EL STAPLES CENTER, LLENO A REBOSAR

Bravuconadas y un mensaje oculto en el primer cara a cara de Mayweather-McGregor

El Staples Center de Los Angeles ha tenido el honor de albergar el primer cruce dialéctico de los púgiles que competieán en la 'pelea de los 1.000 millones' del próximo mes de agosto

La pelea del los mil millones ya ha comenzado. En la madrugada de este miércoles, Floyd Mayweather y Connor McGregor han llevado a cabo el primer cara a cara del combate de boxeo en el que ambos se enfrentarán el próximo 26 de agosto... y han saltado chispas. El duelo dialéctico entre ambos luchadores ha provocado verdaderos momentos de tensión, donde la provocación, las descalificaciones y las bravuconerías han hecho las delicias de los espectadores.


En un abarrotado Staples Center de Los Ángeles, 'Money' y 'The Notorious' dieron el pistoletazo de salida al espectáculo: como si se tratara ya de la pelea, y con el aforo completo, los aficionados enloquecieron con el primer cruce de palabras de los dos púgiles que están llamados a participar en el mayor evento deportivo de este verano: el combate entre el invencible Mayweather y el ídolo de la MMA McGregor, la pelea entre los dos mejores luchadores de sus respectivos deportes.

"Lo único que me interesa en la vida es vestir bien y patear los culos de mis rivales", ha señalado McGregor en más de una ocasión. Pues bien, este miércoles ha aunado sus dos pasiones en el primer cara a cara entre ambos: vestido con un elegante vestido azul a medida, con corbata de color rosa -a juego con el broche de su pechera- y un pañuelo en el bolsillo de su americana, su vestimenta guardaba una sorpresa. La raya diplomática no era tal y escondía un mensaje secreto.

Detalle del traje de Connor McGregor
Detalle del traje de Connor McGregor

McGregor fue el primero en salir ante el público y, desde la lejanía, todo hacía indicar que vestía un elegante traje a la moda, pero nada más lejos de la realidad. La raya del traje ocultaba una frase repetida hasta la saciedad dedicada a Mayweather: 'Fuck you' ('Jódete') era lo que se podía leer, en lo que fue la primera provocación entre ambos. Y, tras la aparición de Mayweather, la segunda provocación: un baile frente a él con el que intentó sacarle de sus casillas.

Por momento, el público enloquecía, llegando el momento del cruce de palabras. Ataviado con ropa deportiva, Mayweather pasó a ser el objeto de las burlas de su rival después de que se dieran a conocer sus supuestos problemas económicos: "Se ha vestido con un chándal porque ya ni siquiera puede permitirse un traje y el Rolls Royce con el que ha venido es de 2012. Yo soy el servicio de impuestos y voy a por ti", aseguró McGregor, provocando la locura entre los asistentes.

Mayweather no dudó en contestarle: "Mira, así es un cheque de 100 millones. Tú, perro, ganaste tres millones en tu última pelea. Eso es lo que gano yo solamente entrenando", afirmó para, poco después, desafiarle nuevamente: "Llevo 21 años pateando culos y tú ahora tienes una gran oportunidad: puedes elegir si quieres tocar la lona con el pecho o con la espalda" afirmó, tras recordar que su récord de 49 victorias y 0 derrotas es "lo único perfecto que hizo Dios".


La tensión fue creciendo, hasta el punto de que McGregor llegó a ser sujetado por la fiereza del cruce de palabras: "Tus pequeñas piernas, tu pequeño corazón, tu pequeña cabeza... Te voy a dar golpes hasta cansarme", aseguró el irlandés ante un serio Mayweather que se mostró sobrio: "Ya soy un hombre viejo, no soy el mismo de hace 10 años, pero tengo lo necesario para derrotarte". El combate ha comenzado ya... y aún queda más de un mes por delante.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios