CRÓNICA NEGRA Y LITERATURA

¿Qué pasó en las 'Bodas de sangre'? Carmen de Burgos contra Federico García Lorca

El 22 de julio de 1928 el crimen de Níjar ocupó también portadas y se hizo universal por 'Las bodas de sangre', del poeta. Pero hay otra versión de los hechos menos conocida

Foto: Detalle de portada de la edición de 'Bodas de sangre', de Federico García Lorca, en Alianza Editorial
Detalle de portada de la edición de 'Bodas de sangre', de Federico García Lorca, en Alianza Editorial

Estos días los medios de comunicación no dejan de hablar de la muerte del niño Gabriel Cruz en Rodalquilar (Almería), zona bastante conocida por estar encuadrada en el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar. El jurado popular que juzga a la única acusada de la muerte escucha, además de a esta, a testigos, peritos, cuerpos de seguridad. Contradicciones, suposiciones, conjuras, llantos e indignación llenan portadas y titulares de medios e informativos. El drama, la furia y la indignación vuelven a estar presentes en la zona, como si el tiempo se hubiera detenido.

Quizás para contrarrestar todas esas imágenes sea preciso recordar los relatos que describió a finales de los años 50 Juan Goytisolo, tras un viaje en autobús acompañado por un desconocido Vicente Aranda, o los del hispanista Gerald Brenan, que con anterioridad nos acercó a 'Al sur de Granada' y más tarde José Ángel Valente, que ya instalado en la zona nos deleitó con dos publicaciones, una de ellas, 'Campo y Calas', fue fruto de la colaboración con la fotógrafa suiza Jeanne Chevalier, y es una de las referencias literarias relacionadas con este emblemático entorno almeriense.

Los que no han tenido la oportunidad de leer esos relatos ni la fortuna de visitar esos parajes, quizás hayan tenido la posibilidad de reconocerlos y es incluso posible que les resulten familiares, ya que sus calles, parque y acantilados han sido escenario de películas y series populares como 'Lawrence de Arabia' e 'Indiana Jones' o 'El bueno, el feo y el malo' y 'Los hombres de Paco'.

Vista del Cortijo del Fraile. (Colin C. Wheeler)
Vista del Cortijo del Fraile. (Colin C. Wheeler)

La visita de Goytisolo dio lugar a 'Campos de Níjar' (1959) donde con reiteración menciona espacios abandonados, ermitas y cortijos como el de Los Albaricoques, que con toda seguridad tendría bastante similitudes con el Cortijo del Fraile, donde un 22 de julio de 1928 tuvo lugar el crimen de Níjar. Aquel suceso ocupó también portadas y páginas de la época, haciéndose universal por la aproximación que al mismo hizo Federico García Lorca en 'Bodas de sangre', popularidad que aumentó con una saga de películas, espectáculos de danza y óperas basadas en la obra del poeta granadino.

Un cortijo traicionero

Recordemos los hechos. En la mencionada noche de julio de 1928 se va a celebrar la boda entre Francisca Cañada Morales y su novio Casimiro Pérez Morales. Poco antes de la ceremonia ella huye con su primo Francisco Montes Cañada a lomos de una mula, cuando apenas han recorrido ocho kilómetros, Francisco es abatido y ella fingiéndose muerta, logró salvarse. Los asesinos son detenidos y condenados. De estos lances surgen versiones dispares, épicas misteriosas que hoy en día siguen sin desentrañarse; la verdad se la llevaron a la tumba sus protagonistas.

Una imagen de Carmen de Burgos, también conocida como 'Colombine', una de las principales feministas españolas.
Una imagen de Carmen de Burgos, también conocida como 'Colombine', una de las principales feministas españolas.

'El Caso' (semanario especializado en noticias de sucesos, para los que no lo conozcan), comentaba en una crónica del 22 de octubre de 2014 que los supervivientes, vecinos durante años, nunca volvieron a hablarse. Recientemente, en 2015, Josefina Góngora Pérez, sobrina nieta de Francisca Cañadas, publicó 'Amor y traición en el Cortijo del Fraile' donde relataba “su verdad” sobre lo sobrevenido.

La mencionada dramaturgia de Lorca es sobradamente conocida y aclamada, pero no fue la única basada en aquellos sucesos. Con anterioridad Carmen de Burgos publicó la novela 'Puñal de claveles', que aún hoy sigue siendo bastante desconocida e ignorada. Entre ambas obras existen algunas coincidencias y singulares diferencias, más allá de las puramente literarias o las estructuras narrativas.

La realidad es del color de quien la pinta

El mayor punto de encuentro es sin duda que las dos están basadas en hechos reales, aunque disten bastante las formas de tratarlos. En aquel verano en el que acontecieron los hechos, los dos autores vivían en Madrid, por lo que es de suponer que debieron de documentarse por la prensa para dar forma a sus relatos, no viviendo lo ocurrido desde la cercanía.

La afirmación anterior no debe impedir aventurar e interpretar que de Burgos se ciñe más a los ambientes y entornos que acompañan las diversas situaciones ya que era natural de Almería, pasando su infancia y juventud en la misma Rodalquilar algo que ya había reflejado en publicaciones como 'Los inadaptados' (1909) o 'El último contrabandista' (1918) dentro de una serie conocida como “Novelas del ciclo de Rodalquilar”, donde también publicaron Joaquín Belda o Concha Espina.

A la edad de dieciséis años la almeriense contrajo matrimonio con el hijo del gobernador de la provincia, catorce años mayor que ella, maridaje que desde el primer día estuvo condenado al fracaso dadas las infidelidades continuas de él –pública era su relación con La Calandria, cantaora y bailaora de flamenco–, su comportamiento violento y la tragedia por la muerte de tres de sus cuatro hijos. Con veintiséis años se traslada a Madrid acompañada de su hija. Todas estas vivencias van a estar muy presentes en su vida y trayectoria, posicionándose continuamente en defensa de la libertad y de la igualdad.

En pleno parque natural Cabo de Gata-Níjar se ubica 'El Playazo' de Rodalquilar. (Efe)
En pleno parque natural Cabo de Gata-Níjar se ubica 'El Playazo' de Rodalquilar. (Efe)

Lo anterior hay que tenerlo presente para comprender algunos de los desencuentros entre 'Puñal de claveles' y 'Bodas de sangre,' singularmente en lo referente al centro y desarrollo de las tramas. De Burgos se ciñe más a lo ocurrido, la huida de la novia antes de la boda, mientras que el poeta granadino los sitúa después de una ceremonia que nunca llegó a producirse.

Casarse: puro negocio

Muchas de aquellas bodas entre personas de clases sociales diferentes eran un acontecimiento, ya que podría suponer un progreso real y económico para algunas de las familias, habitualmente las de ellas. Esta circunstancia que hacía que los matrimonios entre “señores de cierta edad” y “señoritas mucho más jóvenes” fueran reiterados. En la mayoría de las ocasiones había un sentimiento de cariño –más que de amor– entre personas que se prometían ante el altar amor eterno. En las dos obras esto parece evidente. En 'Puñal de claveles' es explícito: la novia huye precipitando los acontecimientos, mientras que en el segundo acto de la obra lorquiana la protagonista no muestra especial interés en abrir los regalos que el novio y la madre han traído tras la petición de mano correspondiente, la aceptación de ella y la bendición del padre; en un momento dado la criada afirma “parece como si no tuvieras ganas de casarte”. No es la única muestra de duda, el día antes de la boda cuando la criada está peinando a la novia y conversando sobre el matrimonio, la prometida no puede evitar su disgusto arrojando al suelo la corona que porta.

La prometida no puede evitar su disgusto arrojando al suelo la corona que porta.

En ambas narraciones las tradiciones y la presión social son innegables, siendo abordadas de manera diferente. Mientras de Burgos plantea una salida social y emancipadora, nadie debe casarse por obligación o interés, pasar de la cárcel del padre a la del marido, de cariz indudablemente feminista, Lorca se acerca más a la honra y la compostura, el novio –ya marido– se siente engañado, clama venganza, universos diferentes que tienen que ver con la realidad y experiencias particulares de los autores.

Cinco años de nada

Es conveniente recordar algunas fechas para evitar algunas controversias. Los acontecimientos ocurrieron en 1928, la novela de Carmen de Burgos fue publicada a finales de 1931, poco antes de la muerte de la escritora (1932), la tragedia lorquiana ve la luz en papel en 1935, dos años después de su estreno en el madrileño Teatro Beatriz, cronología que evidencia que ella no pudo conocer la obra del granadino, ni por la tanto verse influenciada por la misma, mientras que él podría haber leído la novela, algo de lo que tampoco existen evidencias.

Ramón Gómez de la Serna, presidiendo la tertulia del Café del Pombo, 1932
Ramón Gómez de la Serna, presidiendo la tertulia del Café del Pombo, 1932

Mientras que la vida y obra de Federico García Lorca es de enseñanza obligatoria, la de Carmen de Burgos sigue estando bastante oculta. Su infancia, el frustrado matrimonio, la llegada a Madrid sola con su hija o la relación con un jovencísimo Ramón Gómez de la Serna, diecinueve años más joven que ella, son parte de una vida personal proyectada en sus obras y en sus actividades públicas.

Primera periodista española

Estudió magisterio por las noches, a escondidas de su marido. Colombine, como también era conocida, fue la primera mujer en trabajar como periodista en la redacción de un periódico de nuestro país, 'Diario Universal.' Cubrió como primera corresponsal de guerra la guerra de Marruecos desde el frente de batalla para El Heraldo de Madrid. Escribió cientos de artículos de prensa, biografías, novelas cortas y largas, impartió conferencias y viajó por diferentes países. Montó su propia tertulia, El salón de Colombine, editando también su propia publicación: La revista crítica. Luchadora y defensora del divorcio y del derecho al voto de las mujeres, ingresó en el PSOE en 1910 encabezando la Agrupación Femenina Socialista de Madrid, organización que abandonó por las discrepancias sobre el sufragio femenino.

En 1915 funda y preside la Cruzada de Mujeres Españolas

En 1915 funda y preside la Cruzada de Mujeres Españolas, organizadoras de la primera manifestación feminista de nuestro país, que concluyó en el Congreso. Presidió también la Liga Internacional de Mujeres Ibéricas e Iberoamericanas, fue fundadora y Gran Maestre de La Logia del Amor. Con la llegada de la República ingresa en el Partido Radical Socialista de Marcelino Domingo y Álvaro de Albornoz, donde militó brevemente, ya que el 8 de octubre de 1932 y tras participar en un acto en el Círculo Radical Socialista, sufrió una parada cardiaca que le ocasionó la muerte.

Muchas de esas vivencias y experiencias se reflejan en 'Puñal de claveles', donde el ansia de libertad e igualdad y la ruptura de moldes y tradiciones triunfan sin castigo, acercándonos a la didáctica, la pedagogía y al realismo naturalista de la Generación del 98 con la que de Burgos tuvo singular relación, mientras la obra de Lorca se centra más en lo poético y lo simbólico, relegando el realismo a un papel secundario, algo habitual entre algunos de los integrantes de la Generación del 27.

El crimen de Níjar sirvió para reflejar los universos de dos de los más grandes creadores andaluces, uno sobradamente conocido, la otra aún por conocer.

Triste liderazgo

Para acabar, un último dato sobre Colombine. Al finalizar la Guerra Civil formó parte de la primera lista de autores prohibidos por la dictadura franquista. Concepción Núñez Rey, responsable de la edición de 'Puñal de claveles' (Junta de Andalucía, 2010), señala que la misma la encabezaban Zola, Voltaire, Rousseau, Gorka y Sinclair Lewis; de Burgos tiene el triste privilegio de ocupar el primer puesto de mujeres prohibidas, el noveno del cómputo general.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios