NBA: Kokoskov, primer europeo en entrenar en la NBA: ¿contratado para apadrinar a Doncic?
gana a messina la carrera por ser el primero

Kokoskov, primer europeo en entrenar en la NBA: ¿contratado para apadrinar a Doncic?

Igor Kokoskov soñó con jugar al basket, pero un accidente de tráfico le quitó esa idea y le empujó a los banquillos. Se convirtió en entrenador y su ambición le ha llevado hasta los Phoenix Suns

Foto: Igor Kokoskov. (Reuters)
Igor Kokoskov. (Reuters)

El sueño de Igor Kokoskov cuando era niño no podía ser, de ningún modo, entrenar en la NBA. Aquello pertenecía al cajón de los imposibles, del mismo modo que un chico de su edad no podía pensar en revolucionar internet, porque internet no existía, tampoco era lógico pensar que se podría terminar en un banquillo de la mayor liga del mundo. El baloncesto tenía dos almas, una europea y otra americana, que vivían de espaldas y no se retroalimentaban. En los años 80 las cosas cambiaron para los jugadores, los muy talentosos del viejo continente fueron, poco a poco, encontrando acomodo en la mejor liga del mundo. No sin dificultades ni sospechas, eso sí. Ahora, Kokoskov ha logrado lo que nadie podía prever en aquel frío diciembre serbio de 1971, cuando nació. Ni siquiera podía verse como algo posible hace seis o siete años. Pero el mundo se mueve rápido. Y él ha terminado entrenando a los Phoenix Suns.

Kokoskov nació en un minúsculo pueblo de Serbia cuando aún existía Yugoslavia y Josip Broz Tito se empeñaba en encontrar el punto medio de la guerra fría. El baloncesto es pasión en la zona y él, como casi todos, creyó que podría ser jugador. Tenía hechuras para ello, pero un accidente de tráfico le cercenó toda opción realista. No iba a ser posible, la medicina no estaba aún en ese punto en el que todas las dolencias son reversibles.

El dolor era perder una carrera, pero no perder el baloncesto. Eso no se lo iba a permitir, así que se puso a estudiar en la Universidad de Belgrado y comenzó a ir de un lado a otro, intentando tener una oportunidad para ser entrenador. Empezó en pequeños equipos de la capital serbia, siendo el más joven de todos los técnicos del país. Al fin y al cabo antes, para llegar a un banquillo, era casi obligado haber pasado antes unos años como jugador. Esa era la primera dificultad, encontrar otros caminos para la consecución de los anhelos propios. Kokoskov fue encontrando pequeños trabajos aquí y allá, pero su ambición estaba muy por encima de sus expectativas. Así que decidió cruzar el charco.

Y algo debió de mostrar en Missouri que llamó la atención. Además de su dominio del inglés, algo que tampoco era en ese momento algo realmente extendido en Yugoslavia. Pero él tenía eso, tenía ambición y conocimientos muy superiores a los normales. Solo así se entiende que la universidad del estado, uno de los grandes centros del país. Le ofrecieron un puesto de asistente y con ello, sin él saberlo, empezaba una vida nueva que le llevaría en pocos años de un pueblo perdido en Serbia a la nacionalidad estadounidense y a un banquillo de la NBA.

Kokoskov (y Doncic) fueron campeones de Europa con Eslovenia. (EFE)
Kokoskov (y Doncic) fueron campeones de Europa con Eslovenia. (EFE)

Aprender de los mejores

Era el primer europeo en ser asistente en la NCAA y la frase "el primer europeo" se convertiría con el tiempo casi en una seña de identidad. En casi todos los pasos de su carrera, como en este último aceptando el banquillo de los Suns, ha logrado esa marca de calidad que tienen los pioneros. Poco a poco, fue medrando. Le gustó la experiencia universitaria, pero en su cabeza estaba dar un paso más, así que cuando le llamó Alvin Gentry para tenerle a su lado en el banquillo de los Clippers no lo dudó demasiado.

Un año en Los Ángeles antes de aceptar otra oferta, no tanto por la franquicia, los Detroit Pistons, como por el hecho de que iba a estar a la sombra de Larry Brown, uno de los grandes entrenadores de su tiempo. La idea de Kokoskov siempre ha sido ser mejor cada día y para eso nada mejor que aprender de los mejores. Brown le dio clases magistrales y, también, un anillo de la NBA, pues el equipo se proclamó campeón en 2004. Cuando se fue el mentor, él se mantuvo en su sitio, a la vera de Flip Saunders.

La ambición es uno de los motores del técnico desde el principio, y en algún momento se dio cuenta de que si quería prosperar, y no ser más que un asistente el resto de sus días, tendría que encontrar algún pluriempleo. Eso, en este contexto, significa entrenar alguna selección en verano. Empezó por lo obvio, que no es otra cosa que Serbia. Primero como asistente, luego dando el salto a Georgia para convertirse en el primer entrenador. Era esta su primera experiencia como jefe supremo, y aunque el país tampoco es una gran fábrica de baloncestistas, le sirvió para ponerse el traje de mandamás.

Los inviernos los pasaba en Estados Unidos, siguiendo su camino como asistente. Pasó cinco años en Phoenix, y tanto le gustó el lugar que terminó convirtiéndose en el lugar que escogería para sus momentos de asueto. Arizona se convirtió en su casa, en el estado de residencia y, ahora también, en el lugar en el que dará el gran paso final, entrenar un equipo de la NBA.

Por qué aparece el nombre de Doncic

Antes de ese día llegaron algunos de sus grandes éxitos, tanto con una franquicia como con una selección. Le llamó Eslovenia, que era algo mejor que Georgia pero, se suponía, no tan buena como para hacerla campeona, que es exactamente lo que él consiguió el verano pasado. Dragic, a quien conocía de la NBA -es uno de los responsables de la explosión de su juego, de hecho- Anthony Randolph y, por supuesto, Luka Doncic, que es otro de los muchos motivos por los que los Suns han terminado firmándole a él y no a otro. En Utah ha pasado esta temporada, también con nota, se han metido en play-off y ha tenido una importancia capital en la mejora del equipo.

Hace unos meses empezó la carrera. Se dio por hecho que el primer europeo iba a llegar al banquillo de la NBA, la liga por fin estaba madura para ello. La carrera estaba entre Kokoskov, finalmente ganador, y Ettore Messina, campeón de Europa y asistente de Popovich en San Antonio, lo cual es tener un pedigrí especial en ese campeonato. Ha ganado el serbio, y motivos no faltan para ello.

El desarrollo de los jóvenes

¿Por qué los Suns han optado por él? Primero, porque le conocen, y eso es importante. Después porque está preparado, son ya muchos años en la liga y ha logrado el prestigio suficiente para ser considerado como un potencial ganador. Hay, además, dos motivos más por los que la franquicia de Arizona ha decidido dar este paso. El primero tiene que ver con su capacidad para desarrollar jugadores, algo que ha demostrado con el tiempo. A él se le atribuye la mejora de Dragic y también el excelente año que está haciendo el novato Donovan Mitchell en los Jazz. Esto, que siempre es algo positivo para un técnico, se convierte en capital para un equipo como los Suns, que han sido el peor de toda la NBA esta temporada.

Se llaman franquicias en reconstrucción, que no es más que otro modo de decir que sus técnicos tendrán que aceptar muchas derrotas y mucho niño joven con talento al que enderezar hasta la élite. Ese es el principal mandato para Kokoskov, el próximo año tendrá una posición buena en el draft de la que pueden sacar una joya, en sus manos está pulirla e ir dándole forma a un equipo hasta convertirlo en un aspirante a todo.

En eso también entra Luka Doncic, quizá el segundo motivo. Es el prospecto más llamativo del draft junto a Andre Dayton, y eso quiere decir que hay muy buenas posibilidades de que termine en Phoenix, que probablemente tendrá una de las dos primeras plazas por las posibilidades que mantiene en la lotería. La NBA sortea el draft, pero lo hace a su modo, ponderando cada equipo según lo malo que sea. Y los Suns han sido malos de solemnidad, tanto que saben que no podrán bajar de la tercera posición.

Este movimiento hace mucho más probable la elección del madridista, porque es posible que los que mandan en los Suns hayan pensado que nadie mejor que Kokoskov, su seleccionador, para ayudarle en su aterrizaje en Estados Unidos. Si pueden elegirlo, probablemente lo harán, y eso será una gran noticia para Doncic, pues le recibirá un hombre que le tiene mucha confianza, que le conoce y sabe sus virtudes y defectos. Quizá la mejor bienvenida posible, que el primer entrenador europeo de la NBA ayude a bruñir a quien está llamado a ser uno de los mejores jugadores europeos de siempre.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios