El caos del Real Madrid femenino explica su bloqueo a la profesionalización
  1. Deportes
NUEVAS IRREGULARIDADES EN LAS ACTAS

El caos del Real Madrid femenino explica su bloqueo a la profesionalización

La poca seriedad con la que se gestiona la cantera ratifica el poco interés que tiene el club que preside Florentino Pérez en que las futbolistas puedan ser profesionales como quiere el CSD

Foto: Florentino Pérez, con el Real Madrid femenino la temporada pasada
Florentino Pérez, con el Real Madrid femenino la temporada pasada

Dado que no se asumen responsabilidades y hacen oídos sordos, seguimos tirando del hilo blanco… El diagnóstico lo hizo Albert Soler, director general del Consejo Superior de Deportes (CSD), y no pudo ser más certero: "La nube tóxica del fútbol masculino afecta al fútbol femenino por una sencilla razón: excepto tres clubes independientes, el resto son los mismos protagonistas del fútbol masculino". El que fuera director de las secciones profesionales del FC Barcelona ha heredado la patata caliente que dejó Irene Lozano un día antes de ser destituida como Secretaria de Estado para el Deporte. Un cargo que en 2011 ocupó el propio Soler, quien, como puede comprobarse, si algo tiene claro es que la falta de acuerdo que ha impedido la profesionalización de la Primera Iberdrola se debe fundamentalmente a las tensiones del fútbol masculino.

Foto: Las jugadoras del Real Madrid, ante el Manchester City. (EFE)

Como es de sobra conocido, a la cabeza de estas tensiones se encuentra el Real Madrid, alineado con la Federación Española de Fútbol (RFEF) para ir sistemáticamente contra LaLiga, una organización de la que lógicamente forma parte, pero de la que Florentino Pérez lleva mucho tiempo desmarcándose. Especialmente desde la aprobación en 2015 de la venta centralizada de los derechos de televisión, a la que se opuso y de hecho fue el único club que votó en contra. Cierto es que después FC Barcelona y Athletic de Bilbao se han alineado con el Madrid para hacer fuerza común contra LaLiga, y más concretamente contra su presidente, Javier Tebas. De ahí que también lo hayan acabado trasladando al fútbol femenino.

Sin embargo, y como ya avisó el mencionado Albert Soler, "se están reproduciendo los tics que existen en el fútbol masculino y lo que el CSD y el Gobierno no va a permitir es que se reproduzcan los problemas del fútbol masculino en el fútbol femenino". "No quiero ponerme en lo peor, pero necesitamos que en la liga femenina de fútbol estén todos los equipos", llegó a decir el ministro de Cultura y Deporte. "Particularmente los más grandes, porque si no, tampoco estaríamos haciéndole un buen servicio a la competición", añadió Miquel Iceta en un claro mensaje a navegantes. Especialmente al Madrid, donde su presidente sigue sin dar su brazo a torcer para llegar a un consenso con los derechos comerciales cuando es incapaz de arreglar lo más importante, la estabilidad de su equipo y sus jugadoras, pues parece que el Barça es solo cuestión de tiempo que lo haga y el Athletic ya está prácticamente convencido.

Aunque en este asunto quienes dan la cara son su director general, José Ángel Sánchez, y su adjunta, Begoña Sanz, la oposición de Florentino Pérez es coyuntural. Si el Real Madrid tiene equipo femenino es más por obligación que por convicción, de ahí la explicación a la mala clasificación del primer equipo, como consecuencia de todos los problemas internos de los que venimos informando, así como el caos que reina en la cantera que coordina Jaime Torcal y de la que poco o nada parece querer saber la directora deportiva, Ana Rossell.

placeholder David Aznar, técnico del Real Madrid femenino, durante el partido contra el Sevilla. (EFE)
David Aznar, técnico del Real Madrid femenino, durante el partido contra el Sevilla. (EFE)

Partido contra el Juventud Sanse A

Si en la primera jornada de la Preferente Femenina Cadete 2021-22, el Real Madrid se estrenó ante Las Rozas CF A con una goleada (8-0), pero con la alineación indebida de una jugadora (en el acta figuraba con el número 4 Marta Martín Sanz y la que disputó el partido fue Marta Palacios), en la cuarta el equipo de Sonia Bermúdez también goleó a su rival, en esta ocasión el Juventud Sanse A (0-12), pero de nuevo con irregularidades en su alineación. Por cierto, este partido no fue ofrecido por Real Madrid Televisión, para seguir la norma de no retransmitir los partidos en los que los diferentes equipos blancos golean exageradamente a sus rivales.

Volviendo al mencionado partido del Cadete, y aunque desde el club rival aseguran a El Confidencial que no tienen conocimiento de lo sucedido, resulta que hasta cuatro jugadoras llevaron el dorsal que no les correspondía. Según el acta, la número 6 era Lucía Hernández, cuando en realidad lo lucía, valga la redundancia, Irune Dorado. La 7 ponía que era Paula Comendador, y lo llevaba Alejandra Gómez. El 8 se le adjudicó a Elisa García Zambrano, quien difícilmente podía estar sobre el terreno de juego, pues estaba en la grada lesionada, y quien realmente lo portaba era Ángela Moreno. Y, por último, según el acta, la número 9 era precisamente Ángela Moreno, aunque realidad se trataba de Erika del Pino.

Lo sucedido con el Preferente Femenino Cadete del Real Madrid es una nueva negligencia, ya sea de quien facilita las fichas o de quien revisa las actas al término de los partidos. Y es grave, no solo por ser reincidente, que también, sino porque se trata de un club tan importante y que en teoría llegaba al fútbol femenino para potenciarlo. Sin embargo, no es sino un ejemplo más del desconcierto y ninguneo que reina en esta sección, que ya nació torcida con la precipitada fusión por absorción del CD Tacón.

Foto: Imagen de la reciente visita del Real Madrid al Granadilla. (EFE)

En la cantera, donde ya informamos de la purga de entrenadores que hubo el pasado verano y curiosamente solo se mantiene Iván Pernía, quien precisamente aparece como técnico auxiliar del Real Madrid Cadete, tras haber sido acusado por sus excompañeros de "dejación de funciones", el descontento de los padres es generalizado. Se quejan de falta de información, un cierto descontrol con las lesiones, así como de un desconocimiento del fútbol femenino, incluso de las posiciones donde juegan las jóvenes futbolistas. Y todo ello, con una directora de fútbol a la que se ve muy de vez en cuando por los entrenamientos de los equipos inferiores y casi nunca en sus partidos. Vamos, como su presidente con el primer equipo... ¿Para esto quería el Real Madrid equipo femenino?

Florentino Pérez Real Federación Española de Fútbol