DUERME BIEN, DESCANSA MEJOR

Los mejores colchones viscoelásticos para descansar bien

Dormir y descansar bien es indispensable para mantener la energía durante el día. Gracias a los mejores colchones viscoelásticos podrás conseguirlo. Descubre cuál es el mejor

Foto: Los colchones viscoelásticos te ayudarán a descansar mejor
Los colchones viscoelásticos te ayudarán a descansar mejor
Autor
Tiempo de lectura13 min

Los colchones viscoelásticos se adaptan a nuestro cuerpo y reducen al mínimo los puntos de presión para garantizarnos un magnífico descanso durante la noche. Además, son transpirables, económicos y muy cómodos. El ejemplo más claro de ello es el Dormio Zafiro, elegido el mejor colchón viscoelástico según las opiniones de los usuarios de Amazon y el encargado de encabezar esta comparativa. Es hipoalergénico, cuenta con tratamiento antiácaros y está disponible en 15 medidas diferentes. Una opción ideal para dormir como un tronco y disfrutar de un sueño reparador en verano y en invierno que, no obstante, tiene una fuerte competencia.

El mejor, nuestra elección: Colchón viscoelástico Dormio Zafiro

Arrancamos esta comparativa hablando del que, según las opiniones de los usuarios de Amazon, es el mejor colchón viscoelástico de la marca Dormio. Su valoración, de 4,3 sobre 5 con un 62 % de reseñas de 5 estrellas, es la mejor prueba de ello. Lo mismo se desprende de opiniones como la de Ricar, que cuenta que es “un colchón viscoelástico barato y ajustable a la medida muy cómodo”, y la de Raúl, que afirma que le ha encandilado “su superficie de textura extra suave”.

El mejor colchón viscoelástico de Dormio, el modelo Zafiro
El mejor colchón viscoelástico de Dormio, el modelo Zafiro

Este es un colchón viscoelástico de firmeza baja ya que posee un núcleo de eliocel de 30 kg/m3 de densidad. Este es un tejido interior 3D que garantiza una perfecta adaptabilidad al cuerpo. Su altura oscila entre los 21 cm y los 24 cm, según el modelo, y está disponible en 15 medidas diferentes. También cuenta con recubrimiento con tejido strech para mayor transpirabilidad. Se vende enrollado y envasado al vacío para facilitar su transporte y cuenta con tratamiento antiácaros e hipoalergénico.

Segunda opción: Colchón SuperVisco Dormio

Continuamos hablando del segundo mejor colchón de la marca Dormio según las valoraciones de los clientes de Amazon. Ellos le han concedido una nota media de 4,5 sobre 5 con un 76 % de valoraciones de 5 estrellas. Alicia dice de él que es “un magnífico colchón viscoelástico en relación calidad-precio”, mientras que Mayi añade “su firmeza media me ayuda a descansar perfectamente cada noche”.

Dormio Supervisco, un colchón visco excelente para el descanso
Dormio Supervisco, un colchón visco excelente para el descanso

Aquí hablamos de un colchón viscoelástico con tratamiento antimoho de alta densidad con 20 cm de grosor total y 2 cm de acolchado. Transpira muy bien gracias al material strech y cuenta con tratamiento de aloe vera en el tejido para mejorar el descanso. Ha sido fabricado íntegramente en España y posee una parte inferior antideslizante para un ajuste perfecto al canapé, la base tapizada o el somier de láminas en el que se coloca.

Alternativa: Colchon Viscoelastico de alta gama Bio Natur Fresh 30

Finalizamos esta comparativa de colchones viscoelásticos hablando del mejor modelo de la marca Bio Natur Fresh. “Parece un colchón de gama alta por su carácter termorregulador y el confort que ofrece. Sin embargo, está disponible a un precio muy económico” indica David. Por su lado, Cristian centra en su “carácter reversible” y en que es “perfecto para el verano y para el invierno”. Alcanza una valoración de 4,1 sobre 5 con un 61 % de máximas puntuaciones.

Fresh 30, el mejor colchón viscoelástico de la marca Bio Nature
Fresh 30, el mejor colchón viscoelástico de la marca Bio Nature

Este colchón viscoelástico con sistema de generación de poro abierto es reversible y posee un lado ideal para dormir fresco en verano y otro para descansar más calentito en invierno. Alcanza los 30 cm de altura y posee 2 cm de acolchado viscoelástico Viscosoft. Además, carece de puntos de presión sobre las 7 zonas de descanso, por lo que puede considerarse un colchón con tratamiento terapéutico. Su densidad es de 60 kg/m3 (firmeza media) y protege de ácaros, hongos y bacterias. Se comercializa envasado al vacío y enrollado.

¿Cómo elegir un colchón viscoelástico y qué considerar antes de comprar uno?

Tras estudiar con detenimiento cientos de opiniones sobre colchones viscoelásticos, podemos decir que estos son los aspectos más importantes a considerar antes de comprar uno:

  1. La densidad: es la cantidad de material que posee el colchón por metro cúbico. Hay colchones viscoelásticos de densidad baja (18-40 kg/m3), media (45-75 kg/m3) y alta (+80 kg/m3). Cuanto más denso sea, más firmeza aportará y mejor se adaptará a la anatomía del usuario. También será más resistente al peso. En este sentido, los colchones viscoelásticos recomendados para personas con sobrepeso poseen una altura de 25 cm o más.
  2. El acolchado: es la capa de viscoelástica que recubre el núcleo. A partir de 6 cm, puede considerarse como un colchón súper acolchado. Debe estar recubierto con algodón de alta calidad o un material natural similar para ofrecer un tacto más agradable.
  3. El tamaño: generalmente, los colchones viscoelásticos para adultos están disponibles en medidas de 90, 110, 135, 150 y 180 cm de ancho y 190, 200 o 210 cm de alto, aunque hay excepciones. La elección dependerá del espacio que tengamos en el dormitorio, de nuestra altura y de cómo nos guste dormir.
  4. La garantía del fabricante: esto nos dará una idea aproximada de su durabilidad. Los mejores colchones viscoelásticos ofrecen hasta 10 años de garantía e, incluso, 100 noches de prueba.
  5. Independencia de los lechos: a nadie nos gusta estar plácidamente dormidos y despertarnos porque nuestra pareja se ha dado la vuelta en la cama.
  6. Tratamiento antiestático: evita la electricidad estática, lo que reduce el estrés y favorece la circulación de la sangre. El colchón de viscografeno es el que mejores prestaciones ofrece a este respecto.
  7. Limpieza: todos sudamos al dormir. Además, en el caso de los colchones viscoelásticos para niños y para ancianos, también debemos considerar que pueden mancharse de orina, vómito o sangre, por ejemplo. Por ello, más allá de utilizar un cubrecolchón, es indispensable comprar un modelo fácil de limpiar y que cuente con tratamiento antibacterial.
  8. Transporte: debemos voltear estos colchones una vez al mes como medida de mantenimiento y cuidado, por lo que deben estar preparados para que podamos mover su elevado peso lo más cómodamente posible. Para ello, nada mejor que elegir un colchón viscoelástico con tiradores laterales.
  9. Tratamiento antialérgico: la acumulación de ácaros, polvo y otros elementos alérgicos puede ser un problema grave para el usuario a la hora de descansar.
  10. Presupuesto: el precio de los colchones viscoelásticos depende de muchos factores. Los modelos más económicos pueden costar entre 80 € y 150 €, mientras que los más caros y de mayor calidad superan con creces los 1000 €.

¿Qué es un colchón viscoelástico?

Un colchón viscoelástico es un elemento de descanso que utiliza viscoelástica como material principal. Este es un tejido desarrollado por la NASA durante los años 60 con el objetivo de aliviar la presión generada por los tejidos de los asientos en los que se colocaban los astronautas durante el despegue de las aeronaves. No se popularizó en el ámbito doméstico hasta los 90, cuando la reducción de sus costes de producción permitió adoptarlo en sofás, textiles, prótesis y, por supuesto, colchones.

Este tejido es impermeable, transpirable y ergonómico ya que se adapta perfectamente a la anatomía del usuario. También es de dureza intermedia. En resumen, la combinación ideal para garantizar el descanso de todo tipo de personas.

Según el sistema de fabricación, podemos distinguir dos tipos de colchones viscoelásticos:

  1. Colchón viscoelástico espumado: poseen poros muy abiertos que favorecen la circulación del aire. Esto hace que el material recupere su forma rápidamente. Generalmente, se vende enrollado y envasado al vacío. El usuario debe abrirlo en casa y dejarlo reposar durante 24 horas para que adopte su forma real. Son los colchones viscoelásticos más económicos.
  2. Colchón viscoelástico moldeado: disponen de poros semi-cerrados que hacen que el aire circule más lentamente, por lo que la sensación de confort de la viscoelástica es más notoria. Evidentemente, tardan más en recuperar su forma original y se adaptan mejor al cuerpo del usuario. No se venden enrollados ni envasados al vacío. Los mejores colchones viscoelásticos del momento son de este tipo.

No existen colchones fabricados al 100 % en material viscoelástico ya que no tendrían la firmeza suficiente para aguantar el peso de una persona. Simplemente, lo incluyen en sus acolchados en un mayor o menor porcentaje. Por ello, hay que distinguir también diferentes tipos de colchones viscoelásticos en función del núcleo que poseen:

  1. Colchones viscoelásticos con núcleo de muelle continuo: son los más baratos y tradicionales. Estos muelles poseen forma de reloj de arena.
  2. Colchones viscoelásticos con núcleo de muelles ensacados: favorecen la independencia de los lechos y transpiran muy bien. Son de firmeza media-alta y alta.
  3. Colchones viscoelásticos con núcleo de espuma HR: alternan espuma HR de alta densidad en su interior con un acolchado viscoelástico blando en su cara externa. Pueden ser reversibles y de dureza baja, media-baja y media.
  4. Colchones viscoelásticos con núcleo de látex: los más blandos de todos. Destacan por su higiene y por su poca capacidad para transpirar.
  5. Colchones viscoelásticos con núcleo de viscografeno: los más modernos y sofisticados. Ofrecen una firmeza óptima para el descanso. Las mejores marcas de colchones viscoelásticos cuentan con modelos de este tipo encabezando sus catálogos.

¿Para qué sirven los colchones viscoelásticos?

La utilidad de los colchones viscoelásticos es la de reducir y aliviar la presión que los tejidos generan sobre diferentes zonas del cuerpo cuando estamos tumbados boca arriba, boca abajo o de lado. De hecho, todos hemos sentido alguna vez al levantarnos de la cama dolor en la cadera, en los hombros o en la zona lumbar, por ejemplo. Con este material, esto no sucede ya que se adapta a la forma del cuerpo y la protege.

Cada vez hay más colchones de viscoelástica en los hogares y muchas personas disfrutan de sus ventajas


Es más, los viscoelásticos son los colchones recomendados para personas con problemas de espalda como, por ejemplo, escoliosis, lordosis o lumbalgia crónica.

¿Es cierto que la viscoelástica da calor?

No. Sin embargo, los colchones viscoelásticos son termorreguladores, es decir, se adecuan a la temperatura del usuario al igual que lo hacen a su anatomía corporal. Esto hace que algunas personas noten que la cama está demasiado caliente en verano al despertarse. Además, este material nos arropa y recoge mientras dormimos, lo que también ahonda en este hecho. Eso sí, en invierno son una gozada.

¿Cuánto duran los colchones viscoelásticos?

Un colchón viscoelástico barato tiene una vida útil de 10 años, aproximadamente. Sin embargo, todos hemos visto anuncios de marcas que ofrecen sobre sus colchones garantías de una década. ¿Cómo es posible?

El motivo es que un colchón viscoelástico con tecnología de vanguardia y de alta resistencia puede permanecer en perfecto estado mucho tiempo más. De hecho, la vida media de los colchones viscoelásticos de alta durabilidad es de entre 15 y 20 años. Eso sí, siempre que se cuiden bien y estén fabricados en materiales de calidad.

¿Qué base es la ideal para un colchón viscoelástico?

La elección de la base para el colchón viscoelástico dependerá del tipo de núcleo que tenga:

  1. Somier de láminas: es el recomendado para los colchones viscoelásticos con núcleos de cualquier tipo salvo para los de muelles ensacados.
  2. Base tapizada: no está recomendada para colchones de látex por su escasa capacidad de transpiración, pero sí para el resto.
  3. Canapés abatibles y con cajones: igual que en el caso anterior.
  4. Base articulable: los mejores colchones viscoelásticos para camas articuladas son los de núcleo de látex ortopédico por su flexibilidad e higiene. El resto de tipos puede no ajustarse bien a ellas.

Ventajas de los colchones viscoelásticos

Estos son los principales beneficios de los colchones viscoelásticos:

  1. Adaptabilidad corporal óptima: tienen la capacidad de ajustarse a la anatomía del usuario y de reducir los puntos de presión sobre el cuerpo. Esto hace que sean perfectos para evitar dolores articulares y en la espalda.
  2. Independencia de los lechos: solo para los colchones viscoelásticos dobles. En ellos se anula casi en su totalidad la transferencia del movimiento de un lado a otro de la cama, lo que ayuda a descansar mejor.
  3. Higiene: un colchón viscoelástico con tratamiento antiácaros, antibacterias y antifúngico es más limpio e higiénico que cualquier otro.
  4. Silenciosos: al carecer de muelles, los colchones viscoelásticos no generan ningún ruido al movernos.
  5. Firmeza óptima: la dureza de estos colchones depende de la cantidad y densidad de la viscoelástica. En cualquier caso, son más blandos que los colchones de muelles y más firmes que los de látex. Son los recomendados por la mayoría de especialistas médicos.
  6. Mejora de la circulación sanguínea: la eliminación de los puntos de presión favorece que la sangre irrigue durante la noche los tejidos más fácilmente.
  7. Durabilidad: los mejores colchones viscoelásticos permanecen en óptimas condiciones más de 15 años.

¿Los colchones viscoelásticos pueden usarse por ambas caras?

Esta es una cuestión relativa. La mayoría de colchones viscoelásticos solo cuentan con un bloque acolchado en una de sus caras, que es la diseñada para que nos tumbemos. Habitualmente, este es de espuma o fibra viscoelástica de una densidad reducida y cada marca le da un nombre. La otra suele estar equipada con cámaras de ventilación que favorecen la transpiración, así como con tapizados en otros tejidos para un mayor confort.

¿Podemos dormir entonces por la otra cara? Sí, pero no disfrutaremos de los beneficios de la viscoelástica y recortaremos ostensiblemente la vida útil del colchón. Una estupidez.

Sin embargo, es posible comprar un colchón viscoelástico reversible en la actualidad, es decir, que pueda usarse por ambas caras. Una suele ser para el invierno y otra para el verano. Sin embargo, no llegan a ofrecer las prestaciones ni las ventajas respecto a la calidad del descanso de los que solo pueden utilizarse por un lado.

De todos modos, es recomendable voltear los colchones viscoelásticos una vez al mes con el objetivo de repartir el trabajo que hacen sus diferentes zonas. Tengamos en cuenta que la media y la superior son las que soportan más peso al tener encima el tronco y la cabeza, mientras que la inferior tiene menor desgaste.

¿Por qué comprar un colchón viscoelástico para el descanso?

Tras todo lo que hemos dicho, queda claro que aprovechar una oferta en colchones viscoelásticos es una decisión acertada. Por un lado, disfrutaremos de una superficie confortable y con capacidad para adaptarse a nuestra anatomía, reducir los puntos de presión que nos generan dolor por la mañana y garantizar un descanso ideal. Por otro, son económicos, resistentes y muy duraderos. También equipan una tecnología moderna y desarrollada durante décadas para afrontar las tareas más exigentes. Por todo esto, no es de extrañar que sean los colchones recomendados por los profesionales.

Ya solo queda elegir el mejor colchón viscoelástico en base a nuestro presupuesto, nuestras características físicas y nuestras necesidades de descanso. Estamos seguros de que, tras todo lo comentado, nuestros lectores están perfectamente preparados para tomar la decisión de compra acertada.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios