TERCER EVENTO CELEBRADO EN RUSIA

UFC Moscú: el KO brutal de Roberts y el ascenso del doble ruso de Abraham Lincoln

En una pelea muy técnica, Magomedsharipov se llevó la victoria por decisión de los jueces al llevarse los dos primeros asaltos y perder el tercero ante Calvin Kattar

Foto: Zabit Magomedsharipov (i) en una pelea anterior. (USA TODAY Sports)
Zabit Magomedsharipov (i) en una pelea anterior. (USA TODAY Sports)

Con la resaca de UFC 244, la promotora recalaba este fin de semana en Rusia en el CSKA Arena de Moscú para ofrecer quizás la mejor cartelera de las tres visitas acaecidas desde que debutó en este país. En la principal cita de la velada, Zabit Magomedsharipov se medía al talentoso Calvin Kattar en un encuentro decisivo para dilucidar cuál va a ser el futuro de la división de peso pluma. Aunque ninguno de los dos luchadores es todavía una gran estrella, esta pelea ha creado una expectación insospechada entre los aficionados más entendidos de este deporte. Y eso que el combate era a tres asaltos en vez de a cinco por la repentina retirada de un protagonista titular. La decisión de pasar este combate al evento principal se tomó en un corto espacio de tiempo y los protagonistas se habían entrenado para luchar tres rondas.

En una pelea muy técnica Magomedsharipov se llevó la victoria por decisión de los jueces al llevarse los dos primeros asaltos y perder el tercero. Magomedsharipov hizo muy bien al principio en usar su ventaja de longitud y, al igual que Moicano cuando se enfrentó a Kattar, atacar con patadas fuertes a su rival para evitar que pudiera desarrollar su peligroso boxeo. Además, Magomedsharipov intentó sin éxito hasta el tercer asalto llevar la lucha al suelo, donde en principio su superioridad iba a ser mayor.

Cuando Magomedsharipov se encuentra en una situación ofensiva, y especialmente si su oponente le ofrece tiempo y espacio para trabajar, es una alegría verle pelear. Cabe resaltar una combinación ejecutada por el ruso en el primer asalto donde atacó a su rival con un codo espectacular para a continuación soltar un gancho al hígado. Zabit es un luchador igualmente talentoso para el agarre. Sus derribos, al igual que sus golpes, tienden a ser llamativos. Es un experto en barridos de pies en espacios abiertos, como demostró en el segundo asalto, aunque no pudo sacarle beneficio al no asentar una posición en el suelo.

Kattar estuvo muy inactivo en las dos primeras rondas, sin soltar muchos golpes. El americano lanza las manos muy rápidas y precisas, unas aptitudes que le conforman como uno de los luchadores con mejor boxeo, no sólo en la división de peso pluma, sino de toda la UFC.

La desventaja del estilo llamativo de Magomedsharipov es que tiende a ralentizarse a medida que la lucha avanza. Así en el tercer asalto, la iniciativa ya partía de Kattar que acabó lastimando al ruso con un sólido puñetazo. Suerte para Zabit que pudo encontrarse con un derribo y que el último minuto del combate trascurriera en el suelo con el ruso en una posición dominante. Si el combate hubiese sido a cinco asaltos los pronósticos serían de victoria para el americano.

La estrella rusa que podría reinar en UFC

La división del peso pluma está repleta de nuevos talentos y el ruso Zabit Magomedsharipov, que se ha hecho con un lugar en los titulares desde hace mucho tiempo, podría ser el mayor exponente. Magomedsharipov acaparó la atención de los aficionados mientras se abría camino en la escena de MMA rusa. Su apariencia física, similar a la de Abraham Lincoln, no le hacía precisamente pasar desapercibido, y sus notables actuaciones venciendo a duros competidores sin reportarle muchos problemas y encadenando finalizaciones asombrosas imantaron el foco sobre su figura. Una vez que llegó al octágono, Magomedsharipov siguió con su tónica: venciendo a duros rivales de la parte noble de la categoría. Su gran examen como luchador de élite se produjo cuando se enfrentó y venció de forma impresionante a Jeremy Stephens el pasado marzo. Después de confirmar su valía contra Kattar, el ruso reafirma las previsiones que le pronostican un futuro cierto en la categoría.

En la pelea coestelar, Alexander Volkov se llevó la victoria en una aburrida pelea simplemente manteniendo la distancia y puntuando más que Greg Hardy que no mostró ninguna aptitud a resaltar para lograr cambiar la situación. El ruso iba a encabezar esta velada contra Junior dos Santos, pero una infección contraída por el brasileño en una de sus piernas canceló el interesante envite.

Volkov utilizó con oficio las patadas bajas y su mayor envergadura para mantener a raya a Hardy durante todo el combate. El americano hacía incursiones explosivas para entrar en la distancia del ruso aunque con poco éxito. Además, en uno de los impactos de sus puñetazos se quebró la mano en el primer asalto. Lo único positivo para Hardy es que terminó la pelea ante un luchador de la élite de la división sin acabar noqueado.

UFC ha hecho todo lo posible por encumbrar a Greg Hardy pero la antigua estrella de la NFL no ha respondido adecuadamente a las expectativas creadas. Y es que la nítida realidad es que el americano no tiene mucho que ofrecer, excepto su potencia noqueadora. Al mismo tiempo, tan pronto como las peleas se le empiezan a poner en contra, rápidamente pierde la cabeza, como cuando impactó con una rodilla claramente ilegal para ser descalificado ante Allen Crowder o cuando utilizó un inhalador entre medias de los asaltos en su pelea contra Ben Sosoli.

En el resto de la cartelera hay que destacar el espectacular KO de Danny Roberts sobrevenido por un fulminante crochet de izquierda en un golpe de encuentro ante el avance de Zelim Imadaev mientras entablaban un intercambio en el segundo asalto.

En los preliminares, el ruso Magomed Ankalaev se presentó en la promotora logrando un KO espectacular iniciado con una patada frontal a la cara de Dalcha Lungiambula y rematado con una ristra de golpes finalizadores.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios