la trilogía se exhibe por primera vez en cines

China se monta en el Halcón Milenario con 38 años de retraso

La apertura del mercado cinematográfico del país asiático y la expansión de Disney en el país han hecho que la trilogía original se proyecte en salas en el marco del Festival de Cine de Shangai

Foto: Disney inicia su estrategia de entrada en China con su mayor tienda mundial (EFE)
Disney inicia su estrategia de entrada en China con su mayor tienda mundial (EFE)

2015 es el año de Star Wars. La saga galáctica de George Lucas estrenará a final de año su nueva entrega dirigida por J.J. Abrams con ganas de convertirse en la película más taquillera del año, y por si fuera poco el mercado chino ha dado la bienvenida a los filmes originales por la puerta grande. China ha proyectado esta semana por primera vez la trilogía original compuesta por Una nueva esperanza (1977), El imperio contraataca (1980) y El retorno del Jedi (1983). 38 años tarde, pero los chinos han conocido, por fin, y en pantalla grande a Han Solo, a Luke Skywalker y montar en el Halcón Milenario. Una de las películas más emblemáticas de la historia del cine que ha tenido que esperar a que la industria cinematográfica china haya abierto sus puertas al mercado extranjero.

La proyección de los tres filmes está enmarcada en la programación del Festival Internacional de Cine de Shangai, siendo el Episodio IV el primero en exhibirse. A pesar de que nunca habían sido proyectados en cine, muchos chinos ya habían descubierto Star Wars gracias al mercado de DVD y a las descargas ilegales de las películas, pero nunca en pantalla grande. La película que comenzó la era de los taquillazos ha llegado al país que en menos de cinco años superará a Hollywood como mercado más importante para las películas.

En los años 70 eran muy pocos títulos norteamericanos los que llegaban a las salas chinas, ya que eran sólo las películas producidas y aprobadas por el gobierno las que se estrenaban. Además, no se había producido la expansión del mercado de la exhibición cinematográfica, que ha explotado en los últimos cinco años. De hecho, en 2002 China sólo tenía 1.300 pantallas de cine. Actualmente la cifra es más de diez veces mayor.

A pesar de la apertura del mercado todavía existe una cuota de cine extranjero que llega a los cines chinos, aunque cada vez se abre más la mano e incluso las películas estadounidenses hacen guiños a la cultura china para atraer a un público cada vez más importante. En los últimos años películas como Trasnformers 4 han hecho más dinero en el país asiático que en EEUU. Este guiño del Festival de Shangai a la saga es la previa perfecta para el desembarco promocional que Disney ya planea para dar a conocer su nueva entrega, que prevé romper, también en China, todos los récords de taquilla existentes.

En el pase de ayer del Episodio IV, tal como informa el periódico británico The Guardian, se podía oír en el hall de la sala principal del certamen el tema principal de la película compuesto por John Williams, mientras dans disfrazados de C-3PO y de soldados imperiales llenaban las butacas. Muchos de ellos habían visto la trilogía posterior (que realmente son precuelas), pero nunca habían podido ver las originales que deslumbraron a todo el mundo.

Los representantes de Disney comentaron a la agencia AFP antes del pase que la “la emoción que estaba generando va a ser muy positiva para la franquicia y para la próxima entrega Star Wars: El despertar de la fuerza”.

La compañía también comentó, tras terminar la proyección, la gran recepción que había tenido la película entre los asistentes, aunque en internet comenzaron a circular muchos comentarios críticos hacia el filme. Como el de Xiaosi Buxiang, que en la web china Douban explicaba que los efectos especiales eran espectaculares para 1977, pero que “el diseño de los personajes es fallido”. “La actriz principal no es guapa, el actor tampoco lo es, y las escenas de acción son como una pelea entre niños”, añadía según The guardian, que también destaca el comentario de otro usuario, T-maxdo, que destacaba que mientras en EEUU en 1977 tenían tanta “creatividad” en China “acababan de salir de la revolución cultural y la gente estaba saliendo de una época oscura”.

Disney ha dado con estas proyecciones un nuevo paso en su estrategia de expansión a China, que comenzaba hace un mes con la apertura de su mayor tienda del mundo en Shangai, donde en 2016 también abrirá su primer parque temático en 2016.

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios