contra alemania en cuartos de final

Ricky y Sergio Rodríguez desenredan la madeja turca y llevan a España a los cuartos

El base, con 12 puntos en el último cuarto, fue clave en la victoria. Antes, Sergio Rodríguez había mantenido a la selección por delante en un partido más igualado de lo que indica el marcador final

Foto: Ricky Rubio fue fundamental con 12 puntos en el último cuarto. (EFE)
Ricky Rubio fue fundamental con 12 puntos en el último cuarto. (EFE)

España no tiene sustituto de Sergio Llull, pero tiene a Ricky Rubio y Sergio Rodríguez, dos de los mejores bases del EuroBasket, listos para darle al equipo lo que el equipo necesite: que hace falta control y movimiento de balón, allí están ellos; que no hay ideas para superar la defensa rival, pues anotan. Fueron ellos los que desenredaron la madeja turca, los que encontraron la salida al laberinto en el que Turquía convirtió el parqué del Sinan Erdem para darle una victoria a España por 73-56 y sellar la clasificación para los cuartos de final, donde esperaba Alemania.

No por previsible fue menos peligroso el duelo que planteó la selección turca, un equipo con mucho menos talento que el español, pero con unas cuantas armas, algunas ni siquiera tienen que ver con el juego, que utiliza con maestría. El partido fue tal y como se esperaba: áspero, duro, lento, incluso desagradable. Nada que ver con la primera fase, aunque el partido contra Croacia sirvió de ensayo para lo de este domingo. España ganó sin hacer un gran partido, pero hizo uno mejor que su rival. Sobre todo en defensa, el hilo que une a todos los jugadores del equipo (Marc Gasol dixit).

Turquía aprendió de lo que hizo Croacia que debía colapsar la zona y ahogar a los Gasol para que España sufriera en ataque. Así lo hizo, aunque la sola presencia de los hermanos provocaba una cascada de faltas de los interiores turcos. Eso acabó por venirles bien: acabó jugando buena parte del partido con cuatro exteriores, lo que creó problemas a los pívots españoles.

España comenzó el partido enchufada, atenta en defensa (solo permitió 10 puntos en el primer cuarto) y eficaz en ataque. Pero conforme avanzaba el encuentro, más oscuro se volvió el juego. El nivel defensivo bajó y el ataque comenzó a atascarse. No podía correr y eso le perjudicaba. Para España, el contraataque es su combustible, un chute de energía. Turquía intentó minimizarlos. El único que encontrba el camino al aro con cierta facilidad, ya fuera anotando o asistiendo, era Sergio Rodríguez, que empezaba a ser decisivo. Por parte local, casi todos los puntos venía de Furkan Korkmaz, un joven alero recién fichado por los Sixers de la NBA que hizo el partido de su vida con 20 puntos.

Él mantuvo a Turquía con vida (diferencias siempre inferiores a los 10 puntos) igual que el Chacho evitó que España se derrumbara en una pequeña crisis al inicio de la segunda parte. Mientras, el seleccionador turco protestaba y protestaba, más con intención de presionar a los árbitros que por que considerara que habían tomado una decisión errónea. No se amilanaron los colegiados, que le pitaron dos técnicas. El precio, dos tiros libres, valía la pena para señalarlos y echarles al público encima.

Sergio Rodríguez acabó con 11 puntos y 9 asistencias. (EFE)
Sergio Rodríguez acabó con 11 puntos y 9 asistencias. (EFE)

Si Sergio Rodríguez fue el que sostuvo a España en el tercer cuarto, con 7 puntos y 2 asistencias (terminó con 11 y 9), Ricky Rubio lo hizo en el último, en el que España acabó por derribar la resistencia turca. El base de los Jazz, que había anotado la primera canasta del partido (un triple), anotó 12 en los últimos 10 minutos, incluidos otros dos triples. "Que me sigan flotando", dijo después de meterle 17 puntos a la República Checa. Lo han seguido haciendo y él ha seguido metiendo. Sus puntos y los de Juancho Hernangómez en el cuatro, más la intimidación de Pau Gasol, cerrarron el partido y le dieron una tranquilidad irreal al final del partido.

"Es muy bonito jugar con dos bases, te enriquece el juego", dijo Sergio Scariolo al comienzo de la preparación para el EuroBasket. Bonito y también efectivo, al menos para España. Con Sergio Rodríguez y Ricky Rubio, que contra Turquía compartieron pista desde el primer cuarto, España tiene un tesoro que no tienen el resto de selecciones. Defensa, control, pase, puntos... De todo aporta la pareja de bases, que está siendo de lo mejor de un equipo que avanza con paso firme hacia la medalla.

Ficha técnica

73 - España (19+14+16+24): Pau Gasol (11), Rubio (15), Marc Gasol (10), San Emeterio (4) y Navarro (8) -equipo inicial-, Rodríguez (11), Willy Hernangómez (2), Sastre (2), Oriola (2) y Juancho Hernangómez (8).

56 - Turquía (10+15+18+13): Osman (8), Erden (6), Mahmutoglu (10), Sanli (4) y Sipahi (2) -equipo inicial-, Veyseloglu (4), Balbay, Guler (2), Hersek, Aldemir, Korkmaz (20) y Koksal.

Árbitros: Cristiano Maranho (BRA), Takaki Kato (JAP) y Tomas Jasevivius (LIT). Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a los octavos de final del EuroBasket 2017 disputado en el Sinan Erden de Estambul ante 9.934 espectadores. 

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios