¿Se ha batido el récord mundial de surf? La difícil medición de una ola
  1. Deportes
Hugo Vau, el protagonista de la gesta

¿Se ha batido el récord mundial de surf? La difícil medición de una ola

Hugo Vau, surfista de las Azores, posiblemente haya batido el récord del mundo al surfear la ola más grande de la historia. Pero medir la longitud de una pared de agua no es tarea sencilla

Foto: En la imagen, Hugo Vau surfeando una ola en Nazaré. (EFE)
En la imagen, Hugo Vau surfeando una ola en Nazaré. (EFE)

La pregunta empezó a circular de inmediato. La pared de agua era monumental, pero en este caso dio la impresión a los entendidos que podía ser la más grande jamás surfeada por un ser humano. El hecho tuvo lugar este pasado jueves en Nazaré (Portugal), uno de los lugares del planeta más visitados por los grandes de este deporte. El autor de la gesta que puede pasar a la historia, Hugo Vau, uno de los más grandes sobre las olas gigantes.

El surfista portugués (1 de julio de 1977) vive en vilo porque por el momento no se sabe a ciencia cierta si ha marcado un registro superior al que firmó en su día el estadounidense Garrett McNamara, que hasta la fecha tiene el récord en su poder. El problema en este punto es que no hay ningún método científico y perfectamente ajustado a la hora de medir la ola. Una apodada como 'Big Mama' fue surfeada por el luso en North Beach y podría tener una longitud de unos 35 metros.

"Creer o no creer"

Nazaré es el lugar donde aparecen las olas más grandes del planeta y allí fue, precisamente, donde Garrett McNamara selló el récord. Fue en noviembre de 2011 donde firmó la hazaña, pero la complejidad a la hora de la medición provocó que hasta años después no fuera reconocida de manera oficial. En marzo del año pasado, Guinness World Records certificaba el récord, estableciendo en 23,7 metros la altura de la ola.

“Creer o no, pero si alguien merece haber surfeado ese 'monstruo' es mi hermano de otra madre Hugo Vau”, escribió en su cuenta de Facebook Garrett McNamara, que podría haber perdido el récord. Y esa es la cuestión por el momento, si de verdad el portugués ha conseguido un registro superior. Ahora se abre un tiempo de estudio de las imágenes, de los vídeos, para dictaminar si ha superado la marca firmada por el americano hace años.

Métodos

No es nada sencillo medir una ola de tal tamaño, cuando un hombre se enfrenta a un muro líquido de más de 20 metros de altura. Son varios sistemas los que se suelen emplear, una cuestión ahora muy vigente después de la gesta realizada por Vau en tierras portuguesas. Desde la onda hawaiana al método científico o de Bascom y a otros alternativos, por el momento no hay ningún sistema que se pueda considerar como infalible.

El método científico fue elaborado por Willard Bascom Newell, aplicando matemática y física a la medición. Se le considera el más acertado. Este sistema mide la ola desde su cresta hasta la base de ola. No es fácil atinar al ciento por ciento empleándolo. En Hawai, uno de los grandes escenarios del mundo del surf, sus practicantes miden la ola desde su parte trasera. Pero es un procedimiento que siempre ha estado cargado de polémica, pues medir la capa de agua desde esa ubicación no es muy fidedigna.

También hay otros métodos alternativos, como el que sólo se fija en la zona de la ola que puede ser surfeada. Hay otra vía que apuesta por la altura de la ola en relación al físico del deportista, fijándose en la cabeza, la cintura y el pecho. La realidad es que cuando tiene lugar un suceso de tanta trascendencia en el mundo del surf, este debate se abre en canal...

El incremento del miedo

Cuando un surfero se sube en una ola gigantesca, las discusiones se suceden sin freno, siempre con la longitud de la pared como cuestión recurrente. Los WSL Big Wave Awards, los galardones que premian a los grandes domadores de olas grandes, se apoyan en documentos gráficos y vídeos a la hora de hacer un dictamen real para hacer justicia cuando toca repartir los trofeos.

Se tiene en cuenta el tiro de la cámara, desde dónde se han captado las imágenes de la ola. Sucede que muchas veces, cámaras y fotógrafos no están colocados justo delante de la 'lineup' y sí se apostan todos ellos en acantilados, como es el caso de Nazaré, lo que provoca que la perspectiva no sea la más adecuada para hacer una acertada medición. Tal vez para este espinoso asunto sea necesario rescatar la reflexión que hizo un grande del surf como Buzzy Trent: "Las olas no se miden en pies y pulgadas, pero sí en el incremento de miedo...".

Surf Nazaré
El redactor recomienda