SEGUNDO EVENTO CELEBRADO EN LA ISLA

UFC Fight Island 1: la postulación de Kattar y el KO de Murphy

La deficitaria ofensiva desde la larga distancia de Dan Ige hizo que perdiese claramente la pelea. Ganó Kattar por decisión unánime de los jueces con su jab como principal arma.

Foto: Calvin Kattar, en un evento anterio (USA TODAY Sports).r
Calvin Kattar, en un evento anterio (USA TODAY Sports).r

La UFC continúa con sus peleas en ‘The Fight Island’, en la Isla Yas de Abu Dhabi. Para protagonizar el nuevo evento la promotora enfrentó a dos luchadores muy talentosos del peso pluma como son Calvin Kattar y Dan Ige. Y completaron la cartelera organizando un combate entre Jimmie Rivera y Cody Stamann con sólo una semana de anticipación, al caerse el inicial segundo plato estelar.

Dan Ige contaba en principio con la velocidad suficiente para lograr frustrar la convicción de Kattar. Tuvo la habilidad de maniobrar dentro y fuera de la distancia de su rival con la capacidad de despistar a un luchador que básicamente buscaba contragolpear desde su control absoluto del centro del octágono, pero su deficitaria ofensiva desde la larga distancia hicieron que perdiese claramente la pelea. Ganó Kattar por decisión unánime de los jueces con su jab como principal arma.

Ige fue capaz de evitar muchos de los ataques de Kattar, pero en algún momento, tenía que acercarse a intercambiar golpes con él si pretendía ganar el combate. El principal problema para el hawaiano es que en el momento que establecía la distancia, Kattar siempre ganó todos los intercambios, aprovechando su ventaja en altura y alcance. Y es que el americano lanza las manos muy rápidas y precisas, unas aptitudes que le conforman como uno de los luchadores con mejor boxeo, no sólo en la división de peso pluma, sino de toda la UFC.

Mientras Kattar, cuyo fuerte es el boxeo y el Muay Thai, es excelente en el golpeo, el juego de suelo es donde Ige podía prosperar más. Ige promediaba un par de derribos por pelea aunque Kattar tiene un excelente porcentaje de defensa ante proyecciones. Para intentar jugar esta baza a su favor, el hawaiano lanzó sus intentos de derribo telegrafiados, originados desde muy atrás, y por eso nunca sorprendieron a Kattar.

El bostoniano Calvin Kattar aparentemente había aparcado definitivamente su carrera en las MMA en 2013, pero regresó en 2016 para lograr dos sólidas victorias que provocaron que la UFC lo fichara en 2017. Después de 18 combates profesionales de MMA y de obtener un récord de 16-2, debutó con poco tiempo de antelación en UFC 214, captando inmediatamente los focos de la afición con una clara victoria sobre el gran favorito, Andre Fili. Justo después noqueó a Shane Burgos tras entablar una guerra de intercambios con él. Sus últimas cuatro victorias antes del combate de hoy, vinieron acompañadas de tremendos KO. De esta manera, Kattar ha sido capaz de abrirse camino en el Top 10 de la división pluma gracias sobre todo a su fantástico boxeo. Hay consenso en que habría ganado su combate contra Zabit Magomedsharipov si hubiera durado cinco asaltos, como corresponde a una pelea estelar en UFC, y no los tres como excepcionalmente fueron. Con la victoria de hoy advierte a la élite de la categoría la disposición firme de usurpar un puesto.

Jimmi Rivera, otra vez cerca de optar al título

El combate entre Jimmie Rivera y Cody Stamann, por la magnitud de los contendientes, debería haber sido programado para ser el coestelar de este evento.

Jimmie Rivera se llevó la pelea de forma clara, dominando desde el centro del octágono con sus ataques más efectivos. Mientras Rivera confió en su contragolpe, la sensación es que Stamann lo hizo en su lucha. El principal problema para Stamann es que Rivera tiene una defensa de derribo casi perfecta. Aunque hay que reseñar que Rivera fue proyectado varias veces, pudo incorporarse con inmediatez, evitando que Stanmann consolidara una posición dominante en el suelo. De esta manera la pelea jamás se desarrolló como Stamann pretendía y sus posibilidades de ganar el combate fueron totalmente neutralizadas.

Aunque Stamann tenía ventaja de altura, Rivera lo tenía de alcance. Desde su control central del octágono pudo lanzar sus golpes sin que su oponente mostrara recursos convincentes para evitarlos. Una de las incógnitas que se presentaba es que se pensaba que el ascenso al peso pluma, por la rapidez con que se organizó la pelea, no le ayudaba tanto a Rivera como a su oponente, ya que la batalla por tener más volumen se decantó para Stamann. Pero esta ventaja a priori no se evidenció en ningún momento del combate.

Al final los jueces dieron la victoria a Rivera por decisión unánime.

Jimmie Rivera debutó en UFC en 2015 y ganó sus cinco primeros combates, derrotando a peleadores de la talla de Pedro Munhoz, Iuri Alcántara y Urijah Faber. Rivera, sin embargo, entraba en esta pelea con un bagaje de tres derrotas en sus últimos cuatro enfrentamientos, siendo noqueado por Marlon Moraes en 2018 y perdiendo por decisión ante Aljamain Sterling y el nuevo campeón de peso gallo Petr Yan en 2019. Su única victoria de esta mala racha fue contra John Dodson en UFC 228.

Por otro lado, en los preliminares, Khamzat Chimaev sometió con una estrangulación de arce a John Phillips en el segundo asalto en una pelea que dominó de principio a fin.

Y Lerone Murphy noqueó a Ricardo Ramos en el primer asalto en el ‘ground and pound’. Desde una posición dominante en el suelo su castigo terminó por destruir a su rival.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios