La perturbación del surf: Axi Muniain y la incredulidad de un récord invisible
  1. Deportes
LA POLÉMICA OLA DE 35 METROS DE NAZARÉ

La perturbación del surf: Axi Muniain y la incredulidad de un récord invisible

El surfista Axi Muniain charla con El Confidencial tras su gran temporada cazando olas gigantes y sobre el polémico supuesto récord de Hugo Vau en Nazaré y su ola de 35 metros

placeholder Foto: Axi Muniain, sobre la ola 'XXXL' del pasado 18 de enero. (Foto: Rafa Riancho)
Axi Muniain, sobre la ola 'XXXL' del pasado 18 de enero. (Foto: Rafa Riancho)

Nazaré está de moda, parece una atracción turística. “Va a haber que establecer algún protocolo porque hay ocasiones en las que hay mucha gente intentando coger la ola de su vida. Gente que se cruza medio planeta para tener su minuto de gloria, que está bien, pero muchas veces ese surfista obstaculiza al resto. Por ejemplo, nosotros no pudimos coger la ola más grande de este invierno porque había otra persona delante, ¡que resulta que no la cogió! Se lo explicamos y lo entendió...”. Axi Muniain es uno de los mayores cazadores de olas gigantes del mundo, unos monstruos por los que ha recibido hasta el momento 22 nominaciones para los Big Wave Awards 2017/2018, los Oscar del surf. Es su trabajo y lo realiza en el mar, que es de todos, aunque lo que está pasando en Portugal con Nazaré quizá dé para establecer alguna regla: todos los que están allí se juegan la vida. Axi, Hugo...

“¿Es la mayor ola jamás surfeada en la historia?”, “35 metros de ola: récord mundial”. Este pasado 19 de enero, el portugués Hugo Vau acaparó titulares en la prensa mundial por surfear dos días antes, supuestamente, una gigantesca ola de 35 metros. “Hugo me escribió un mensaje por IG preguntando por si nuestros cámaras tenían su ola. Diciendo que su ola fue 5 minutos antes de la ola que yo pude coger el 17 de enero a las 16:15 horas”. Cualquier surfista que se mete al agua para coger una ola de este tipo necesita adentrarse con más de cinco minutos de antelación, por tanto, Axi estaba en el agua cuando presuntamente Hugo surfeó su gigante de 35 metros de altura, un monstruo equiparable a un edificio de 15 plantas. Cualquiera que estuviera en el agua o en la zona distinguiría ésta de cualquier otra ola.

"He guardado silencio, como otros surfistas"

Por mucho que no le apetezca hablar del tema, es lógico que algo escueza, no solo en lo personal, también porque es dañino para una disciplina a la que se dedica en cuerpo y alma y que a punto estuvo de costarle la vida hace un año en esas mismas aguas, las de Nazaré. "Yo he guardado silencio como otros muchos surfistas que estaban en el agua, así como las cámaras allí presentes ese día .Lo que no puedo hacer es afirmar que yo vi esa ola, porque no fue así y sería mentir por mi parte. Esta es una opinión compartida por la mayoria de la gente en Nazaré ese día". Pese a mostrar su opinión en El Confidencial, a Axi no le agrada hablar mucho de esta polémica que perturba la filosofía del surf y el espíritu de un deporte empapado por la energía de la naturaleza, el compañerismo y el supuesto buen rollo (extinguido ya en muchas playas).

'Naza Bomb Collection', de Axi Muniain

Muniain lleva 'bailando' con dicha ola desde 2008. Primero de una manera más esporádica, pero la frecuencia ha ido creciendo tanto que ahora tiene allí su residencia. Una década toreando con la ola más grande del mundo que se conoce y para ello lleva un gran equipo detrás: una moto de agua, dos cámaras en tierra, otra en el agua, salvamento tanto en tierra como en agua… Un total de unas 10 personas para velar por su salud y para que, de cabalgar una 'Big Mama', quede perfectamente constancia de cuándo y cómo. Axi es el surfista que más en serio se toma Nazaré. Ante tanto despliegue, la presunta ola de Hugo Vau parece perder fuerza, sabiendo que el equipo de Axi llevaba grabando mucho antes de los 'cinco minutos' durante los que el luso asegura haber logrado tal gesta.

Foto: En la imagen, Hugo Vau surfeando una ola en Nazaré. (EFE)

¿De dónde salen los 35 metros? Axi Muniain, el 17 de enero, también surfeó una ola de las llamadas XXL. ¿Cómo era de grande? “No lo sé exactamente, no hay una ciencia exacta o una manera de calibrarlo. Cuando una ola pasa de cinco, seis o siete metros ya es gigante. Yo siempre digo que una ola que gana el premio XXL suele ser en torno a 20 metros”. ¿Ha surfeado una ola casi del doble Hugo Vau y no se puede apreciar con claridad en ningún documento gráfico? Al margen de este supuesto, no es lo mismo surfear en el codo de la misma que donde mandan los cánones...

Nazaré, el Everest del surf

“Este es un tema que a los surfistas que normalmente estamos allí y a la gente autóctona nos ha pillado por sorpresa. Todo lo que está sucediendo es una pena y una falta de respeto para el resto por quitarles protagonismo”, reflexiona Axi. Está “decepcionado” y de este episodio no espera “ningún reconocimiento”, simplemente que desaparezca esta competitividad. “Existe una falta de valores. Hay muchos surfistas que se preparan a muerte para estos retos y, últimamente, ves cómo hay apariciones fugaces”. En este mundo de la inmediatez, el desafío por buscar el mayor reto, Nazaré se ha convertido en el Everest del surf. La diferencia entre la montaña del Himalaya y la ola de Portugal es que, aun siendo ambos agentes propiedad de la naturaleza, acceder al Everest está regulado (como tantas otras cumbres) y existe un procedimiento para acreditar que se ha llegado a la cima.

"Me considero, y así me definen, como alguien humilde y respetuoso, que no tiene ningún problema en aplaudir la surfeada de otro surfista. Y me encantaría ver que el nuevo récord mundial se queda en casa, en Portugal, y surfeado por un portugués. Pero no de este modo, obviamente". Axi Muniain, de momento, pasa unos días en su localidad natal, Zarautz, a la espera de seguir cazando olas descomunales por las que ya ha recibido 22 nominaciones a los mencionados premios Big Wave, que cerrarán su curso el próximo 20 de marzo: 16 por la 'biggest wave', tres por 'rider of the year' y otras tres por 'monster paddle wave'. De todas estas andanzas hay pruebas, no solo trabajo y respeto.

Surf Nazaré
El redactor recomienda