Subastadas por 210.600 euros

La carta de Van Gogh y Gauguin sobre sus inspiradoras visitas a los burdeles y el arte

Los dos pintores estuvieron viviendo juntos durante nueve semanas. Lo que comenzó como una convivencia inspiradora, acabó con la amistad de ambos y con el holandés cortándose la oreja

Foto: La carta conjunta enviada en noviembre de 1888 por Vincent Van Gogh y Paul Gauguin. (EFE)
La carta conjunta enviada en noviembre de 1888 por Vincent Van Gogh y Paul Gauguin. (EFE)

El pintor holandés Vincent van Gogh y el francés Paul Gauguin coincidieron durante apenas nueve semanas a finales de 1888 en una pequeña ciudad al sur de Francia, en Arlés, donde los artistas compartieron espacio, ideas, lienzos, pero también chocaron enormemente. Lo que comenzó como una oportunidad y la buena disponibilidad de ambos a trabajar juntos, tanto que al comenzar el periodo se regalaron mutuamente dos autorretratos, acabó con discusiones diarias. Esto provocó que tan solo dos meses después de comenzar su convivencia personal y profesional, los artistas se separaran definitivamente. Fue un breve periodo marcado por las asiduas visitas a uno de los burdeles de la localidad.

"Es probable que acabemos por ir a trabajar a menudo allí", le contaba Van Gogh en una carta conjunta con su compañero francés al también pintor Émile Bernard. En total son cuatro hojas manuscritas en las que reflexionaban sobre su arte y sobre sí mismos.

Un siglo y medio después, la casa de subastas Drouot la vendió este martes en París por 210.600 euros. La carta estaba firmada desde Arlés y, según Drouot, permite descubrir cuánto se admiraban e influían mutuamente, a pesar de tener estilos diferentes.

'Van Gogh pintando girasoles', por Paul Gauguin (1888)
'Van Gogh pintando girasoles', por Paul Gauguin (1888)

La misiva adquiere más valor cuando se conoce que la unión de ambos durante este tiempo que comenzó el 23 de octubre acabó con Van Gogh automutilándose. El 23 de diciembre, justo dos meses después, los artistas tuvieron un altercado que, según cuenta Gauguin en sus memorias, dio origen a una de las explicaciones que se han dado acerca de la pérdida de la oreja izquierda.

Tras una fuerte discusión, el holandés le amenazó y persiguió con una navaja barbera por la casa, que había decorado y pintado especialmente para la llegada de Gauguin. Esa misma noche, Van Gogh se cortó la oreja, la envolvió en un paño y se dirigió al burdel que frecuentaba con su compañero y se lo 'regaló' a una prostituta. Después de este episodio, Gauguin dejó Arlés con rumbo a París y no volvió a tener contacto con Vincent.

"Ese documento refleja la inmensa lucidez de esos artistas en cuanto al cambio que sucede en torno a ellos: son plenamente conscientes de que su arte marca un punto de inflexión y que solo lo entenderán las futuras generaciones", añade la compañía en su comunicado.

Ese documento refleja la inmensa lucidez de esos artistas en cuanto al cambio que sucede en torno a ellos

A pesar de su fragilidad, Drouot considera que es una pieza "excepcional", no solo por juntar a "dos inmensos pintores", que se habían conocido por primera vez en París dos años antes, sino también por su certeza de que su pintura "iba a revolucionar el arte de las siguientes generaciones".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído