octavos de final del eurobasket (17:45 horas)

España-Turquía, cuando los árbitros y el ambiente preocupan más que el rival

"Nos ha tocado el peor emparejamiento que nos podía tocar", dijo Sergio Scariolo sobre el duelo contra Turquía, una selección infrerior a España, pero que juega ante su público

Foto: Pau Gasol se convirtió en el último partido en el máximo anotador de la historia del EuroBasket. (EFE)
Pau Gasol se convirtió en el último partido en el máximo anotador de la historia del EuroBasket. (EFE)

Dos de septiembre de 2001. Esa es la fecha del último partido que perdió España contra el equipo anfitrión en un EuroBasket con Pau Gasol en sus filas. El rival fue Turquía, que este domingo se cruza en su camino en los octavos de final y lo vuelve a hacer como local. No será el único rival de la selección española, que también tendrá que hacer frente al ambiente que generarán la afición turca que llenará el Sinan Erdem de Estambul, sede de la fase final del campeonato.

Cuando se presta tanta atención al ambiente suele ser, la mayoría de las veces, porque el rival no impone tanto como los aficionados. Lo de este domingo no será lo mismo que lo vivido por el Real Madrid en la última Final Four de la Euroliga, cuando la caliente atmósfera en la grada respaldaba a una apisonadora sobre el parqué como era el Fenerbahçe.

Sin los mejores árbitros

En una cancha neutral, la preocupación sería la normal por un cruce de octavos de final, cierta cautela porque un mal día puede hacer que te vayas para casa. Pero contra Turquía hay algo más, un cierta desconfianza porque el partido pueda convertirse en una encerrona. La ausencia de árbitros de Euroliga (por su conflicto con FIBA) ha provocado que muchos colegiados del campeonato apenas tengan experiencia o hayan tenido que regresar forzosamente a la elite. "Es un partido importante mentalmente para no dejarte ir por el público o por una decisión arbitral aquí o allí, lo que sea", declaró Pau Gasol. “Tenemos que olvidarnos de los árbitros, pasar", dijo Sergio Scariolo. "Si los jugadores y los árbitros no se dejan influir, el ambiente influye poco”.

"(Turquía) Contará con un ambiente fantástico en el pabellón, con un público que aprieta muchísimo y que tradicionalmente ha llevado al equipo turco siempre a grandes resultados cuando ha organizado grandes campeonatos en casa, europeos o mundiales", dijo Sergio Scariolo. "Es un rival contra el que tenemos que dar el 100% de nosotros mismos si queremos superarles desde el punto de vista del baloncesto y desde el punto de vista del control de los nervios, de la paciencia, de la tranquilidad en función del ambiente extremadamente caliente que encontraremos".

La actuación de los árbitros en el EuroBasket está recibiendo muchas críticas. (EFE)
La actuación de los árbitros en el EuroBasket está recibiendo muchas críticas. (EFE)

Turquía: dos medallas, las dos en casa

Turquía es el mejor ejemplo de que jugar en casa supone un plus. Las dos únicas medallas que ha logrado en toda su historia las consiguió como local. La primera fue en el EuroBasket 2001, cuando el equipo liderado por Turkoglu, Kutluay, Okur o Turckan perdió la final contra Yugoslavia. Nueve años después, entonces en el Mundial, la selección turca llegó de nuevo a la final, donde no tuvo nada que hacer ante un equipo de Estados Unidos liderado por Kevin Durant.

A la selección española se le da muy bien jugar contra el local en el campeonato europeo. En las últimas ocho ediciones lo ha hecho ocho veces y solo ha perdido dos, la citada de 2001 y en 2013 contra Eslovenia (sin Pau Gasol). Hace dos años lo hizo dos veces y ganó las dos: contra Alemania en la primera fase y contra Francia en el inolvidable duelo de semifinales. Turquía no tendrá más de 25.000 espectadores animándole, pero los casi 15.000 animarán como si lo fueran.

Este torneo quizá le llega un poco pronto a una nueva generación de jugadores turcos. En el grupo D, el más fuerte del EuroBasket, solo fue capaz de ganar a Bélgica y Reino Unido, las dos selecciones eliminadas. Pero España debe tener cuidado. "Cuenta con una plantilla de mcho talento, obviamente liderada por Cedi Osman, gran jugador, un talento emergente europeo con un salto ya dado a la NBA, y una serie de jugadores con excelente capacidad anotadora, entre los cuales Mahmutoglu tiene un punto de peligro tremendo desde la líena de tres puntos. Tienen jugadores intreligentes que juegan bien y un gran líder experto en los momentos complicados como es Sinan Guler", resumió Scariolo.

Cedi Osman, nuevo jugador de los Cleveland Cavaliers, está siendo el mejor de Turquía en el EuroBasket. (EFE)
Cedi Osman, nuevo jugador de los Cleveland Cavaliers, está siendo el mejor de Turquía en el EuroBasket. (EFE)

España es el mejor equipo del campeonato

Ninguna referencia al juego interior, su punto más débil y donde la selección española debe marcar diferencias con los hermanos Gasol y Willy Hernangómez. "Es un partido de reconocimiento, de saber cómo les puedes atacar, romper esa presión, sacar ventaja de tu superioridad física sobre todo interior", apuntó Gasol, máximo anotador de la historia del EuroBasket. El pívot que sabe que muchas de las opciones españolas pasan por la pintura.

España ha sido la mejor selección de la primera fase. Ha aprovechado un grupo débil para lucirse sin cargar de minutos a los titulares, y eso se nota en las estadísticas. Ha sido el mejor ataque, con 121,7 puntos por cada 100 posesiones, y la mejor defensa, con 82,1, según datos de 'Stats LI'. Ha sido también el equipo que más asistencias ha dado, el que más rebotes ha cogido (47 por partido), el segundo que más tapones ha puesto (4,4) y el que mejor porcentaje de triples ha tenido (44,7%). En cada categoría, Turquía se ha quedado lejos de España.

"No hay duda de que, normalmente, los octavos suelen ser más sencillos. Nos ha tocado el peor emparejamiento que nos podía tocar y hay que ser conscientes de que será un partido igualado y que habrá un ambiente capaz de espolear al rival y hacerle desarrollar su juego que intenta forzar pérdidas. Es el equipo que más puntos anota tras pérdida. Hay que tener control de las pérdidas. Hemos llegado a buen nivel de desgaste físico y participación de los jugadores en el juego del equipo. Esto nos tiene que permitir poder, si es necesario, pedir un esfuerzo más", exlpicó Scariolo.

Los datos y las sensaciones indican que existe una gran diferencia entre uno y otro equipo, pero jugar un partido eliminatorio contra Turquía en su casa no es cómodo. "Es un equipo que está ahí, que ha llegado a los cruces, que juega en casa y a los que la afición les da mucha fuerza y energía y un equipo que pone mucha presión al rival, que fuerza muchas pelotas perdidas y que tendremos que estar muy atentos, cuidadosos con el balón y sabiendo cómo atacarles", avisó Gasol. Él es la principal razón de que jugar contra España sea aún más incómodo, por mucho que el ambiente esté a tu favor.

Eurobasket

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios