Leonor: el lavado de cara de la monarquía española
  1. Cultura
DISPONIBLE EN AMAZON PRIME VIDEO

Leonor: el lavado de cara de la monarquía española

La revista 'Hola!' produce este documental estrenado por sorpresa el pasado fin de semana en Amazon Prime, con testimonios de periodistas y metraje 'oficial' de la Familia Real

Foto: La princesa en una imagen de los créditos de 'Leonor. El futuro de la monarquía renovada'. (Prime Video)
La princesa en una imagen de los créditos de 'Leonor. El futuro de la monarquía renovada'. (Prime Video)

Que la monarquía está en horas bajas no hace falta que lo constaten las encuestas. Con ver 'Leonor. El futuro de la monarquía renovada', el documental producido por la revista 'Hola!' y estrenado de extranjis el pasado fin de semana en Prime Video, queda patente que hasta las voces más cortesanas son incapacer de obviar la desafección ciudadana provocada por los últimos escándalos palaciegos y muchas de ellas, como novedad en el reino, pronostican un futuro inestable para la institución. Tampoco ayudan reportajes como el que publicó recientemente 'Lecturas', en el que la revista del corazón analizó los pros y los contras de un hipotético casamiento entre la hija del rey Felipe y el príncipe Christian, heredero del trono de Dinamarca, ambos con los 15 años recién cumplidos. Quizás la monarquía se haya renovado, pero no algunos de sus súbditos.

Con una Familia Real diezmada por los escándalos, en este documental dirigido por los realizadores desconocidos Raúl García y Daniel Flores, Leonor aparece como la única posible salvadora de la Corona española. Aunque, más que en el género de la no-ficción, 'Leonor. El futuro de la monarquía renovada' entronca mejor con ese tipo de publi-documentales con los que Amazon ha engordado en los últimos años su producción propia, hagiografías entorno a figuras relevantes de la sociedad española -como, por ejemplo, Sergio Ramos-, grabadas por un equipo sin una mirada clara bajo la batuta de un director y que sólo sirven para convencer al ya converso. Porque 'Leonor. El futuro de la monarquía renovada' es una película sin estructura, sin corazón, y que falla en el objetivo primordial de su existencia: el de dar a conocer a la persona detrás de la figura. La única apuesta de renovación viene de mano de unos créditos que repasan la línea de sucesión española al estilo superproducción de HBO.

Leonor en una imagen de archivo. (Prime Video)
Leonor en una imagen de archivo. (Prime Video)

Como dice la periodista María Rey, "no se puede querer a quien no se conoce", y García y Flores fallan a la hora de acercar o cambiar ideas `preconcebidas sobre una adolescente a la que su entorno ha mantenido, en la medida de lo posible teniendo en cuenta su cargo, protegida de focos y miradas indiscretas y maledicentes. La mayor parte de metraje utilizado está al alcance de un 'click' para cualquiera interesado en bucear en los archivos oficiales, una recopilación de imágenes recicladas de actos institucionales varios, desde su nacimiento el 31 de octubre de 2005 hasta la entrega de los últimos Premios Princesa de Asturias, otorgados a mitad del mes pasado. También hay un apartado especial para aquel choque de reinas en Palma de Mallorca, cuando por primera y última vez Leonor pareció salirse de la orden del día con un desplante real que abrió portadas al día siguiente.

Sin la posibilidad de una cámara que actúe como una mirilla al interior de Palacio, a cualquier situación que no esté medida milimétricamente por Protocolo, la única imagen de Leonor que puede formarse el espectador está construida a partir de los testimonios a cámara -alguno con un florero como aureola- de periodistas especializados en información sobre Casa Real, la mayoría procedentes de la órbita del corazón y la crónica social. Poco más que describen el carácter de la princesa -reservada, metódica, responsable- a partir de alguna breve conversación que mantuvieron con ella en tal o cual evento o a raíz de las indagaciones hechas en los mentideros de Zarzuela.

La princesa Leonor en Asturias. (Limited Pictures)
La princesa Leonor en Asturias. (Limited Pictures)

El nivel de profundidad en el perfil de Leonor es tal, que unos y otros se dedican a subrayar como un mantra la timidez de la hija de los reyes, su pasión por el cine, la música -toda- y la cocina. La comparan con su padre, de quien, además del título, parece haber heredado el carácter afable; con su madre, quien le ha inculcado la profesionalidad y la rectitud -"es una madre-institutriz", llegan a decir en un documental en el que la reina Letizia queda retratada como una persona estricta, casi severa-, y con su hermana, a quien describen como mucho más espontánea, "una povorilla".

Insisten las voces en la formación de "la monarca más preparada de la historia de España", título arrebatado a Felipe. Insisten en un sentido de Estado extraordinario para una niña de su edad. Pero entre las imágenes y los análisis es imposible escapar a la sensación de control y determinismo de una adolescente a la que han preparado para ser reina y a la que le han tocado tiempos convulsos. Su educación, paso por paso, estuvo estipulada ya de antemano. Sus círculos de amistades, dicen, no son muchos. Su relación con la familia paterna es fría, sobre todo a raíz del Caso Urdangarín. Con las únicas imágenes disponibles procedentes de actos institucionales, la imagen de Leonor es, también, puramente institucional.

La Familia Real en los Premios Princesa de Girona. (EFE)
La Familia Real en los Premios Princesa de Girona. (EFE)

Por 'Leonor. El futuro de una monarquía renovada' aparecen líderes de opinión como Luis María Ansón y Ana Rosa Quintana, que debaten sobre el futuro de los Borbones en España. Y, para sorpresa quienes esperaban de 'Hola!' una loa acrítica -lo es hacia la adolescente, no hacia la institución-, los vaticinios no son muy halagüeños: "La crisis provocada por el rey Juan Carlos va a tener un impacto importante, sobre todo a corto plazo, porque ha generado una controversia y una polvareda que a la corona no se está sentando bien. La está erosionando", explica el periodista de la Agencia Efe Carlos Pérez Gil. "La Corona es una institución a la que no le gusta, vamos a decir, estar en el centro del debate. Y ahora lo está". "No sé si Leonor será reina de España. Yo creo que es demasiado pronto para responder a esa pregunta".

"Como las cosas sigan así", prosigue Ana Rosa Quintana, "ya veremos si Leonor llega a reinar. Yo no apostaría el 100%. Si hay una nuevas generaciones que no se sienten cercanas a la monarquía, si hay un movimiento popular importante en contra de la monarquía, va a ser muy complicada la continuidad. Pero también Felipe es muy joven y no sabemos qué puede ocurrir dentro de 30 ó 40 años". Ansón es más optimista, y cree que en España ha habido momentos peores y la monarquía se ha sobrepuesto a ellos.

Portada de 'Leonor'
Portada de 'Leonor'

Entre quienes niegan que exista un debate sobre la jefatura de Estado y quienes auguran cambios drásticos, al final queda eclipsada la figura central de una película que se desliza por la superficie y los lugares comunes y que no llega a plantear ningún punto de vista sorprendente, imaginativo o innovador. El regusto final es el de la compasión por una niña de la que tiran unos y otros en direcciones opuestas y en cuyos hombros reposan errores que no son suyos y simbolismos impuestos, viviendo en un artificio y bajo una lupa constantes, que pocos aguantarían.

Documental Monarquía Amazon Prime Video
El redactor recomienda