desvela la multa a la que se enfrenta su rival

Mayweather ensucia más el combate de los mil millones con otro ataque a McGregor

Mayweather busca batir el récord de Marciano ante McGregor, en el que pocos confían para el combate de los mil millones. El irlandés podría ser multado si hace movimientos ilegales

Foto: Floyd mayweather busca batir el récord de Marciano. (Reuters)
Floyd mayweather busca batir el récord de Marciano. (Reuters)

Hace meses que comenzaron a aparecer las primeras informaciones sobre el combate de los mil millones. Desde entonces, no ha habido día en el que Mayweather y McGregor, protagonistas del evento del próximo 26 de agosto (27 en España), no hayan ofrecido declaraciones polémicas. Y en eso sigue ganando Floyd, experto dentro y fuera del ring, quien sigue intentado desestabilizar al irlandés antes de intentar hundirlo contra las cuerdas en el T-Mobile de Las Vegas. "Hay una sanción, una gran sanción. No creo que él quiera perder, probablemente, el 90 por ciento de su dinero, o más. No sabemos cuánto va a ser, pero sé que será una fuerte multa", dijo el 'pretty boy' en el que sería la última combustión en la llama de la guerra sucia abierta.

La posibilidad de que Conor se enfrente a una sanción si realiza un movimiento ilegal en la disciplina del 'noble arte', en la que debuta, siempre estuvo presente. Mayweather la acaba de confirmar. Así, el campeón de peso ligero de la UFC, que intentará que Floyd no bata el récord de Marciano (49-0), tendrá que estar los suficientemente concentrado para no lanzar patadas, rodillazos, ni codazos, entre otros movimientos característicos en la disciplina en la que es rey, las artes marciales mixtas. Todo parece indicar, salvo sorpresa, que se tendrá que conformar con ese trono porque son pocos los que le dan la victoria. Mike Tyson, un grande del boxeo, y Jon Jones, su homólogo en la MMA, aseguran que 'The Notorius' no alzará los brazos después de los 12 asaltos. Si llegan. Aunque el irlandés se siente inspirado: "Mayweather va a quedar inconsciente en dos asaltos".

"Me voy a enfrentar al dios del boxeo. Pudo haberse mantenido como un dios, pudo retirarse con un récord de 49-0. En lugar de eso, ahora estoy aquí y yo soy el dios del boxeo”, afirmó Conor McGregor en su actitud más optimista antes del combate, en el que se embolsaría más de cien millones de dólares limpios. "Estoy cien por cien seguro de eso", ratificó el irlandés en relación al dinero que percibirá gracias al merchandising. Floyd, por su parte, ganará 100 millones de dólares brutos de bolsa, pero aún no se ha desvelado cuánto sumará gracias a las comisiones y patrocinadores particulares. Las cifras de las que se hablaban eras astronómicas (400 millones), pero las entradas siguen sin venderse con fluidez.


Pese a su duro entrenamiento, McGregor está en el punto de mira de las risas en la red. El irlandés tiene una forma muy peculiar de calentar antes de los combates. No es más que sacudir los brazos para estirar, pero parece que sus extremidades se convierten en goma. Motivo por el que se le ha bautizado como "McGregor brazos de spaghetti". Peladores de la talla de David Haye o Terence Crawford también se mofaron públicamente.

¿La retirada definitiva de Mayweather?

La venta de las entradas es algo que preocupa desde hace unas semanas. Su elevado coste se ha traducido en una claro freno en las taquillas. Eso o que ya no es creíble lo de que será el último combate del campeón en cinco categorías de boxeo (superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter). Especulación de la que Mayweather ya ha salido del paso: "Esta será la última vez, le di mi palabra a mi hijo. Es mi última vez", asegura el púgil en la que puede ser una maniobra de marketing. El estadounidense volvió a competir hace dos años en el que se bautizó como el combate del millón. Un polémico veredicto a puntos le dio la victoria a Floyd sobre Pacquiao.

"Se lo debo a los fans. No pude darles emoción ante Pacquiao, pero con McGregor lo vamos a hacer". Mayweather quiere volver, y despedirse por la puerta grande. Quiere dar especáculo. "Voy a tratar de llevarlo a la lona", declaró el púgil, que asegura que no se mostrará tan defensivo como acostumbra y confirma desde un principio que irá a por él. "Él va a meterme golpes porque yo voy a ir directo a por él. Normalmente me tomo mi tiempo, soy precavido, pero esta vez iré a por su cabeza".

[Más noticias sobre boxeo]

El desenlace se conocerá en la madrugada del sábado 26 de agosto, pero lo que sí se ha confirmado es la fiesta que ha decidido organizar Floyd Mayweather. Abrirá sus puertas el próximo jueves y no cesará hasta la noche después del combate, en la que hará acto de presencia Floyd si gana el combate. La fiesta coincide con la inauguración de su nuevo club de 'strippers'. "Entré al negocio porque sé que los senos, las vaginas, la música y el alcohol no pasarán nunca de moda", dijo Mayweather en otras polémicas declaraciones para añadir a su lista.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios