el causante fue Dillon danis

Un insulto islamófobo desató la furia de Khabib: "Rata musulmana"

"No entiendo cómo algunos pueden hablar sobre lo que hice tras el final de la pelea. Antes, McGregor había hablado sobre mi religión, sobre mi país y sobre mi padre", justificaba el campeón

Foto: Khabib peleándose con el equipo de McGregor
Khabib peleándose con el equipo de McGregor

La bochornosa trifulca que Khabib Nurmagomedov inició en las gradas del T-Mobile de Las Vegas tras estrangular a Conor McGregor enturbió un combate llamado a marcar un hito en la historia de las artes marciales mixtas. "Terrible, vergonzoso", lamentaban los comentaristas al presenciar la intervención de los cuerpos policiales, que dejaron al ruso sin su ansiada fotografía levantando el cinturón de peso ligero.

Tal fue la decisión de Dana White, presidente de la UFC, que anuló la ceremonia final y anunció medidas contra el luchador de Daguestán: "No puedo asegurar al cien por cien que Khabib siga siendo el campeón. Puede haber sanciones, multas y suspensiones". Nurmagomedov ha reconocido su error y no ha querido entrar en más provocaciones, pero lo cierto es que la pelea final ha causado más revuelo que la ya programada.

"No entiendo cómo algunos pueden hablar sobre lo que hice tras el final de la pelea. Antes, McGregor había hablado sobre mi religión, sobre mi país y sobre mi padre", justificaba el campeón. Y precisamente fue un insulto al Islam lo que causó la tangana, según relata a 'TMZ' un aficionado que presenció el salto a la jaula a pocos metros.

De acuerdo a su versión, el instigador fue Dillon Danis, un compañero de equipo de McGregor especializado en Jiu-jitsu que le ayudó a preparar el evento. 'El jefe', como es conocido, profirió constantes insultos a los que Khabib respondió con miradas fulminantes a lo largo del combate, pero hubo uno que colmó el vaso: "Jodida rata musulmana".

En ese momento, el luchador le arrojó su protector bucal y abandonó el octágono sin que nadie pudiera pararle. Simultáneamente, varios compañeros de Nurmagomedov subieron al tatami y agredieron al irlandés. Entre ellos se encontraba Zubaira Tukhugov, otro luchador de la UFC que confesó haberle golpeado: "Le di un puñetazo tal y como prometí, por todo lo que dijo antes del combate".

Las rencillas van más allá de las agitaciones que el púgil de Dublín había despertado durante las ruedas de prensa previas al combate y se remontan al momento en que Khabib abofeteó a Artem Lobov, compañero de entrenamiento de su contendiente. La situación llegó al límite cuando McGregor atacó un autobús en cuyo interior se encontraba el ruso y acabó en el calabozo, condenado a pagar una multa por desorden público.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios