durante el tiempo que estuviera en la casa. Además de esto, él mismo había prometido que estaría solamente una semana, permaneciendo finalmente en el concurso casi dos meses, pues llegó a ser finalista.

Entre tantas idas y venidas en su vida, después de su última aparición en el boxeo en 2015, prácticamente desapareció de los focos mediáticos. Se le vio en algunas ocasiones, en las que presentaba un aspecto físico preocupante, según informaron los medios mexicanos. En 2019, a través de su cuenta oficial de Twitter hizo un comunicado respecto a su estado de salud.

“Por este medio, quiero agradecer a todos mis amigos su preocupación por mi salud. Les quiero manifestar que se me reventó una úlcera, pero gracias a Dios que me permitió seguir dando lata aquí con ustedes”. Así aclaraba los rumores sobre su salud un personaje que, en poco más de una década, pasó de la exposición pública, los rumores e innumerables polémicas al más puro anonimato. En definitiva, una historia que podría resumirse como el desgaste de un personaje que no dejó a nadie indiferente en México y gran parte de América.

Boxeo México
El redactor recomienda