campeona del mundo este sábado en madrid

Sandra Sánchez, la reina del kárate a la que veían muy mayor cuando empezó a ganar

El oro de Sandra Sánchez coronó una jornada con siete medallas para el equipo español. A la talaverana ya solo le falta la medalla olímpica para completar su palmarés

Foto: Sandra Sánchez es la nueva campeona del mundo de kárate en la modalidad de kata. (EFE)
Sandra Sánchez es la nueva campeona del mundo de kárate en la modalidad de kata. (EFE)

Hace cuatro años, Sandra Sánchez vio los Campeonatos del Mundo de Kárate por televisión. Hace dos, debutó y ganó el bronce. Y este sábado, en su tercera participación, con su familia y amigos en la grada del WiZink Center, se colgó la medalla de oro y coronó una fantástica jornada para el kárate español: siete medallas en la penúltimo día del mundial.

"Seré consciente de todo esto dentro de unos años. Hoy por hoy lo vivo como si no lo viviera yo, como si fuera en tercera persona y todavía me cuesta creerlo. Estoy segura de que, cuando vea el vídeo de la final, ya lo viviré como si fuera yo. Me cuesta todavía creer que todo esto me esté sucediendo", declaró tras ganar la medalla.

La historia de Sánchez es la de una karateka que ha transitado por el camino más largo hacia la elite de su deporte. No por elección. Con 20 años ya estaba en el CAR de Madrid con los mejores karatecas del país, pero lo abandonó porque quería estar junto a su madre, enferma de cáncer. Cuando tomó esa decisión no lo sabía, pero aquello le apartó del equipo nacional durante más de una década.

Vivió en Australia y en los Emiratos Árabes Unidos; estudió y trabajó. Pero nunca dejó el kárate. Y su paciencia y constancia dieron sus frutos en 2015. "Llevaba mucho tiempo intentando entrar en el equipo nacional, pero los seleccionadores que había en ese momento, por una razón u otra, consideraban que no tenía el nivel suficiente", contó en una entrevista con El Confidencial el pasado mes de marzo. "Y llega un momento en que, por muy fuerte que quieras ser, te lo crees: pues a lo mejor no es mi lugar, no doy más de mí".

Desde ese año ha ganado medallas en casi todas las competiciones en la que ha participado, empezando por los campeonatos de España y de Europa de 2015 y terminando por el mundial de esta semana, siempre en la modalidad de kata. Su palmarés en los cuatro últimos cuatro años es interminable. "Perder durante tanto tiempo, que me haya costado tanto conseguirlo, me hace vivirlo todos con una ilusión... No me acostumbro a ganar", reconocía. Atrás quedan las dudas por su edad que encontró a su alrededor cuando se reenganchó al equipo nacional en 2015. "No se puede estar mejor a los 37 años, que nadie diga nada de la edad", bromeó tras ganar este sábado.

Damián Quintero ganó la plata en kata. (EFE)
Damián Quintero ganó la plata en kata. (EFE)

Siete medallas en un día

En muy pocos años lo ha ganado casi todo. Solo le falta la medalla olímpica, el gran objetivo de este ciclo tras la inclusión del kárate en el programa. En Tokio 2020, Sandra Sánchez optará a subirse al podio. Y no será la única. A dos años vista, España aspira a presentar un equipo muy potente en la capital japonesa. La actuación de España en este mundial (al que le queda una jornada) es un gran aperitivo.

El sábado comenzó con el bronce de Babacar Seck en kumite +84 kg tras derrotar al portugués Filipe Reis. Después llegaron tres medallas en para-karate (deporte que no está en el programa paralímpico), en la categoría 'intelectually impaired': Antonio Gutiérrez se colgó el oro, Víctor Prieto la plata y Carlos Huertas el bronce. Por la tarde, el equipo femenino de kumite (Cristina Vizcaíno, Cristina Ferrer y Laura Palacios) ganó el bronce tras ganar a Irán. Y Damián Quintero, la otra gran estrella del kárate nacional junto a Sandra Sánchez, perdió en la final de kata ante el japonés Ryo Kiyuna y se llevó la plata.

Deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios