ktm lleva 17 victorias seguidas

El reto imposible de Honda y Joan Barreda: acabar con el dominio de KTM en el Dakar

Por sexta edición consecutiva, Honda y Joan Barreda afrontan el desafío imposible de ganar a KTM en el Dakar. ¿Será esta la definitiva?

Foto: Joan Barreda vuelve al Dakar como uno de los grandes favoritos a la victoria. (EFE)
Joan Barreda vuelve al Dakar como uno de los grandes favoritos a la victoria. (EFE)

Hace 30 años que Honda ganó el Dakar por última vez. Fue de la mano del malogrado Gilles Lalay, que a lomos de la Honda NXR800V se impuso a Franco Picco y a su compañero Marc Morales. Eran los tiempos del Dakar africano, antes de la eclosión de 'Monsieur Dakar', Stéphane Peterhansel, que de 1991 a 1999 ganó seis veces la carrera a lomos de una Yamaha.

Hasta su desembarco con el equipo oficial de HRC en el Dakar 2013, Honda se desconectó del Dakar durante algunos años, aunque en 1995 hizo una de esas raras y deslumbrantes apariciones tan habituales en el fabricante japonés. En esa edición, que partía de Granada y tenía su final en Dakar, Honda puso en pista un prototipo excepcional: la Exp-2.

Se trataba de una moto experimental, con un motor monocilíndrico dos tiempos e inyección, de solo 400 cc y 54 CV de potencia, nada que ver con los mastodónticos bicilíndricos al uso en aquella época, motos de 850 o 900 cc y más de 80 CV de potencia, pero que también eran 80 kilos más pesados que la EXP-2. En aquella ocasión, Honda alineó dos motos en la carrera, en manos de Jean Brucy y Richard Sainct, pero solo acabó Brucy, en una más que notable quinta posición final.

El mejor resultado de Joan Barreda en el Dakar es un quinto puesto. (Reuters)
El mejor resultado de Joan Barreda en el Dakar es un quinto puesto. (Reuters)

Parecía que Honda indicaba cuál era el camino del futuro, porque ofrecía un consumo más eficiente y reducía drásticamente las emisiones contaminantes, pero después de aquella experiencia, a la EXP-2 apenas se la pudo ver en una carrera en el desierto de Nevada (Estados Unidos) y después desapareció de escena para siempre.

El anuncio del regreso de Honda al Dakar a mediados de 2012 fue una noticia sin medias tintas. Honda volvía a la carrera donde había dominado en la segunda mitad de los años ochenta con la intención de extender su palmarés a esta nueva etapa. Pero desde el debut de la nueva CRF450 Rally en 2013, Honda persigue el sueño imposible de batir a KTM, que ha ganado todas las ediciones desde 2001. Ningún otro fabricante atesora semejante palmarés en el Dakar: 17 victorias, todas consecutivas.

Barreda: ahora o nunca

Desde 2014, Honda tiene en Joan Barreda al piloto de referencia del equipo, aunque el escalafón dentro del equipo de HRC es muy abierto. Barreda es el piloto que más éxitos ha dado a Honda en el Dakar. Ha ganado 16 etapas en las seis últimas ediciones, mientras que otros cuatro pilotos del equipo oficial solo han sumado siete triunfos. Pero a pesar de su rapidez y calidad contrastada, Barreda aún no ha pisado el podio del Dakar, y esa falta de resultados –su mejor clasificación final es el quinto puesto de 2017– pesa sobre una losa sobre él.

Quizás por ello Barreda es cauto a la hora de haber previsiones, y en esta edición se marca como objetivo alcanzar el podio. También hay que reconocer que le ha faltado fortuna. El año pasado, una lesión de rodilla y muñeca le obligó a dejar la carrera, y después de una dura recuperación logró volver a rendir a gran nivel, ganando el Rally de Merzouga. Pero en Atacama volvió a lesionarse la muñeca, y llega al Dakar con la incertidumbre de saber si podrá rendir al máximo.

En 2018, Joan Barrera tuvo que retirarse tras por una lesión. (Reuters)
En 2018, Joan Barrera tuvo que retirarse tras por una lesión. (Reuters)

En esta edición, Honda presenta una escuadra reforzada, con cinco pilotos. Junto a Barreda estarán Kevin Benavides, que en 2018 fue segundo; Paulo Gonçalves, que se perdió la pasada edición por una lesión; Ricky Brabec; y Nacho Cornejo. Todo lo que no sea ganar el Dakar es un mal resultado para Honda, aunque el fabricante japonés ya sabe lo caro que es alcanzar el éxito. Desde su regreso en 2013, solo ha conseguido dos posiciones en el podio final de la carrera: la citada segunda plaza de Benavides el año pasado y el segundo puesto de Gonçalves en 2015.

Honda seguirá desplegando su potencial sobre el desierto en busca de un triunfo que no conoce desde hace tres décadas. Su compromiso con la carrera es indudable pero, ¿por cuánto tiempo? El despliegue que requiere una carrera como el Dakar tiene que justificarse con resultados, pero si estos no llegan, ¿cuánto más aguantará HRC dando soporte oficial a la CRF450 Rally?

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios