películas

La cartelera del fin de semana: si vas al cine y no sabes qué estrenos ver... pincha aquí

Reseñamos 'Quien a hierro mata', 'Anna' y 'El hotel a orillas del río'

Foto: Fotograma de 'Quien a hierro mata'. (Sony Pictures)
Fotograma de 'Quien a hierro mata'. (Sony Pictures)

Comprar entradas de cine, aprovisionarse de palomitas y refrescos y acomodarse en la butaca es una legendaria tradición que resucita cada fin de semana en nuestras salas, pero la cartelera no da tregua, los estrenos se suceden, las películas se multiplican. ¿Qué vemos en la sesión golfa de este sábado? ¿Y el domingo, después de echar la siesta? Los críticos de El Confidencial han visto los tres films más importantes estrenados este viernes y ofrecen su opinión. Sin trampa ni cartón. No se lo agradezcan, es su trabajo.

Son 'Quien a hierro mata', 'Anna' y 'El hotel a orillas del río'.

'Quien a hierro mata'

Desde su estructura de 'thriller', la película dibuja con atino los cambios en las dinámicas de poder en el tráfico de drogas. En este sentido, 'Quien a hierro mata' no pretende tanto profundizar en los pormenores de estas transformaciones como otorgar vigor así al desarrollo del 'thriller' a través de las amenazas exteriores, los escenarios cambiantes y las dobles traiciones. Aquí, el guion abusa por momentos de los recursos más efectistas del género, sobre todo cuando aprieta la tensión a través de ciertas situaciones contrarreloj en las que se ve metido el protagonista y de las que se salva gracias a unos giros argumentales un tanto forzados. Para compensar, la sorpresa casi final que se reservan los guionistas, Juan Galiñanes y Jorge Guerricaechevarría, resulta de una astucia digna del personaje que la urde y guarda una retranca amarga a la altura de la vocación desencantada del filme.

[Sigue leyendo la crítica de 'Quien a hierro mata' aquí]

'Quien a hierro mata'. (Sony)
'Quien a hierro mata'. (Sony)

'Anna'

Probablemente a quien le haya gustado 'Hobbs and Shaw' también le entretenga 'Anna'. Al fin y al cabo, su genoma es el mismo: un engarzado continuo de escenas de acción, cierta dosis de humor —en este caso, a cargo del personaje de Helen Mirren— y la contemplación de la carne perfectamente esculpida. El espectador masculino medio fantaseará con acostarse con ella; la espectadora femenina medio fantaseará con parecerse... y acostarse con ella de paso. Así todos contentos. Y el director más, que si se lleva una alegría en taquilla habrá sido con la ley del mínimo esfuerzo.

[Sigue leyendo la crítica de 'Anna' aquí]

Sasha Luss es 'Anna'. (eOne)
Sasha Luss es 'Anna'. (eOne)

'El hotel a orillas del río'

Gran parte de 'El hotel a orillas del río' debería resultar familiar a todo aquel que tenga cierto conocimiento de la filmografía de Hong: ahí están las mesas salpicadas de botellas vacías de alcohol, el clima gélido, los personajes cineastas, los largos planos puntuados por repentinos 'zooms' y los apuntes autobiográficos velados, entre otros elementos. Asimismo, como de costumbre cuando hablamos del cine del coreano —especialmente desde que empezó a hacer ficciones de bajo presupuesto con tanta rapidez que la mayoría de los espectadores somos incapaces de seguirle el ritmo—, la película da la impresión de ser una obra imprevista y sin pretensiones, casi improvisada, cuando en realidad está dotada de gran perspicacia psicológica y evidencias de un férreo dominio formal. Y, en última instancia, en ella encontramos casi todo aquello por lo que la obra de su autor es generalmente aclamada: sus audaces reflexiones sobre la confusión y la falta de comunicación; los desencuentros y las situaciones incómodas que se disimulan a través de pequeños gestos aparentemente cordiales; los personajes imperfectos que nunca se sienten completamente cómodos los unos con los otros o en su propia piel...

[Sigue leyendo la crítica de 'El hotel a orillas del río' aquí]

'El hotel a orillas del río'
'El hotel a orillas del río'

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios