ADVERTENCIAS PARA QUE RECONOZCA EL PAÍS

La amenaza deportiva (del COI) a España por su problema con Kosovo

El COI ha lanzado un aviso: pedirá a las federaciones internacionales que no le den competiciones a España si no garantiza la participación de deportistas kosovares

Foto: Kosovo no pudo desfilar con su bandera en los Juegos Mediterráneos de Tarragona como si hicieron en los JJOO de PyeongChang (en la imagen). (Reuters)
Kosovo no pudo desfilar con su bandera en los Juegos Mediterráneos de Tarragona como si hicieron en los JJOO de PyeongChang (en la imagen). (Reuters)

La negativa de España a reconocer a Kosovo como país se le puede volver en contra en el plano deportivo. El Comité Olímpico Internacional (COI), a través de su director general adjunto, el español Pere Miró, ha dado un serio aviso: si la situación no cambia, pedirá a las federaciones internacionales que no celebren en el país ningún evento internacional.

"Si el Gobierno español no está en condiciones de garantizar el acceso a la competición no solo de Kosovo, sino de cualquier deportista, debemos avisar a las federaciones internacionales de que, hasta que no se resuelva, no deben celebrar competiciones internacionales allí", declaró Miró a 'Insidethegames'. "No podemos suspender a un país y no podemos decir que no pueden organizar eventos, pero estamos preparados para decir a las federaciones internacionales que por favor, antes de otorgar la organización de cualquier competición, estén seguros de que todos los deportistas son bienvenidos en España".

"El COI va a mandar una carta el jueves a todas las federaciones internacionales para que, cuando España pida la organización de un evento, se aseguren de que los deportistas de Kosovo pueden participar en las mismas condiciones que todos los deportistas de los distintos países del mundo", explica Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE). Blanco coincidió la semana pasada en Marbella con Miró durante la Asamblea de los Comités Olímpicos Europeos.

Pere Miró, director general adjunto del Comité Olímpico Internacional. (Reuters)
Pere Miró, director general adjunto del Comité Olímpico Internacional. (Reuters)

Blanco aclara que, con su postura, el COI no quiere hacer política ni inmiscuirse en los asuntos internos de España, sino que busca que se respeten los reglamentos deportivos. "Lo que reconocen el COI y las federaciones internacionales son los comités olímpicos y federaciones nacionales que se inscriben en las organizaciones internacionales. Ahí está la clave de todo. Cuando tú te inscribes tienes que respetar la carta olímpica y los estatutos de las federaciones. Si no, no te inscribas".

En los últimos meses se han celebrados dos grandes competiciones internacionales en España, ambas con presencia de Kosovo: los Juegos del Mediterráneo en Tarragona a finales de junio y los Campeonatos del Mundo de Kárate en Madrid la semana pasada. En ninguno de los dos eventos se mostró la bandera kosovar en la ceremonia de apertura. En Tarragona, el Gobierno solo aceptó la denominación de Comité Olímpica de Kosovo. Y en el mundial de kárate el nombre de la federación sustituyó al del país.

"Las federaciones de Kosovo y su comité están reconocidos en todas las federaciones internacionales y en el COI. Y sus deportistas participan en todas las competiciones en todo el mundo. Excepto España", señala Blanco. "Somos un país con un altísimo nivel deportivo en cuanto a resultados. Somos un país con un grandísimo nivel organizativo. Y un país abierto, tolerante. No podemos estar ahora mismo en la boca de todo el mundo porque no dejamos participar a los deportistas de Kosovo", lamenta.

Fuentes del Consejo Superior de Deportes (CSD) declinaron hacer cualquier tipo de declaración tras un consulta de El Confidencial y se remitieron a la posición oficial del Gobierno. El CSD tiene que dar su visto bueno a las competiciones internacionales que se celebran en España. Lo hace a través de un documento que tienen que firmar las federaciones nacionales que opten a la organización y que incluye, entre otras condiciones, la obligación de no aceptar la participación de países no reconocidos.

La bandera de Kosovo no lució en la ceremonia de apertura de los Juegos Mediterráneos de Tarragona, pero sí durante la competición. (Foto: Tarragona 2018)
La bandera de Kosovo no lució en la ceremonia de apertura de los Juegos Mediterráneos de Tarragona, pero sí durante la competición. (Foto: Tarragona 2018)

Kosovo declaró su independencia de Serbia en 2008. Una década después, más de 100 países lo reconocen como un estado independiente. Entre ellos no está España, cuyos gobiernos han evitado ese paso con la de idea de que hacerlo daría más argumentos a los movimientos independistas como el catalán y el vasco. En la Unión Europea (UE), solo Chipre, Eslovaquia, Grecia y Rumanía comparten la postura española.

El no reconocimiento de Kosovo no va a cambiar a corto plazo, pero puede haber sorpresas antes de lo esperado. El toque de atención del COI llega en un momento en el que la postura de España ha empezado a suavizarse. El motivo es la posibilidad de que se produzca un acuerdo entre Serbia y Kosovo, condición que ha puesto el Gobierno para avanzar en sus relaciones con el pequeño país balcánico.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, declaró que España no se opondrá a su entrada en la UE si hay un acuerdo previo con Serbia, que ha acercado posturas en los últimos tiempos. Además, Kosovo ha puesto en marcha una campaña diplomática para dejar claro al Gobierno que se desmarca del proceso independentista catalán.

"Nadie cuestiona la politica del país. Y el primero yo. Yo respeto las leyes y respeto las decisiones que tomen los gobernantes de mi país, sea cual sea su color político", dice Alejandro Blanco. "Pero cuando vamos al mundo del deporte, también tenemos que respetar las normas internacionales en las que estamos inscritos libremente. Lo que no puedes decir es: 'Me inscribo en la UEFA y la FIFA, pero si me toca con Kosovo, no juego. Y si vienen a España, no les dejo entrar'. Porque entonces no te dejan inscribirte. Esto no es una medida de presión. Te están diciendo que si no cumples las normas no puedes jugar el partido".

"Si mañana el Gobierno español decide que no, lo que tiene que esperar son las consecuencias del movimiento deportivo. Si no se resuelve el tema, el movimiento deportivo mundial va a decir 'hasta aquí'.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios