historia

Vida y muerte del FRAP: el ministro, el dramaturgo y el padre de Pablo Iglesias

Breve historia del grupo terrorista en el que, según la popular Cayetana Álvarez de Toledo, habría militado el progenitor del líder de Unidas Podemos

Foto: Propaganda del FRAP.
Propaganda del FRAP.

El 1 de mayo de 1973, día del trabajo, se produjo una manifestación contra el régimen franquista en la que destacó el entonces recién fundado FRAP, el Frente Revolucionario Antifascista y Patriota. Una parte de los manifestantes, convocados por el Partido Comunista de España (marxista-leninista) -una escisión radical del PCE-, CCOO y el propio FRAP, se concentró en la plaza de Antón Martín en donde fue asesinado a puñaladas Juan Antonio Fernández Gutiérrez, inspector jefe de la Brigada Político Social. Fue el primer asesinato de la organización terrorista, que reivindicó la autoría unos días después. El cortejo fúnebre lo encabezó el general Carlos Iniesta, “duro entre los duros”, según el historiador Paul Preston, y en ese momento director de la Guardia Civil. Iniesta, con escaño en las cortes franquistas y uno de los pocos que votarían después en contra del denominado haraquiri que pergeñó Torcuato Fernández Miranda para acabar de desmontar el régimen, escenificaba la gravedad del atentado.

[El rapero sevillano que ha vendido 15.000 libros: "Me alucina Vila-Matas"]

En ese momento, el padre del ahora vicepresidente Pablo Iglesias, como él mismo ha asegurado, formaba parte del grupo terrorista FRAP, al igual que buena parte de los afiliados al Partido Comunista en los años previos a la muerte de Francisco Franco y la inmediata Transición.

Vida y muerte del FRAP: el ministro, el dramaturgo y el padre de Pablo Iglesias

Esta es la razón por la que la diputada del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, ha respondido a Iglesias —que se dirigió a ella como “marquesa”— espetándole que su padre era un “terrorista”. El padre de Iglesias fue detenido y condenado durante el régimen franquista por repartir propaganda clandestina del grupo terrorista FRAP. Aunque diversos medios le acusaron hace años de haber participado precisamente en el asesinato del inspector de la Brigada Político Social —entre ellos, el periodista y ahora miembro de Vox Herman Terstch—, nunca se ha probado su participación en el asesinato.

En casa de Arthur Miller

Un tribunal condenó de hecho a Hermann Terstch por "intromisión ilegítima". Sin embargo, la pertenencia al FRAP del padre del vicepresidente no solo consta en los registros policiales de la época sino que el propio vicepresidente del Gobierno lo ha reconocido públicamente. El FRAP, aunque no llegó a la virulencia del Grapo, el grupo terrorista más activo de la ultraizquierda durante la Transición, tuvo sus minutos de miseria arrebatando vidas. Nació en la casa parisina del dramaturgo estadounidense Arthur Miller a instancias de Julio Álvarez del Vayo, quien fuera ministro de Estado en el bando republicano con Largo Caballero y Negrín durante la Guerra Civil. Lo explica Pedro J. Ramírez en su olvidado ‘El año que murió Franco’ —reedición de La Esfera, 2015—.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado por su padre, Javier Iglesias. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, acompañado por su padre, Javier Iglesias. (EFE)

“Vayo fue durante la Segunda República el hombre de Moscú en España, e invoca como prueba de ello las presiones ejercidas por la embajada soviética para que llevara las relaciones exteriores del Gobierno Negrín. Alineado junto con Largo Caballero en el ala radical del PSOE y fiel defensor de la ortodoxia marxista-leninista, buena parte de su universo se resquebraja cuando en 1956 Kruschev impone el revisionismo en la Unión Soviética".

Luis Eduardo Aute compuso 'Al alba' en memoria de los últimos condenados a muerte por el franquismo: terroristas de ETA y FRAP con delitos de sangre

"Con los ojos puestos ya en China y Albania, y una cierta obsesión por la lucha armada rondándole la cabeza, Vayo funda el Frente Español de Liberación en 1964 y el FRAP en 1971". Más concretamente, el FRAP en el que militara el padre del vicepresidente se fundó nada menos que en el piso parisino del dramaturgo estadounidense Arthur Miller. Poco después, reafirmaría su vocación de violencia revolucionaria. Estaba en su manifiesto de fundación. No podía engañar a nadie.

Amnistía general

Dos años después del asesinato a cuchilladas del inspector de la Político Social, Rosa León cantaba, ya en 1975: “Presiento que tras la noche / Vendrá la noche más larga /Quiero que no me abandones /Amor mío, al alba”. La letra y la música de 'Al alba' eran obra del recientemente fallecido Luis Eduardo Aute. La canción se acabó popularizando por medio de Rosa León como respuesta a la condena a muerte de los terroristas de ETA y del FRAP, tal y como explica Luis GarcIa Gil, autor de 'Aute, lienzo de canciones' (Milenio). Fueron los últimos fusilados por el franquismo apenas unos días antes de que falleciese Francisco Franco. Una bonita letra para una melodía de violencia, la tónica de la no tan pacífica Transición que se impondría después. Los miembros del FRAP que murieron aquella noche habían participado, según los tribunales franquistas, en los asesinatos a sangre fría de un miembro de la policía armada y de un guardia civil.

En los coletazos de la dictadura, crecía desbocada la serpiente sanguinaria de ETA además del Grapo. El FRAP, en cambio, se deshizo prácticamente con la Transición. Para entonces, todos los presos de ETA, Grapo y FRAP, los primeros con delitos de sangre, fueron amnistiados y excarcelados durante un proceso, entre 1976 y 1978, que pretendía poner punto y final a la barbarie. No sirvió de nada, ETA recrudeció su actividad asesina. Mató más y con más saña en los ochenta, hasta alcanzar su récord de víctimas en el año 82. El Grapo se convirtió con los años en un grupo puramente criminal sin ninguna pseudojustificación política.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
66 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído