José Antonio López Bueno, de campeón del mundo de boxeo a las colas del hambre
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
llegó a la cima y ahora pide ayuda

José Antonio López Bueno, de campeón del mundo de boxeo a las colas del hambre

Su último combate dentro de un ring fue hace 11 años, aunque ahora vuelve a estar contra las cuerdas con 46 años, subsistiendo gracias a las ayudas vecinales

placeholder Foto: José Antonio López Bueno con el cinturón de campeón del mundo
José Antonio López Bueno con el cinturón de campeón del mundo

Hace algo más de tres décadas, José Antonio López Bueno llegó a la cima del boxeo. Se proclamó campeón del mundo en Zaragoza, su ciudad natal al vencer por KO en el tercer asalto a Rubén Sánchez León. Su último combate dentro de un ring fue hace 11 años, aunque ahora vuelve a estar contra las cuerdas con 46 años, subsistiendo gracias a las ayudas vecinales. El púgil maño fue un enamorado del deporte de las 16 cuerdas desde que se enfundó unos guantes por primera vez: “Mi ídolo era Bruce Lee. Yo no sabía nada de boxeo la primera vez que entré en un gimnasio pero desde el primer día me convertí en un enamorado del deporte.”, asegura el boxeador a El Confidencial.

López Bueno se dedicó en cuerpo y alma al deporte que amaba. Su vida se basaba en entrenar, comer y dormir hasta que en su decimoséptimo combate le dieron la oportunidad de su vida. Se iba a enfrentar al campeón mexicano Rubén ‘Yiyo’ Sánchez López en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza. El combate se disputó en el 23 de abril de 1999, coincidiendo con El Día de Aragón, en el que se homenajea a San Jorge como santo patrón del Reino de Aragón.

Foto:
"Hola, me llamo Poli Díaz y pego hostias como tranvías"
Alfredo Pascual Fotografía: Carmen Castellón José María Stampa Jost

El pabellón estaba completamente lleno esperando al ídolo local en una época en la que el boxeo estaba viviendo un gran momento gracias al apoyo de la televisión. López Bueno se presentó a la contienda con un palmarés de 11 victorias, 3 derrotas y dos combates nulos, pero con la fama de ser uno de los grandes pegadores del peso mosca. Su rival, mucho más experimentado, con 24 victorias, 7 derrotas y un combate nulo, iba a defender su título por segunda vez.

El boxeador zaragozano fue una auténtica apisonadora desde el comienzo del combate. Mandó a la lona a ‘Yiyo’ al final del segundo asalto y terminó la faena en el siguiente round, para proclamarse campeón del mundo del peso mosca. El flamante campeón no esperó mucho en volver a boxear para defender su título. Un mes y medio después de coronarse campeón del mundo, defendió con éxito su título en Málaga ante Igor Gerasimov por KO técnico en el séptimo asalto.

El accidente de moto

Nuestro campeón estaba viviendo un momento espectacular: “Me compré la mitad de una casa con el dinero que había ganado con la intención de pagar la otra mitad con las defensas de mi título”, asegura López Bueno. Su siguiente rival iba a ser el puertorriqueño José ‘Carita’ López, pero los planes no salieron como esperaba. “Me caí de la moto y me tenían que escayolar el pie, por lo que no iba a poder pelear en un mes y medio como pedía la OMB (Organización Mundial de Boxeo)” asegura. Lo que vino después, se sigue considerando como una gran injusticia. A José Antonio López Bueno le desposeyeron del título debido al accidente y por no poder defenderlo en el tiempo que la OMB estimaba oportuno. “Yo tuve dos carreras: la primea fue con la ilusión de un niño pequeño que quiere alcanzar su objetivo y la segunda por dinero. Me trataron como un trozo de carne y me quitaron la ilusión que tenía. ¡Ese título era mío y me lo quitaron en un despacho!”, asegura con enfado el campeón.

La carrera de López Bueno nunca fue lo mismo desde aquel momento. Intentó proclamarse, sin éxito, campeón de Europa en 4 ocasiones. Se enfrentó a grandes boxeadores pero sin la ilusión que necesita un boxeador para ser un campeón. “Soy el boxeador más maltratado de España”, asegura con tristeza. “Me hubiese encantado haber terminado mi carrera con el medallista olímpico Rafa ‘Balita’ Lozano, pero no llegamos a un acuerdo económico digno para un combate de esa magnitud”. Su último combate fue ante Oleg Mustafini (0-6), aunque un año antes, López Bueno se proclamó campeón de España del peso mosca.

placeholder José Antonio López Bueno con Sofía, su mujer
José Antonio López Bueno con Sofía, su mujer

Tras su retirada de los cuadriláteros, ha seguido ligado al boxeo en todas las facetas posibles. “He colgado carteles de veladas, las he promovido, he montado rings,... y he tenido mi propio gimnasio, del que solo he podido ser ayudante de entrenador por no tener la licencia. ¿Cómo puede ser que haya sido campeón del mundo y no obtenga directamente la licencia de entrenador?”. El exboxeador sueña con obtener la licencia o por lo menos recibir una ayuda para cursarla y obtenerla de la manera habitual. De este modo retomaría su pasión en un gimnasio.

“Tener un gimnasio municipal es caro y perdoné muchas mensualidades”, asegura López Bueno. El excampeón solía ayudar a los niños de su barrio para que pudiesen entrenar y ayudarles de este modo a salir de la calle. Por su gimnasio pasaron unos 1.000 alumnos pero los números no salían. Desde entonces todo ha ido cuesta abajo. Cerró su gimnasio, vendió su casa, dejó de tener ingresos y entonces llegó el coronavirus para empeorar la situación, porque perdió un nuevo contrato en otro gimnasio.

Foto: Tyson y Jones dejaron destellos de lo que fueron en el pasado. (USA TODAY)

“Entiendo perfectamente la razón de Urtain para saltar del balcón, yo también he tenido ese pensamiento. Nadie nos ayuda a adaptarnos a la sociedad cuando se termina nuestra carrera. Vivimos en un mundo que no es real y cuando nos queremos dar cuenta suele ser demasiado tarde”. López Bueno, que representó a nuestro país en combates internacionales, se ha convertido en un asiduo de las tristes ‘colas del hambre’ que tanto están creciendo en España. Sus escasos ingresos para intentar llegar a pagar el alquiler vienen de una ayuda del IAE de 490€. “No me llega ni para pagar el alquiler y queda la luz, agua, comida,…”

José Antonio López Bueno quiere volver a impartir sus conocimientos, pero pide ayuda para obtener la licencia. “Me he propuesto volver a boxear para poder pagarme la licencia. Tyson ha abierto un nuevo camino para los viejos rockeros”. La realidad es que muchos boxeadores tienen ese pensamiento pero sin el apoyo de la televisión, los ingresos serían muy escasos. “Por último, me gustaría dar las gracias a Sofía, mi mujer. Sin ella no estaría aquí y es mi gran apoyo en este tiempo tan difícil. También quiero agradecer a El Confidencial por dedicarme un momento y espero que sirva para poder recibir una ayuda.”, concluye el excampeón del mundo del peso mosca.

Mike Tyson Gimnasio Boxeo
El redactor recomienda