CALEFACCIÓN ELÉCTICA DE BAJO CONSUMO

Los mejores emisores térmicos digitales para mantener cálido tu hogar

Una alternativa eficiente para acumular calor y mantener un ambiente cálido en tu casa. Descubre cuales son los mejores emisores térmicos y porqué tienes que hacerte con uno

Foto: Emisores eléctricos para ahorrar en calefacción
Emisores eléctricos para ahorrar en calefacción
Autor
Tiempo de lectura13 min

Un emisor térmico es un aparato de calefacción doméstico eficiente y de cero emisiones. De hecho, no genera CO2 ni residuos al funcionar y requiere de menos energía que otros sistemas para generar la misma cantidad de calor. También es compacto, versátil y fácil de usar. Sin duda, una opción muy interesante para calentar el salón, el dormitorio, el baño y el conjunto del hogar en invierno y disfrutar del máximo grado de confort y bienestar por mucho frío que haga fuera.

El Haverland RCE12S es un magnífico ejemplo de todo ello. Está especialmente pensado para estancias de entre 18 y 22 m2, posee 12 elementos de aluminio con un coeficiente de potencia de 150 W cada uno y se controla fácilmente mediante un teclado y una pantalla LCD. Todo esto, unido a las valoraciones de usuarios de Amazon, nos ha llevado a elegirlo como el mejor emisor térmico del momento. Mención especial merece también el Lodel RA10, que cuenta con un diseño más compacto y es totalmente programable.

El mejor, nuestra elección: Emisor térmico digital Haverland RCE12S

Empezamos hablando del mejor emisor térmico de la marca Haverland según las opiniones de los usuarios de Amazon. Posee una valoración de 4,1 sobre 5 con un 49 % de reseñas de 5 estrellas. “Es perfecto para calentar salones y dormitorios amplios” dice de él Manuel, a lo que Gabriel añade “es el mejor emisor térmico que he tenido” ya que “está fabricado en aluminio de alta calidad y resulta muy fácil de usar gracias a su pantalla y a su intuitivo panel de control”.

Emisor eléctrico digital de Haverland
Emisor eléctrico digital de Haverland

Este emisor térmico con pantalla incorporada y con limitador térmico posee un coeficiente de potencia de 150 W por cada uno de sus 12 elementos de aluminio. Esto hace que sea ideal para estancias de entre 18 y 22 m2. Posee un diseño en el que se integra a la perfección un teclado de fácil acceso con interruptor de encendido y apagado. Este puede bloquearse cuando se desee si hay niños en casa. Además, tiene una función de máxima potencia durante 2 horas, un indicador de consumo y se puede programar para que se encienda cuando se quiera. También se limpia fácilmente y apenas requiere de mantenimiento.

Comprar en Amazon

Segunda opción: Emisor térmico de bajo consumo LODEL RA10

Ahora vamos con el que, según las valoraciones de los clientes de Amazon, es el mejor emisor térmico de la marca Lodel. Ellos le han dado un 4,1 sobre 5 con un 57 % de máximas puntuaciones. Por ejemplo, Arturo dice de él que es “un emisor térmico de fácil instalación que incluye patas y soporte para pared”. Por su lado, Paqui indica que “posee una fantástica relación calidad-precio y su diseño es ultrafino y ligero”.

El mejor emisor eléctrico de calor de la marca LODEL
El mejor emisor eléctrico de calor de la marca LODEL

Aquí hablamos de un emisor térmico con temperatura ajustable recomendado para habitaciones de 15-18 m2. Cuenta con pantalla LCD, panel de control con bloqueo de teclado y varios modos de funcionamiento entre los que elegir. Ha sido fabricado en aluminio de gran calidad y posee un diseño moderno y minimalista. Puede instalarse en la pared o en el suelo según las necesidades de cada usuario.

Comprar en Amazon

Alternativa: Emisor térmico Orbegozo RRE 1310

Vamos a terminar hablando del mejor emisor térmico de la marca Orbegozo a tenor de las puntuaciones concedidas por los usuarios de Amazon. Su nota media es de 4 sobre 5 con un 56 % de comentarios de 5 estrellas. Ferrán nos cuenta sobre él que “es un emisor térmico barato pero eficiente, de buen diseño y bastante potente”, mientras que Teté se centra en que “posee un mando a distancia y no reseca nada el ambiente”.

Emisor de calefacción eléctrica de Orbegozo
Emisor de calefacción eléctrica de Orbegozo

Este emisor térmico Orbegozo con pantalla digital LCD y mando a distancia dispone de tres modos de funcionamiento ('Económico', 'Confort' y 'Anti-hielo'). Mantiene eficazmente la humedad ambiental y cuenta con pies de apoyo y soporte para colocarlo en el suelo o colgado de la pared. Permite programar su funcionamiento de forma independiente para cada día de la semana y es totalmente respetuoso con el medio ambiente. Ha sido fabricado en aluminio.

Comprar en Amazon

¿Cómo elegir un emisor térmico y qué tener en cuenta antes de comprar uno?

Antes de comprar un emisor térmico debemos considerar todos estos aspectos:

  1. Potencia: para calcular la que necesitamos debemos aplicar una fórmula sencilla (metros cuadrados de la estancia X altura de la estancia X por índice de frío). El índice de frío es de 15 en zonas cálidas, 25 en templadas, 35, en frías y 50 en muy frías. Por ejemplo, para una habitación de 10 m2 con 2,5 metros de altura ubicada en una zona fría, necesitaríamos un emisor térmico de 900 W, aproximadamente.
  2. Cuánto tiempo va a estar encendido: si lo necesitaremos durante 8 horas o más, debemos apostar por un emisor térmico cerámico o de fluidos. Si solo lo vamos a usar en momentos puntuales como al salir del baño, nos bastará con uno de mica.
  3. Material de la estructura: un emisor térmico de hierro fundido será muy resistente y duradero, pero puede resultar algo pesado para colocarlo en la pared. Una buena alternativa son los modelos de aluminio.
  4. Regulación: los mejores emisores térmicos cuentan con temporizador, sistema de regulación proporcional y termostato incorporado. Además, si cuenta con pantalla incorporada, mejor.
  5. Seguridad: elegir un emisor térmico con sistema antivuelco es fundamental si compramos un modelo de suelo. También debe poseer un sistema de protección contra sobrecalentamiento, limitador térmico y bloqueo de teclado para niños.
  6. Emisión de ruidos: hay emisores térmicos extrasilenciosos que, a pleno rendimiento, emiten menos de 25 dB, por lo que su funcionamiento ni siquiera se percibe a un par de metros.
  7. Extras: los emisores térmicos con función de ventanas abiertas, con función ionizador y con contador de energía consumida nos permitirán sentirnos más cómodos en invierno y controlar nuestro consumo para no salirnos del presupuesto.
  8. Diseño: hoy en día, hay emisores térmicos de estilo moderno, minimalista, clásico...

¿Qué es un emisor térmico?

Un emisor térmico horizontal o vertical es un dispositivo eléctrico de calefacción que se sitúa colgado de una pared o directamente sobre el suelo y que funcionan empleando el principio de inercia térmica. Para ello, utilizan resistencias fabricadas en materiales que conducen y retienen muy bien el calor, como es el caso de la cerámica o el aluminio. Esto implica un consumo energético un 30 % inferior de media que otros sistemas similares. Además, no genera emisiones de CO2 ni residuos

¿Para qué sirve un emisor térmico?

Los emisores térmicos de bajo consumo sirven para proporcionar calor dentro de un entorno cerrado. De hecho, son sistemas de calefacción especialmente habituales en el hogar y muy recomendables cuando no se cuenta con instalaciones de gas o calderas o cuando se quiere apostar por energías sostenibles.

La capacidad de calefactar una estancia dependerá del tamaño y de la potencia del dispositivo. Por ejemplo, un emisor térmico pequeño para cuarto de baño es ideal para no sentir frío al salir de la ducha, mientras que uno mediano ofrecerá un mejor rendimiento en los dormitorios y en la cocina y uno grande en el salón. En caso de que sea muy amplio, es posible combinar estratégicamente varios. También es frecuente encontrarlos en locales comerciales.

¿Cómo funciona un emisor térmico?

Los emisores térmicos están formados por los siguientes componentes:

  1. Base de fijación: patas o ruedas con frenos si se coloca en el suelo y soportes atornillados si va a la pared.
  2. Entrada de aire frío.
  3. Resistencia eléctrica de aluminio, cerámica o de fluidos.
  4. Salida de aire caliente.
  5. Panel de control: con temporizador, regulación de temperatura, etc. Los mejores emisores térmicos poseen un mando a distancia para gestionar su funcionamiento inalámbricamente.

Unas potentes resistencias internas favorecen la acumulación de calor y la expulsión para caldear tu casa rápidamente


El emisor térmico con ruedas, patas o soporte de pared aspira el aire frío del interior de la habitación. Este pasa por un circuito calentado a través de una resistencia eléctrica y, posteriormente, es expulsado al exterior a través de un conducto de salida. Dicha resistencia se fabrica en materiales específicos que permiten almacenar un alto volumen de calor. El usuario puede regular la cantidad de aire que entra y sale a través del panel de control.

Tipos de emisores térmicos

Existen todos estos tipos de emisores térmicos:

  1. Emisor térmico cerámico: el más eficiente. Posee una resistencia de cerámica sólida, un material que retiene muy bien el calor y ofrece una magnífica conductividad térmica. Tarda un poco más que otros tipos en calentar el aire, pero cuando lo hacen son capaces de calefactar cualquier estancia fácilmente y gastando muy poca energía. Es el emisor térmico recomendado para quienes pasan mucho tiempo en casa.
  2. Emisor térmico de fluido: en lugar de una resistencia eléctrica, posee una serie de conductos en cuyo interior hay un líquido capaz de conservar el calor. Esto favorece la generación de aire caliente de forma muy regular. Ofrece una capacidad de retención del calor de hasta 8 horas.
  3. Emisor térmico seco: posee una resistencia eléctrica de mica. Funciona en un 25 % por convección y en un 75 % por radiación. Esto hace que se caliente muy rápido, pero que posea una escasa capacidad para retener el calor (1 hora, aproximadamente). Es el tipo de emisor térmico barato más habitual y el perfecto para el calentamiento rápido de cuartos de baño.
  4. Emisor térmico de aluminio de alta calidad: funciona solo por conducción. Al igual que el tipo anterior, calienta muy rápido pero no conserva bien el calor. En este caso, la cifra llega a un máximo de 5 horas.

¿Cómo se instala un emisor térmico?

Dependerá de si tenemos un emisor térmico con soporte para pared o con patas. En el primer caso, deberemos colocar el soporte realizando agujeros con un taladro y colocando los pertinentes tacos y enganches. Para ello, lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante. En el segundo solo tendremos que colocar las patas o las ruedas en la base y ponerlo sobre el suelo.

Ahora bien, ¿dónde debemos instalar el emisor térmico para que sea eficiente? Evidentemente, aunque disponga de un cable de alimentación con clavija de conexión largo, tenemos que colocarlo cerca de un enchufe.

El lugar perfecto para instalar un emisor térmico con patas o de pared es debajo de una ventana. Esto se debe a que la salida de aire caliente del equipo está en la parte superior y que, al ser expulsado, se encuentra con el frío que llega del exterior, lo que ayuda a distribuir mejor el calor. Sin embargo, no siempre es posible situarlo en este lugar.

Dependiendo de donde se instale el emisor térmico la configuración podría variar para alcanzar el mejor rendimiento

En ese caso, debemos buscar una ubicación centrada dentro de la estancia. Eso sí, el emisor térmico nunca debe estar frente a una ventana o una puerta. También ha de permanecer cerca del suelo para hacer más efectivo el principio de convección que explicaremos más adelante.

Ventajas que tienen los emisores térmicos

Según las opiniones en emisores térmicos analizadas, los usuarios destacan las siguientes ventajas de estos sistemas de calefacción:

  1. Fácil instalación: apenas se requiere un taladro y una broca si son de pared. Si son de suelo, basta con un destornillador para acoplar las patas.
  2. Económicos: el precio de los emisores térmicos es bastante reducido si se compara con otros sistemas de calefacción domésticos y se tiene en cuenta su eficiencia.
  3. Respeto por el medio ambiente: son dispositivos de cero emisiones y que no generan residuos.
  4. Eficiencia energética: los mejores emisores térmicos requieren de un 30 % menos de energía que otros sistemas de calefacción para emitir la misma cantidad de calor.
  5. Se pueden programar: hoy en día, los emisores térmicos con control inteligente cuentan con temporizador, termostato y otros muchos elementos que nos permitirán tener la casa caliente cuando lleguemos del trabajo y que se apagarán automáticamente cuando no haya nadie.

¿Cómo calienta un emisor térmico una habitación?

Los emisores térmicos calientan el ambiente en base a tres principios:

  1. Radiación: es la propagación de la energía calorífica mediante ondas electromagnéticas. El emisor las emite al calentarse, lo que eleva la temperatura del aire ambiental.
  2. Conducción: es la transferencia de energía entre dos cuerpos (el emisor y el aire ambiental) que están en contacto directo. El calor pasa del dispositivo, que está a mayor temperatura, hacia el aire hasta encontrar el equilibrio o hasta llegar a la temperatura marcada por el usuario.
  3. Convección: es el traspaso de calor entre elementos a varias temperaturas. El aire caliente pesa menos que el frío y, por ello, tiende a subir una vez que es calentado por el emisor, que deberá estar instalado cerca del suelo. Esto desplaza el aire frío hacia abajo, de modo que el dispositivo lo puede calentar. Este, al alcanzar la temperatura deseada, tiende a subir y desplaza de nuevo el aire anteriormente calentado y que ya se habrá enfriado un poco para volver a ser tratado por el emisor. Es un proceso que se repite constantemente mientras está encendido.

¿Cuáles son los mejores emisores térmicos?

Al realizar esta comparativa de emisores térmicos, nos hemos dado cuenta de que los modelos más valorados por los usuarios son los pertenecientes a las siguientes marcas:

  1. Haverland: una de las mejores marcas de emisores térmicos del momento. Lleva más de 40 años fabricando dispositivos de vanguardia y centrando sus esfuerzos en el I+D+I. Es la opción ideal para quienes buscan un emisor térmico programable profesional para amplias estancias.
  2. Cecotec: esta marca destaca por producir emisores térmicos con buena relación calidad-precio. Sus modelos son económicos y compactos, pero ofrecen buenas prestaciones y cuentan con características propias de gamas más altas.
  3. Lodel: se trata de una firma que compite en el mismo rango de precios que Cecotec. Sus emisores son muy eficientes, resistentes y duraderos y cuentan con temporizadores y sistemas de seguridad muy interesantes.
  4. Orbegozo: la opción ideal para quienes buscan una buena oferta en emisores térmicos. Diseña modelos sencillos y fáciles de usar sin demasiados alardes técnicos. Es una buena opción para quienes desean calentar sus cuartos de baño o su dormitorio.

Usa toda esta información para comprar el emisor térmico recomendado para tu hogar y olvidarte del frío invernal.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios