OBJETIVO: PROTEGERLOS

Hallan en Jaén asentamientos íberos y una villa romana en excelente conservación

Pertenecen a una fase íbera inicial en la que conviven elementos prehistóricos y elementos como el torno de alfarero o la metalurgia

Foto: Las excavaciones en la zona han dado grandes resultados. Foto: Universidad de Jaén
Las excavaciones en la zona han dado grandes resultados. Foto: Universidad de Jaén

Una villa romana y varios asentamientos íberos han sido identificados en las excavaciones arqueológicas que lleva a cabo en el entorno del Giribaile, en el término municipal de Rus (Jaén).

Los trabajos, llevados a cabo por el Instituto de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén (UJA), han dejado al descubierto una serie de vestigios arqueológicos que corren grave riesgo de destrucción por la acción del agua y del expolio arqueológico.

Las excavaciones tenían como objetivo primero documentar los restos que podrían verse afectados por nuevas subidas del nivel del pantano de Giribaile, aunque estos hallazgos han provocado que se vaya a estudiar la manera de protegerlos y ponerlos en valor para que puedan ser visitables.

Villa romana de gran extensión

En su trabajo, los investigadores de la UJA han identificado varios asentamientos ibéricos, de los que actuarán concretamente en cuatro, y una villa romana de gran extensión y complejidad perteneciente al siglo I-II d.C.

"En un 90 por ciento se encuentra en una conservación excepcional e intentamos documentar el mayor número de restos, que están siendo muy prometedores"

En ella, se ha documentado una parte rústica, con hornos de producción cerámica y una almazara de aceite y estancias residenciales, y una parte urbana.

"En un 90 por ciento se encuentra en una conservación excepcional e intentamos documentar el mayor número de restos, que están siendo muy prometedores", explica el investigador José Luis Serrano, que añade que, al tener un estado mejor del esperado: "habrá que evaluar las distintas posibilidades para su conservación".

"El patrimonio que se ha dejado al descubierto es realmente espectacular y hace referencia a una fase íbera inicial en la que conviven elementos prehistóricos, pero donde se introducen elementos como el torno de alfarero o la metalurgia", apunta el director del Instituto de Arqueología Ibérica de la UJA, Manuel Molinos.

Molinos ha señalado la importancia de los restos arqueológicos encontrados, tanto por lo que aporta al conocimiento del patrimonio cultural e histórico de Rus, como para comprender otros enclaves importantes en la historia de la Alta Andalucía, como por ejemplo Cástulo, "ya que estos asentamientos son una iniciativa de esta ciudad ibero-romana, en esos momentos emergente, que tiene como uno de sus objetivos la explotación de los recursos de plata de la zona".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído